Parte 1

2.3K 103 0

Zayn estaba listo a poner a Niall sobre sus rodillas y azotar el culo del hombre hasta que viera la verdad. —Tú eres mi compañero, Niall. Te tomo como eres, diabético, vampiro, o con un extraterrestre a cuadros con tentáculos saliendo de tu pequeño y lindo trasero. No importa para mí. Lo que me importa es que el destino me dio a ambos, y pienso cuidar muy bien de los dos.

«Maldita sea».

¿Por qué Niall lucía como si estuviera a punto de llorar otra vez? Zayn no estaba seguro de si alguna vez entendería al hombre. Cuando Niall estaba molesto, lloraba. Cuando Niall era feliz, lloraba. Zayn brevemente se preguntó si iba a ver lágrimas en los ojos de su pareja si él lo follaba hasta el próximo siglo.

Suspirando interiormente, Zayn sabía que era algo a lo que se acostumbraría. Niall era sensible. No le importaba tener un compañero sensible. Sólo odiaba ver lágrimas en los ojos del hombre. Se sentía impotente cuando Niall parecía a punto de llorar. Quería matar al dragón que hizo llorar a su compañero.

Pero ¿cómo podría asesinarse él mismo?

Uf, esto era complicado.

—Esa es la cosa más dulce que he escuchado —dijo Niall cuando sonrió, limpiándose la cara.

—¿Y yo soy hígado picado? —preguntó Liam.

Niall hizo una cara simpática mientras tiraba a Liam a sus brazos, con una sonrisa deslumbrante cuando mordisqueó a Liam en la barbilla. —Nunca. Para mí tú dices las mejores cosas también.

—Mejor adúlame —murmuró Liam mientras agarraba el culo de Niall, tirando del hombre más cerca mientras estrellaba sus labios contra los de Niall.

Joder, si la vista no tenía a Zayn con la polla dura como una roca en cuestión de segundos. Había visto a los dos hombres tener relaciones sexuales anteriormente, y Zayn siempre había deseado que ser parte de su acoplamiento. Sin duda se iba a asegurar de ser parte de la química que podía ver entre los dos hombres antes de que la noche hubiese terminado.

Además, aún tenía que terminar de reclamar a un compañero.

Zayn podía sentir la chispa de lujuria en el aire, incluso antes de que Liam liberara a Niall y se volviera a mirarlo. Prácticamente estaba salivando y lamiéndose los labios mientras observaba a Liam girar a Niall en sus brazos y tirar la espalda del hombre contra su pecho. Se inclinó sobre Niall y arrastró su mano por el pecho finamente esculpido de su amante.

—¿No es hermoso, Zayn? —preguntó Liam mientras despojaba de la camisa el cuerpo de Niall. Incluso a través de la camisa de algodón fino, el cuerpo de Niall era una obra de arte, pero sin ella, era aún más hermoso.

Zayn asintió rápidamente, tragando saliva.

—Es tuyo ahora, ya sabes. Tuyo y mío.

Zayn subió la mirada para encontrar la de Liam. —Tuyo y mío —repitió Zayn sintiendo como si estuviera en una especie de aturdimiento hipnótico.

—No tienes que quedarte afuera más y ver a través de la ventana cuando Niall y yo montamos un espectáculo para ti. —La sorpresa en los ojos de Zayn le dijo a Liam que el hombre no se había dado cuenta de que habían estado montando un espectáculo—. Puedes jugar, también.

—Ohhh —gimió Niall—. Me gusta jugar.

«¡Mierda!» Niall iba a enviar a Zayn a un infarto. El pecho del hombre subía y bajaba tan rápido que Liam se preocupó porque Zayn pudiera hiperventilar. Y eso realmente sería un asco, sobre todo ahora que todos estaban en la misma onda.

—Niall, amor —murmuró Liam al oído de Niall, hablando lo bastante alto para que Zayn lo escuchara—. ¿Por qué no le muestras a Zayn lo que puedes hacer con esa perfecta boquita tuya?

Niall se dejó caer de rodillas y alcanzó la cremallera de los pantalones de Zayn. El cuerpo de Zayn corcoveó cuando su polla fue sacada de sus pantalones y envuelta por Niall. Comenzó a estirar la mano hacia Niall y luego se detuvo, dejando caer las manos a los costados mientras las cerraba en puños apretados.

Liam sonrió mientras caminaba por detrás de Zayn y acarició con sus manos la espalda musculosa del hombre. —Se siente bien, ¿verdad, Zayn? —susurró en el oído de Zayn justo antes de dar un pequeño mordisco con los dientes—. Niall podría chupar el cromo de un enganche de remolque.

Oh, diablos, sí, podría. Sintió los labios de Niall apretar alrededor de la cabeza de su polla, y luego el hombre comenzó a chupar, sus mejillas se ahuecaron, su lengua estaba trazando las venas en el eje de la polla de Zayn.

Maldita sea, él era bueno.

—Zayn, mírame.

Los ojos de Zayn subieron bruscamente hacia Liam. El hombre se había dejado caer de rodillas detrás de Niall. Mientras Zayn miraba, Liam despojó de sus pantalones el

cuerpo de Niall y luego levantó el culo de Niall en el aire, inclinándolo hacia un lado para que así Zayn tuviera una vista completa del espectáculo.

Liam deslizó su mano entre los muslos de Niall a su pequeño capullo apretado. El aliento de Zayn quedó atrapado en su garganta mientras miraba el dedo de Liam en el agujero de Niall y luego empujarlo hasta el nudillo.

Liam movió su dedo en el culo de Niall, estirando la apertura de su compañero lo suficiente para forzar dentro otro dígito. Lo sacó todo el camino hacia atrás y empujó de nuevo adentro, follando a Niall con sus dedos. Las caderas de Niall comenzaron a moverse. Oír el gemido sensual que se derramó de la boca de Niall mientras era estirado causó que la propia polla de Zayn doliera y palpitara.

—Jódeme —gimió Zayn.

Liam sonrió por encima de su hombro. —Hay mucho tiempo para eso después de que folles a Niall.

—Yo... uh... —Zayn miró a Niall. Quería joder a Niall con una desesperación que rayaba en la obsesión, pero también quería seguir sintiendo a Niall chupándolo. Y entonces quería joder a Liam.

—Está listo para ti, Zayn.

Zayn se mordió el labio mientras observaba a Liam pararse y caminar hacia la cama, desnudándose mientras iba. En el momento en que llegó a la cama, él estaba totalmente desnudo. Se sentó en el borde y luego se deslizó al otro lado del colchón, agarrando su polla en la base.

—Oh, Niall —cantó—. Tengo algo para que juegues, amor. Y, si eres realmente bueno, Zayn te joderá mientras me la chupas.



Niall en Medio¡Lee esta historia GRATIS!