Capítulo 30 MARATON 1/3

3.7K 325 72

Jill's POV.

(Día en el que Daryl se fue por los medicamentos)

Luego de despedirme de Daryl me fui corriendo ya que no quería verlo partir, me dirigí hacia mi celda y cerré los ojos quedándome totalmente dormida.

Abrí los ojos lentamente, me sentía un poco mareada así que me levanté y comencé a caminar por la prisión, en el comedor estaba Carl sentado en una silla con los ojos cerrados, creo que estaba durmiendo.

Me senté en una silla a su lado, suspiré. Todo estaba bastante tranquilo.

-Jill, ¿Qué tal estás?- me preguntó Hershel apareciendo por la puerta que daba salida al patio.

Le sonreí-Estoy bien, he estado algo cansada últimamente pero supongo que es normal.- al terminar de hablar agaché la cabeza, no planeaba esto.

-Debes saber con certeza si lo estás.- Hershel se sentó junto a mi, asenti un poco.

-Lo se, no lo he hecho antes por que no quería que Daryl lo supiese.- respondí.

-Lo entiendo, pero ahora el no está en la prisión.- dijo mientras se levantaba de la silla- No pierdas la oportunidad.

Sonreí mientras asentía-No lo haré, gracias Hersh.-le dije mientras me paraba y lo abrazaba.

Luego del abrazo Hershel se fue hacia el bloque donde estaban los que tenían el virus, sólo eran tres personas pero sabía que Hershel cuidaba a Sasha a pedido de Tyreese.

Iba a subir las escaleras hacia la celda de Merle pero sentí un llanto en el baño, frunci el ceño y entré.

Una persona estaba sentada en el suelo mientras sollozaba, al acercarme más y sentarme junto a ella observé que se trataba de Tiffany, la chica con la que había entablado una conversación varias veces.
La pobre muchacha estaba sola por culpa del gobernador.
El había matado a su madre.

-¿Qué ocurre?- le pregunté mientras movía un poco el cabello de su cara hacia atrás.

-Yo...creo que tengo el virus.- habló bajo mientras lloraba aun más fuerte- No quiero morir como Patrick.-dijo sin dejar de llorar mientras me abrazaba más fuerte.

-Eso no pasará, tranquila. Vas a estar bien, sólo debes dejar que te atiendan.- ella asintió con la cabeza mientras intentaba parar de llorar.- Se que tienes miedo, todos lo tenemos, pero eso no es malo, puedes mejorarte cariño, sólo debes dejar que te ayuden ¿bien?

-Si.- respondió- Sólo qué, estoy sola....si muero nadie llorará por mi.- lloró otra vez, me partía el corazón saber que ella estaba tan triste.

-Siempre contarás con mi ayuda, no estás sola cielo.- le sonreí mientras frotaba su espalda despacio- ¿Ves esta pulsera?- señalé la pulsera en mi muñeca, ella asintió.-Me la regaló mi hermano hace varios años y desde entonces no me la he quitado jamás...¿pero sabes que?- Tiffany negó con la cabeza mientras me miraba atenta- te la regalaré, como muestra de que eres importante para mi y por eso no dejaré que nada te pase.- sonreí mientras me quitaba mi pulsera y se la colocaba a ella.

Tiffany me abrazó aun más fuerte.

-Muchísimas gracias Jill, eres muy buena.- me dijo mientras se paraba de allí y se iba tosiendo.

Sonreí, ella me caía muy bien y sabía que se iba a salvar.

Sólo era cuestión de fe.

Carol's POV.

Me encontraba detrás de la puerta del baño con una mueca de confusión y tristeza, una chica le había confesado a Jill que tenía el virus.
Posiblemente moriría pronto y nos intentaría matar a todos nosotros.

Me alejé de la puerta al escuchar como la chica iba a salir.

Al hacerlo pude verla demasiado pálida y tosiendo.

-¿Tienes el virus?- le pregunté, aunque ya sabía la respuesta.

La chica me miró asustada, bajó su vista hacia su muñeca, la cual tenía una muy linda pulsera, levantó la cabeza con una mirada más confiada y asintió.

-Lo tengo, pero se que vendrán pronto con medicamentos y estaré bien.- intentó sonreír mientras tapaba su boca para toser.

Asentí con la cabeza y me aleje de ella, mientras cocinaba la cena pensaba sobre todo lo que estaba sucediendo.

Habia llegado a la conclusión de que no dejaría que nadie más muriera por ese maldito virus.
Sería capaz de hacer cualquier cosa con tal de que este mismo no se exparciera por toda la prisión, enfermandonos a todos.

Suspiré, vi como todos se iban sentando en la mesa para poder cenar, sonreí hacia ellos.

Jill estaba riendo junto a Carl.
Una vez servida la cena fui hacia mi celda, debía planear como haría las cosas.

Jill's POV.

Luego de cenar y despedirme de todos fui hacia mi celda para buscar un abrigo, iría a buscar una prueba de embarazo.
Sabía que era peligroso salir durante la noche pero si no aprovechaba ahora que Daryl no estaba para cuestionarme no sabia cuando podría ir.

Una vez lista salí de la prisión encontrandome con Carol en el patio, frunci el ceño.

-¿Qué haces aquí?- pregunté, Carol se sobresaltó y se giró a verme nerviosa.

-¿Qué haces tu aquí? Creí que todos dormían.- respondió mientras metía sus manos en los bolsillos de su abrigo, hacia un poco de frío.

-Te lo diré, promete no decirle a nadie y por favor ayúdame.- le dije rápidamente mientras echaba un vistazo por el patio para estar segura de que no había nadie.

Ella asintió-Lo prometo.

-Creo que estoy embarazada.- murmuré-Necesito estar segura.

Carol abrió su boca enorme por la sorpresa-Yo....¿Daryl lo sabe?

Negué frenéticamente con la cabeza-Por favor ayúdame a salir.- rogué.

Ella asintió no muy convencida y me guió a donde habían dos carros estacionados.

-Llévate cualquiera, nadie lo tomará en cuenta.- dijo, asenti y abrí la puerta rápidamente mientras me subía en este.

Carol se fue corriendo para abrirme el portón, encendí el coche mientras me dirigía hacia la entrada.

-Cuidate Jill, haré como si nunca te vi salir.- me avisó mientras golpeaba un poco el coche, le sonreí y asentí agradecida.

Carol abrió el portón y rápidamente sali, varios caminantes golpearon el coche poniéndome aun más nerviosa de lo que ya estaba.

Uffff, sería una noche larga.

Bueno, quiero pedirles perdón si las asusté con el capítulo anterior, quería darle un poco más de drama a la novela y esta fue una de las ideas que se me dieron al inicio de la novela.

Con respecto a los comentarios, les agradezco a las chicas que comentaron y que nunca antes lo habían hecho, muchas gracias♡

También les agradezco a las que siempre comentan, por que nunca faltan sus hermosos comentarios pidiendo que la siga y haciéndome reír.

Y también les doy las gracias a las que me insultaron, se enojaron y dejaron de leer la novela.

Simplemente las adoro, de verdad♡

Por eso mismo les haré un pequeño maratón.

(Quiero aclarar que se muy bien que los insultos fueron cariñosos :'D yo también hubiese insultado a la escritora si mataba a Jill)

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!