Two.

12.8K 661 8

Me estaba vistiendo para acompañar a mi mejor amigo a uno de sus combates,así es,André es boxeador.

No me apetece para nada salir,pero quiero apoyarle,sí gana conseguirá patrocinadores entre otras cosas.

Me pongo unos pantalones color salmón,una sudadera negra y unas bambas a juego con la sudadera.

Me despido de la gente de mi casa,me espero a que llegue el autobús,el cual no tarda mucho.

(...)

EN UNA ESQUINA TENEMOS A ANDRÉ EL ROMPEHUESOS,Y AL OTRO A CAMERON TRITURACRANEOS,1,2,3.QUE EMPIEZEN LOS GOLPES.

El combate comienza y no veo nada más que dos personas moviéndose de una lado a otro,esquivando,dando o rebiendo buenos golpes,El contrincante le proporciona un puñetazo en las costillas a mi mejor amigo,éste se reincorpora,le da uno en la tripa e inmediatamente le da otro en la cabeza,Cameron cae a cámara lenta en el suelo.

-EL CAMPEÓN ES ANDRÉ EL ROMPEHUESOS.

Todas las personas de la sala gritan como locas,yo sonrio,me alegro mucho por él.

-Gracias a todos los que seguís todos mis combates,es un gran apoyo.Pero éste es el combate que me impulsa a la élite,quiero dedicárselo a la persona que nunca pierde la fe en mi.¡Danna Wellington!.-todos gritan.-¡Sube!.

Subo con las mejillas rosadas de la vergüenza,una vez en el ring observo todo con atención,se ve muy bien desde aquí.Escucho comentarios de chicos,que me hacen sentirme incómoda.

De pronto siento como me elevan,es André,me sienta sobre su hombro.

-Buenas noches,amigos.-dice riéndose.

Después de unos minutos,me baja para que yo pueda dirigirme a las taquillas a coger mis cosas.

Todo estaba tranquilo,cuando de pronto una chica con la ropa desgastada aparece por mi campo de visión.

-¡HAY MUCHÍSIMO FUEGO HAY QUE SALIR DE AQUÍ!.-grita con dificultad.

Quiero moverme pero estoy paralizada,busco a mi mejor amigo por algún lado pero no le veo,seguro que sus guardaespaldas se lo llevaron.

El humo llega a la sala donde estoy,cada vez me pesa más el respirar,sólo a una persona con problemas pulmonares se le ocurre estar en un incendio.

Toso sonoramente y empiezo a hiperventilar,no tengo el inhalador aquí,estoy teniendo un taque y no tengo el maldito inhalador cerca.

-Ayu..da.-digo con dificultad.

Pero nada,la gente sale disparada velando por su salvación.

-¡Ayuda!.-grito en mi último y desgarrador suspiro.

Un rayo de esperanza me inunda cuando unos brazos me cogen y me sacan de allí.

BRYCE.|Parte 1,2,3|[COMPLETA]¡Lee esta historia GRATIS!