Capítulo 18.

1.3K 170 55

-Deberíamos ir a dormir-sugirió Daichi.

-Tengo sueño.-dijo Asahi.

-Mañana nos espera un forzoso día-dijo Suga.

-Y yo debo descansar bien para hacer una buena actuación-dijo Noya y se lanzó en su futón.

-¿Vamos a dormir, Kageyama?-preguntó Hinata con un rostro neutro.

-Claro.-dije y nos acomodamos dentro de este.-No irás a Tokyo, no te preocupes.-sonreí y comencé a besar cada parte de su rostro.

-P-para-susurró y se sonrojó.

-Hasta mañana, Shouyou-dije y le guiñé el ojo.

-Nunca me habías dicho Shouyou-dijo sorprendido y aún sonrojado.

-Te amo.

-Yo te amo más-sonrió y escondió su rostro en mi cuello.

-Al día siguiente-

-¡BUENOS DÍAS!-gritó Noya y saltó encima nuestro.

-B-buenos días..-dije abriendo mis ojos.

-¡Buenos días!-dijo Hinata y se levantó.

-¡Hoy es el día!-dijo Tanaka-Vamos a la casa de Hinata.

Nos vestimos rápidamente y corrimos hacia su casa. Ya estaban las ventanas y persianas abiertas, señal de que su mamá ya había despertado. Tocamos timbre y atendió Natsu. Pasamos y yo fui hacia la habitación de su mamá.

-¿Kageyama? ¡Hola! ¿Qué haces aquí?-preguntó

-Vengo a hablar con usted.-contesté

-Okey, ven pasa.-dijo y me invitó a pasar a su habitación.

-¿Como creen que le estará yendo?-preguntó Asahi.

-Yo ya me estoy preparando-dijo Noya mientras hacía sentadillas.

-Supongo que bien.-contestó Hinata.

-Señora, vengo a hablar del viaje a Tokyo.-dije y ella suspiró.

-Escucha, Kageyama. No puedo dejar a Hinata aquí solo, comenzaremos otra vida en Tokyo, su padre ha encontrado un nuevo trabajo allí.-explicó.

-Ustedes comenzaran una nueva vida pero si se lleva a Hinata, me arrancará un pedazo de vida a mí.-dije y ella se sorprendió.

-No puedo hacer nada. Lo lamento.

-Si puede, no se lo lleve, por favor. Hinata es mi felicidad, no quiero perderlo.

-Irá toda la familia..además..si se quedara, no lo voy a dejar solo.

-¡No estará solo! Vendrá a vivir conmigo. Mi mamá no tiene problema en que se quede. Puede hablar con ella si desea. Pero por favor, deje que Hinata se quede.

-No..no lo sé.

-Hinata es lo más preciado que tengo, lo amo demasiado como para dejarlo ir. Se lo ruego por lo que más quiera. Lo cuidaré con mi vida y no dejaré que nada le pase.-rogué y ella suspiró.

-Está bien...pero le llega a pasar algo y no te lo perdonaré, ¿okey?-dijo y yo sonreí alegremente.

-¡Lo prometo! ¡Lo cuidaré muy bien! Muchas gracias, en verdad-dije aliviado y ella rió leve. Por detrás se abrió la puerta.

-¡Espera Nishinoya!-gritó Daichi.

-¡POR FAVOR, MADRE DE SHOUYOU! ¡NO SE LO LLEVE A UN LUGAR DESCONOCIDO Y LEJANO! ¡ES QUE USTED NO ENTIENDE, HAY VIDAS EN JUEGO! ¡EL ES EL ALMA DE NUESTRO GRUPO, LA LUNA EN UNA NOCHE OSCURA, LAS FLORES EN PRIMAVERA, EL AIRE QUE RESPIRAMOS!-gritó y se lanzó al suelo a llorar.-¡SE LO IMPLORO!-gritó nuevamente y se agarró de una de las piernas de la mamá de Hinata.-¿NO VE AL POBRECILLO SUFRIENDO Y A PUNTO DE ABANDONAR SU VIDA?-dijo y miró a Hinata.

-H-hola má-dijo Hinata

-Hola, Shouyou-rió su mamá y Nishinoya se paró.

-¿Y?-preguntó, sonreí y miré a Hinata.

-Hinata se quedará.-dije y todos empezaron a saltar y a gritar.

-Todo gracias a mi-dijo Noya mientras sonreía.

-¡Gracias!-gritó Hinata y abrazó a su mamá.

-Más vale que te portes bien en la casa de Kageyama.-suspiró y acarició su cabello.

-No tengo tres años, mamá.-bufó y me dedico una linda sonrisa.

-Iré a hacer de almorzar, ¿gustan quedarse a comer?-preguntó su mamá y todos asentimos. Se retiró y cerró la puerta.

-¿Te ayudamos a empacar?-dijo Daichi y Hinata asintió.

-Suga, trae todas mis remeras. Noya, mis pantalones. Tanaka, mis camisas. Asahi, mis camperas. Kageyam-

-Tu ropa interior-dije y le guiñé un ojo.

-No.-dijo sonrojado-Mis busos.

-Uff, okey.-reí y todos ayudamos a guardar su ropa en tres bolsos.

Terminamos de ordenar y de guardar todo en los bolsos. Bajamos las escaleras para ir a comer y luego nos fuimos al centro a pasar la tarde. Compramos helados y nos sentamos en la plaza central a tomarlos.

-Algún día deberíamos viajar todos juntos a alguna ciudad lejana.-sugirió Suga.

-¡Siiiiii!-dijeron Tanaka y Noya.

-Es una buena idea.-dijo Hinata

-¡A esquiar! ¡Nunca fui a esquiar!-dijo Tanaka.

-¡Siiii!-dijo Noya.

-Me encanta la nieve.-dije.

-Hay que organizar por celular. Ahora ya es tarde y debo irme.-dijo Suga.

-Yo igual-dijeron Daichi y Asahi.

Nos despedimos de todos y volvimos a mi casa junto con Hinata.
Entramos y le explicamos lo sucedido a mi mamá. No era necesario un futón para Hinata, ya que dormiría en mi cama. Acomodamos otro mueble en mi habitación para poner su ropa y mi mamá se fué a comprar algo para cenar al supermercado.

-¿Puedo acomodar mi ropa en el mueble?-preguntó y yo me acerqué a él.

-Deberíamos empezar con lo que tienes puesto.-dije y deslicé una mano debajo de su remera. Él rió levemente.

-Ya veo a dónde quieres llegar.

-----------------------------

¡Hola nuevamente a todoss! Bueno acá tienen otro capítulo, estoy compensando por no haber subido diariamente :c Perdón. Bueno supongo que saben que se viene ;) xD Espero les vaya gustando mi novela y otra vez, ¡gracias por los hermosos comentarios que dejan!



"Cafetería" - Haikyuu!! (Kagehina) [Pausada]¡Lee esta historia GRATIS!