Capitulo 16 MARATON 4/4

4.9K 393 62

Jill's POV.

Desperté por unos gritos provenientes de Daryl, estaba confundida, todo pasó demasiado rápido.
En un abrir y cerrar de ojos Daryl estaba golpeando a Merle y de no ser por Rick este seguiría haciéndolo.

¿Me quedé dormida con Merle?
Si, eso fue justo lo que ocurrió.

Que idiota eres Jill, pensaste que era Daryl.

Callate.

Cuando Daryl dejo a su hermano me miró y me habló.

-Mañana será la reunion de la que habló Andrea, vendrás con nosotros- le miré confundida ¿Quien era Andrea?- Si no estas muy ocupada durmiendo con mi hermano.- finalizó y salió de la celda.

No podía creer lo que había dicho.
Ni lo que había hecho.

-Joder, si que esta loco por ti- habló Merle.

Le miré de mala forma y le pegué en el brazo.

-¡Auch!- se quejó sobandose el lugar golpeado- Hoy es el día de "golpea a Merle"- murmuró Merle y no pude evitar una carcajada.

-No seas imbécil.- me quejé.

Miré hacia donde Daryl se había ido y Rick junto a Mich seguían allí parados intentando procesar lo que había sucedido.

-¿Cuando será la reunion? -le pregunté a Rick.

-Mañana, al medio día.- me dijo para luego sonreirme e irse de allí.

-Creo que te haz metido en un gran lío si estas enganchada con ambos Dixon- se burló Mich mientras reía.

-¡Oh cállate!- agarré el almohadon que estaba tirado en el piso y se lo lancé, este la golpeó en el rostro y ella río.

Me devolvió el almohadon y se fue de allí.

- Nunca jamás dormiré contigo cuñada.- se quejó Merle mientras tocaba su mejilla, la cual ya tenía un color rojo que más tarde se convertiría en violeta.

-Déjame procesar lo que ha pasado.- suspiré- ¿Quien es Andrea?

Merle se acomodó el pantalón junto con la remera para luego querer salir de la celda.

Le seguí mientras esperaba que el hablara, así lo hizo.

-Andrea era parte del grupo de Rick hace bastante tiempo, luego cuando se separaron ella se fue y yo la encontré- le miré atentamente- se hizo muy cercana al gobernador y decidió quedarse en Woodbury, por lo que oí hoy vino para que hagan una reunión y poder aclarar esto sin que nadie muera.

Merle sonrió burlón cuando terminó y yo estaba muy nerviosa, mas aun recordando lo que había oído en la celda de Merle.

-¿Por qué sonríes así? No es gracioso, podremos arreglar las cos...--

-No, Jill. El gobernador querrá matarlos de todas formas, el no es un hombre de palabra.

Me tapé la boca intentando procesar toda la información, el gobernador era un tipo de lo peor.

-Tengo miedo.- admiti.

-Estarás bien, Daryl no dejará que nada te pase- me miró- ni nadie del grupo.

Suspiré, aun no estaba convencida.

-Ni ese hermano tuyo- habló nuevamente golpeando su hombro contra el mío- el chinito- siguió hablando.

Rei-Eres un imbécil- lo codee.

-Aun así me quieres cuñada- guiño un ojo.

-Deja de llamarme así, y si, eres insoportable pero es difícil no encariñarse contigo- le agité la cabeza- eres como un gatito.

-Merle es todo menos un "gatito"- habló Glenn cuando bajamos la escalera.

-¿Vas a seguir? -le miré.

El rodó los ojos y tomó mi brazo alejandome de todos.

-Sueltame Glenn, estoy enojada contigo.

El me soltó y me miró.

-Siempre te defendí Jill, siempre estuve para ti ¿y todavía tienes el tupé de decir que estas enojada conmigo?- me miró decepcionado- ¿Como crees que me siento yo? ¡Estas defendiendo al tipo que me golpeó! ¡Soltó un caminante en la habitación mientras yo estaba atado! ¡El caminante casi me mata Jill!

-Yo--

-Tu nada Jill, estoy decepcionado de ti, luego de haberte encontrado creí que sería como antes.

No me había dado cuenta pero ya estaba llorando, tu no siempre estuviste para mi.

-¡Basta! ¡Nada volverá a ser lo de antes! -le grité- ¡No hagas como si nada de lo que pasó es verdad! ¡Jack murió en mis brazos Glenn! ¡Vi como esos bichos se comían a mamá y a Tom! ¡Tu no siempre estuviste para mi!- me costaba respirar pero tenía que sacar todo lo que sentía- ¡No hagas como si fueras el hermano perfecto!- mi tono de voz bajó- Ellos me hicieron daño Glenn...no me culpes por guardar algo de humanidad- susurro tirandome al piso, mi pecho subía y bajaba- no siempre estuviste para mi.

Alguien me tomó de los hombros para pararme, quise negarme pero no tenía fuerzas para eso.

-La llevaré dentro- habló esa voz, su voz.

Él estaba llevandome hacia mi celda, Daryl me había visto llorar nuevamente.

Me cargaba como si fuera un bebé.

Me siento patética.

Eres patética, Jill.

¡Ya callate!

¡FIN DE LA MARATÓN!
Espero que les haya gustado♡

Comenten♡♡♡♡
Y muchísimas gracias hermosas, por todo.

(La foto en multi no tiene mucho que ver pero era la única que tenía jajajaja, adiós!!)

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!