Capítulo 39

274 23 15

N/a
Hago una nota de autora al principio para volveros a decir que este capítulo va a ser del pov de Alicia. Ya que Juliet es la protagonista,pero Sacha y Alicia son junto a ella la pandi,¿Sabéis? Y quiero que conozcáis la historia que tienen ellos.
Por cierto,en el cap de hoy todo cambiará.
Te lo dedico a ti,Judith,felices 13 meses. Eres la mejor amiga del mundo.
Bueno,no me demoro más.
¡Que lo disfrutéis y perdonad las molestias!

Alicia's POV
Millones de lágrimas caían de mis ojos mientras hacía la maleta con rapidez.
Era una estúpida.

-Alicia,no quiero que te vayas,yo te quiero.-Fernando se acercó a mi y me cogió del brazo.
Me solté rápidamente y cerré la maleta.

-Si me quisieras hubieras plantado cara a tu madre y no haber empezado una relación a mis espaldas con Lara Álvarez.-le grité con desesperación mientras Fernando se sentaba y lloraba.
Para mí ya no había excusa que valiese,me había engañado. No tuvo lo suficiente para dar la cara por nosotros.

-Alicia,espero que algún día puedas perdonarme. Te amo.-intentó impedir que me fuera pero no pudo evitar el portazo.

Pedí un taxi mientras cogía mi el papel del avión para mirar la hora del vuelo. Llegaría justa.
Por el camino hice balance de mis últimos meses y me di cuenta de que había sido una auténtica estúpida.
¿Cómo podía querer algo serio conmigo uno de los mejores pilotos del mundo?
¡Si tiene mil mejores a su lado!
Mi desesperación crecía y cuando llegué a coger mi vuelo,al mirar atrás antes de subir al avión, no pude evitar las lágrimas otra vez.
Me dirigí a mi asiento mientras pensaba que explicaciones les daría a Sacha y a Juliet.
Definitivamente,creo que le hablaré antes a Sacha, él ha pasado por esto y me entenderá. Juliet en cambio está en un momento de completa felicidad y no le quiero arruinar la tarde ni nada.

-¿Alicia?-cuando miré la persona que se sentaba a mi lado mi corazón dio un brinco.

-¿Qué...que haces aquí?-Nicolás Prost,el hermano de Sacha se rió ante mi pregunta.

-Estamos en un avión, me voy a Austria,a donde vamos todos los de aquí, ¡Qué pregunta!-mi corazón seguía a mil por hora mientras las lágrimas seguían cayendo. Nicolás estaba tan guapo...-¿Estás bien, Ali?

-Sí.-respondí tajante,él en cambio me ofreció un pañuelo suyo. Al mirarlo me sorprendí mucho.-Este es el pañuelo...

-Sí,este es el pañuelo que hicimos los dos en ese cursillo que hicimos de costura cuando...ya sabes.-él agachó la cabeza.

-Buenos tiempos.

-Ali,¿Qué te pasa?-me miró a los ojos con tristeza.

-Se acabó...ya no hay nada entre Fernando y yo.-me abrazó muy fuerte.

-Ya sabía que ese subnormal te iba a hacer daño.-dijo con furia.

-¿Y Delphine?-me dejó de abrazar inmediatamente.

-Se quedó en Bélgica. Pero yo...Alicia.-me cogió de la mano.- Hacía tiempo que no hablábamos la verdad.

-No sirvo para una relación Nicolás, mira como acabé con Fernando.-me eché a llorar otra vez,porque decidí confesar algo,con miedo pude lograr decirle.-Si no es contigo esa relación no puede ser con nadie más,o eso me intenta decir el destino.

-Alicia...joder.-Nicolás suspiró.-Lo siento, fui un estúpido.

-Y yo no sé si creer en el destino. Pero creo que no fue una casualidad que coincidiéramos en el mismo avión después de lo que pasó.-le volví a mirar a los ojos,que brillaban.
Los míos supongo que también lo hacían,aunque no entiendo bien porque, si hace unas horas estaba convencida de que quería a Fernando.
Pero Nicolás y yo estuvimos juntos dos años,dos putos años.
Eso nunca lo voy a olvidar.

-Tienes razón Alicia,no es una casualidad que nos haya tocado aquí, si te soy sincero, hasta ahora creí que estaba enamorado de Delphine,pero cuando me enteré de que estabas con Fernando me hirvió la sangre. A partir de ahí comencé a ir a circuitos con Sacha y papá,desatendiendo a Delphine y a todos,porque solo quería estar cerca tuyo,pisar tu mismo suelo. Y ahora estoy aquí, a centímetros de ti. Joder Alicia,no sabes cuanto quiero que esos centímetros que nos separan se vuelvan 0.-escuché la confesión de Nicolás,al terminar con algo tan bonito,mis lágrimas se tornaron a lágrimas de felicidad. Me aferré al pañuelo con fuerza cuando escuché la última frase que dijo:-Todo mereció la pena por volver a estar ahora mismo en el mismo avión con la persona que me dio los mejores años de mi vida,esa persona eres tú Alicia,eres el amor de mi vida.
Ahora sí,al terminar este relato me besó apasionadamente sin importarle que le viese la gente que nos rodeaba.

-Te amo.-me susurró al oído.-Y al bajar de este avión cortaré con Delphine y nada ni nadie nos separará de nuevo.

-El problema es que nunca debimos dejarlo.-me acurruqué su lado,pudiendo sentir su olor y terminé quedándome dormida.

-Peque.-abrí los ojos con dificultad y me encontré a un sonriente Nicolás.-Ya estamos en Austria.

-¿Y ahora qué?-le miré.

-Ahora mismo sólo quiero llegar a casa y poder hablar mejor lo que hablamos en el avión.

*          *             *               *

Llegamos a mi casa y tras dejar la maleta en un lado Nicolás me abrazó tan fuerte que me levantó un poquito.

-¿Quedó bien mi confesión de amor en el avión?-se rió.

-Ha sido precioso. Y estoy de acuerdo con todo lo que has dicho. Te quiero.

Me empezó a besar el cuello mientras me tumbaba con delicadeza encima de la cama.

-A Juliet y a Sacha les dará algo cuando les cuente todo esto.-me empecé a reír y Nicolás me miró asustado.

-Sacha me dará una charla a lo:feo no me importa que seas mi hermano,si le haces daño a tu hermana te cortaré las piernas jojojo-me empecé a reír y él sonrió mientras me miraba.-me encanta cuando te ríes así, ojalá mi hermano también se tome así la noticia.

-Oh bebito.-estrujé sus mejillas.-Claro que se alegrará.

-Y al acabar de hablar con Delphine,haré la noticia pública a todos los medios.-abrió los brazos sonriendo muy emocionado.

-La prensa se sentirá mal,ya que decían que tú y Delphine...os ibais a casar.-él se rió irónico.

-Tú vas a ser la única persona con la que me voy a casar.

-¿Eso es una pedida de matrimonio?

-No,mejor espérate unos días,me falta el anillo.-nos reímos y nos volvimos a besar,una y otra vez hasta que me volví a acurrucar contra su pecho,ya desnudo.
Antes de sumirme en un profundo sueño pude escuchar como Nicolás me cantaba al oído:

-Tú has llegado a encender,cada parte de mi alma,cada espacio de mi ser,ya no tengo corazón ni ojos para nadie.Sólo para ti.

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!