Capítulo 14 - La Verdad

3.2K 312 43

Vince entró al vestíbulo del hotel en el que se encontraría con su familia con los ojos llorosos, enfadado porque el sujeto aquel lo hubiese visto en aquel estado.

-Llegas tarde- Vince reaccionó ante la voz profunda, tan conocida justo en su nuca y no pudo evitar dar un respingo. Un escalofrío le recorrió toda la espada y dio un paso al frente para poner espacio de por medio y girarse a verlo. .

-No hagas eso- le reclamó, acariciándose el cuello intentando calmar la sensación, olvidando momentáneamente lo sucedido en el parque- Además ¿no llegas también tarde?- preguntó enderezándose y mostrándose distante, Paul le miró de pies a cabeza sin ningún disimulo.

- El traje te sienta bien- Vince frunció el ceño ante la olímpica forma en que había ignorado su pregunta.

-No es que me guste- bufó y giró el rostro a otro lado- Iré entrando, mis padres deben estar esperándome- y se alejó antes de obtener respuesta, Paul le vio marcharse y no dijo nada, sabía que el también lucia muy bien en su traje pero parecía que Vince no lo notaba, desde luego sólo tenía ojos para el chiquillo de primero. Frunció el ceño y levantó una ceja algo irritado antes de tomar aire y calmarse.

Ellos no se llevaban gran diferencia de edad y sus familias se conocían desde hacía mucho tiempo, él y Vince de hecho habían sido compañeros de juegos de niños, en algún punto Vince había comenzado a distanciarse, parecía odiarlo más cada día y no lograba entender a qué se debía.

Paul sabía que no podía hacer mucho en ese momento y volvió la mirada a la entrada para notar que la persona que esperaba entraba. Justo en ese momento Vince se giró para ver si Paul venía tras él, ya que ambos llegaban tarde era mejor si entraban juntos. Notó entonces que Paul no había llegado tarde, solo aguardaba por alguien, frunció el ceño al reconocer al hombre. Su padre y el de Paul eran socios, mejores amigos desde sus años de secundaria, su padre no dejaba de compararlo con el maravilloso Paul y ahí estaba, el hijo perfecto recibiendo a su mejor cliente... el orgullo de todos.

"Deberías aprender de él, Vince""¿Por qué no eres como Paul, Vince?" "El padre de Paul está tan orgulloso" "Paul está llevando parte del proyecto de del nuevo centro comercial"

Estaba harto de escuchar lo perfecto que Paul era, alguna vez habían sido amigos pero si se mantenía a su lado solo se sentía peor consigo mismo, el mismo Paul ya debía ser consciente de lo diferentes que eran, dudaba de que aun si él intentaba volver a acercarse quisiera pasar tiempo junto a un cualquiera como él. Recordó entonces a Lygal... al principio le había recordado un poco a Paul, por eso había comenzado a molestarlo, le aborrecía, pero en algún momento había comenzado a tener pensamientos extraños, a soñar con besarlo, en algún momento su corazón había comenzado a acelerarse cuando lo tocaba.

Vince sacudió la cabeza alejando los dolorosos recuerdos y entró al salón solo para encontrarse con la desaprobatoria mirada de su padre, después de eso la fiesta transcurrió para Vince como transcurrían todas, aburridas y completamente ajenas a él. Casi una hora después Paul le observaba cuando el padre de Vince se acercó a donde se encontraba.

-Ustedes solían ser muy cercanos de niños- Paul dirigió su mirada al hombre a su lado.

-Me enseñó muchas cosas- le aseguró mientras metía las manos en los bolsillos, él nunca había sido un niño de juegos pero Vince siempre había sido divertido.

El padre de Vince le vio y asintió volviendo la mirada desilusionada a su hijo.

-No creo que pueda enseñarte nada ahora, tu padre está orgulloso de ti, Paul. Si pudieras hablar con Vince, aún está cursando el primer semestre de universidad, con el consejo adecuado... no sé...- le habló y Paul sabía a lo que se refería, el padre de Vince no dejaba de decir lo que le gustaría que su hijo fuera arquitecto, que entrara en el negocio familiar.

Una Adicción Peligrosa¡Lee esta historia GRATIS!