Capítulo 10: Eres mía.

1.8K 65 0

-Acabo de conseguir un empleo como secretaría en una empresa.- le confesé. El me miró sorprendido un momento y luego fruncio el rostro.

-______, ya lo hemos hablado..- dijo molesto.

-Si, pero ahora que estoy separada necesito mi propio dinero, Justin.- el volvió a fruncir el ceño.

-¡No estamos separados!- yo comencé a reír.

-Si, si lo estamos. Ya no tienes porque mantenerme así que decidí buscarme un empleo. La paga es buena y el Sr. Hamilton es muy agradable.- sonreí. En verdad lo era. Era un hombre muy amable con sus empleados, joven, multimillonario y atractivo, no tanto como Justin pero debo admitir que lo es.

-¡Harry Hamilton!- gritó sacandome de mis pensamientos.

-Si, ¿Como sabes?- el rió irónico.

-______, los empresarios nos conocemos.- negó.

-Con razón dijo que te mande saludos..- reí recordando.

-Osea que sabe que estás casada..- dijo en un tono de alivio.

-Si, Justin, también sabe que estoy separada.- sus ojos se abrieron rápidamente.

-Dejarás ese empleo.- dijo firme.

-Claro que no.- ya estaba molesta.

-¡Claro que sí!- exigió en un grito.- ______, conozco a ese hombre y solo te contrató porque quiere llevarte a la cama y si me llego a enterar que le puso las manos encima a mi mujer lo mato.- no sabía si ofenderme o no. ¿Quien se cree? Harry me contrató porque dijo que era eficazmente adecuada para ese puesto.

-Tranquilo, que si lo hace estoy separada.- le guiñe un ojo para molestarlo más y corrí hacia la habitación.

Comencé a reír hasta que Justin me acorraló contra la pared de la habitación.

-Puede que estemos en un mal momento pero tu sigues siendo MI esposa, ¿Okey?- dijo haciendo énfasis en "Mi"- eres completamente mia en cuerpo y alma así que si ese idiota te toca siquiera un pelo no dudaré en arrancarle los huevos.- su respiración estaba agitada y sus ojos negros.

-Justin, tu y yo..- me interrumpió con un beso. Mierda hace tanto no sentía esos dulces labios sobre los míos, seguían igual de cálidos y dulces como siempre. Su lengua acariciaba mi labio inferior intentando entrar a lo que por supuesto no dije que no.

-Maldicion, te amo..- susurró en mis labios y los volvió a devorar.

-Justin..- gemí cuando metió una mano por mi blusa hasta mi sostén, de allí no se como pero lo arrancó y comenzó a masajear uno de mis pechos.

-Eres mía..- bajó sus besos hasta mi cuello y allí mordisqueó, besó, lamió y por supuesto me volvió loca. Ya no tenia como reaccionar.- solo mía..- chillé cuando apretó uno de mis pezones. Sacó su mano y me tomó de la cintura para arrojarme en la cama, siguió besándome esta vez arriba mío.
Con un torpe moviminto sacó mi blusa dejandome al descubierto. Chupó uno de mis pezones haciéndome gemir mientras que su con sus manos retiraba mis pantalones y mis bragas.- ahora te demostraré que eres sólo mía.- me dio un casto beso y comenzó a sacarse la ropa quedando completamente desnudo.
-Te amo.- susurró acomodándose para poder entrar en mi.

-Oh..- gemí cuando me embistió.- Oh, Justin..- tiré de su cabello para poder besarlo. El no paraba sus movimientos haciéndome gritar.-Oh dios..- su boca seguía en contacto con la mía mientras me embestía más y más rápido hasta que por fin llegamos.

-_______..- gimió.

-También te amo..- susurré. El levantó la cabeza y me miró a los ojos.

-Solo eso quería escuchar mi amor..- besó otra vez mis labios.

Desperté luego de un rato, sientiendo esos fuertes brazos rodear mi cintura. Es tan bello sentirme protegida así, de esta forma, con él.

Se que está mal y sé que todavía estoy dolida, pero es mi esposo, lo amo y jamás, nunca dejaré ze hacerlo. Aunque, no se la haré tan fácil.

Me puse mi bata de ceda fría y bajé a buscar un café. Decidí revisar mi correo electrónico para verificar si tenía un correo de la empresa.

Y así era.

De: Harry Hamilton.
Asunto: Empleo.
Para: _____ Bieber.

Señorita Bieber, espero que esté a gusto con su nuevo empleo como yo estoy agusto con tenerte de secretaria. Se que me encantará conocerte y que serás muy eficiente en tu trabajo. Nos veremos mañana temprano.

Las mejores de la suertes.

Harry Hamilton precidente de Hamilton Inc. Asociado.

Me quedé un segundo mirando el correo "Se que me encantará conocerte.." esas palabras resonaron en mi todo el día. ¿Y si Justin enserio tenía razón? No, no juzgaré a mi jefe sin conocerlo, apenas he conseguido el empleo.

Mi propio cuento de hadas《Justin&Tu》Where stories live. Discover now