24. No a las drogas, dijo mi perro.

143 13 2

Señoras y señores, Aqua McCartney está oficialmente fugándose de un yate de lujo. El señorito Carter andaba durmiendo después de decir que mañana nos esperaba un día muy duro y que lo mejor que podíamos hacer era descansar. Él estaba convencido de que se iba a morir.

Empaqué mis cosas y decidí dejarle una muy cruel carta (Muy a mi estilo) de despedida al Sr. Wikipedia.

Carter:

Nos han encontrado. Ellos vienen a por mí y no quiero que te hagan daño. Lo hago porque es importante para mí y mi hermano, Percy. Nunca te conté nada de él porque tenía miedo. Incluso una diosa me ha manipulado. Percy Jackson es mi medio-hermano y tienes que

Nada mejor que una carta inconclusa y con letra desesperada. Tal vez si lee esto por fin me dejara sola y podré hacer las cosa a mi estilo. Aun así me dio pena dejarlo. Tal vez no lo quiera, tal vez lo odie, pero poner vidas en peligro es lo que me sobra en este instante.

Mi dorado cabello (oh por Dios, me siento Rayita) llega hasta la mitad de distancia entre mis hombros y mi cintura. Al saber que era buscada en todo el país, no podía sobrevivir con este aspecto así que lo pinté de rojo fuego (fue el único tinte que encontré dentro del yate que tenía instrucciones de uso y ya estaba usado) y me lo corté hasta la altura del cuello. Las mechas se disparaban hacia afuera así que mi cabello parecía haberse peleado con el peine. Me puse un manto raro que una chica me regaló cuando fue la matanza en la Plaza. Suspiré al verme en el espejo. No era tan bonita cómo antes, pero trataría broncear un poco mi piel (si es que tenía tiempo) para quedar más irreconocible.

Me colgué la mochila y desaparecí por el muelle.

Todo estaba deshabitado. No había muchas luces, que digamos. Traté de hacerme la mayor y pagué un motel muy lejos de la Plaza Tahrir.

- ¿Nombre? -dijo en perfecto inglés el empleado.

- Ahmmm, Ginebra Granger -¿es en serio, Aqua? A partir de ahora te llamarás igual que una bebida alcohólica.

Al entrar en la habitación directamente me senté en la cama y no sé cómo me dormí. Tuve pesadillas:

"Un encuentro planeado por el matrimonio,

Devastará o restaurará la paz entre las mentiras"

Todo giraba y veía relojes haciendo tic tac por todas partes. Era como si tuviera una alucinación o como si estuviera drogada (No consumas drogas dijo mi perro). Fue extraño porque no apareció Hera. (Esa diosa me tiene sin cuidado...)

POV Percy (sí ya sé que me piden a cada rato un punto de vista de él...):

Estaba en el Tártaro mandando el mensaje para el campamento con mi novia Annabeth (que anda actuando muy rarito cada día que pasa). Cuando de pronto decaí y me desmayé. (Qué vergüenza desmayarte en frente de tu nueva novia, pero en fin...) Soñé algo más que extraño:

"Al amanecer el día del hijo del mar,

Los enemigos del siete vencerán".

Alguien me estaba repitiendo los versos, era cómo cuando escuchas a alguien por teléfono. Era una voz femenina adulta.

Vi a una chica rubia de espaldas corriendo en un día lluvioso por una calle no muy concurrida. Parecía correr de alguien, pero no sabía de qué y tenía esa sensación vaga de que tenía que salvarla. Ese cabello me parece conocido, pero cuando iba a fijarme mejor en él, ella corría más rápido y no podía alcanzarla. Fue cuando me di cuenta de que escapaba de mí y de que yo tenía una espada en mi mano. Ella gritó y dio una vuelta por la esquina.

Luego todo se volvió negro y me desperté.

-¡Percy! -gritó Annabeth.

-¡Jefe! -gritó (spoiler) Bob.

-Estoy bien. Annabeth, tenemos que hablar en privado.

Ella me miró con miedo y me siguió.

POV (Aqua):

Al despertarme de la pesadilla más drogada que he tenido en mi vida, salté de mi cama y sentía algo así como si alguien me estuviera viendo. Me puse la capa y salí hacia la recepción. Mientras bajaba las escaleras traté de pensar en los versos con los que soñé.

"Un encuentro planeado por el matrimonio,

Devastará o restaurará la paz entre las mentiras".

Primero: A ver, a ver, a ver... ¿quién rayos se va a casar? ¿Acaso Carter y Zia? ¿Tan rápido ha llamado a esa zorra? Mientras tanto... ¿estará buscándome? Nop, apuesto a que está regresando con la ZorraZia y hará cómo si yo no existiera. ¿Sadie lo matará? Ojalá que sí.

Segundo: Si tomo en cuenta lo del encuentro... ¿eso tal vez significa que regresaré con Carter y me casaré con él? Puaj... ni en un millón de años. Aunque tal vez es porque Hera quiere que me case con él... Igual, me negaría.

Naaaap... a lo primero le veo más sentido.

Tercero: ¿He estado mintiendo últimamente? (¿Es en serio?) Claro que sí. (Entre las más destacadas son: sentir cariño o amor por Carter, no tener un hermano del que casi salgo embarazada, todo lo referente a la mitología griega, aunque esta última se llegó a descubrir, etc.)

En fin, sí he estado mintiendo, ¿pero qué puede restaurar o devastarlas? Ah, claro... ese encuentro... pero... Agg, okay. Mejor dejo de razonar que ahora me va a salir humo del cerebro.

Al salir del motel, llegué a la conclusión de que tenía hambre (mi estómago, muy obedientemente, me lo hizo saber), así que iba a tratar de robar algo de comida.

Luego de un poco de fruta muy madura, iba a dirigirme al supuesto lugar dónde los egipcios esperan mi visita, cuando recuerdo que no tengo ningún mapa. No debería regresar al yate del que me escape en primer lugar por la protección de Carter. En serio quiero descuartizarlo vivo, pero eso solamente lo puedo hacer yo y nadie más. Ahora... ¿qué haré?

POV Carter:

En la madrugada siempre me despierto para ver si Aqua sigue viva. (En serio, ella casi siempre se ahoga con las almohadas inconscientemente). Pero cuando me desperté y no la vi, pensé que estaba en el baño. Cuando no vi ninguna luz prendida, empecé a preocuparme.

- ¿Aqua? -grité.

Nadie respondió.

Abrí las puertas de cada habitación, busqué debajo de la cama, pero no estaba en ninguno de esos lugares. En eso vi una carta a medio hacer encima de la mesita de la sala.

¿Nos han encontrado? Miré por las ventanas, no había nadie. Aqua se está martirizando sólo por mi seguridad, bá, conociéndola apuesto a que sólo trata de suicidarse.

Yo conozco a este chico Percy Jackson. Lo conocí este año, justo después de la guerra (pero por precaución no se lo dije a Watergirl). Le había escrito un símbolo egipcio en la muñeca. ¿Aún lo tendría? Habrá muerto, cómo en el sueño de Aqua.

Es extraño que sean hermanos, pues no se parecen en nada, salvo por los ojos azules-verdosos.

Me vestí y salí con unas largas ojeras para ver si Aqua ya había regresado... Estaba convencido de que ella no sobreviviría una mañana sin mí. A menos que la hayan raptado, lo cual es ilógico puesto que también me hubiera raptado a mí.

Cuando regresé a desayunar al yate, escuché que algo se había caído.

"Aqua", pensé.

............................................................
¿Será Aqua en el yate? ¿Annie le dirá la verdad a Percy? ¿Dejaré de hacer preguntas? Jajaja...

Sneek Peek

En la primera salía una foto de la chica rubia extraña que miraba a la cámara sonriente, pero Nico salía distraído.

Todo el rollo de fotos eran de Nico y la rubia en diferentes poses ridículas.

Pero eso no fue lo que me sorprendió.

Griegos y... ¿egipcios?¡Lee esta historia GRATIS!