Capítulo 15. (Aviso)

1.5K 156 40

Los rayos de sol brillaban por los orificios de la persiana. Abrí mis ojos y allí se encontraba él, durmiendo plácidamente.

Las 10:20 AM. Me senté en mi futón y me quedé observando unos minutos a Kageyama, quien tenía un rostro demasiado tierno al dormir.

Acaricié su mejilla suavemente y no pude evitar sonreír.

-Si me vas a besar, hazlo ya.-dijo con su voz ronca de todas las mañanas y sonrió.

-Idiota.-reí leve y lo besé tiernamente.

-Buenos días, Hina-abrió sus ojos.

-Hoy es nuestro último día aquí.

Nos levantamos y ambos empezamos a vestirnos para salir y disfrutar nuestro último día.

-¡Buen día!-apareció Shiraishi con una gran sonrisa en su rostro.

-¡Buen día!-contestamos al unísono.

-¡Pónganse sus mallas y salgamos a divertirnos!

Desayunamos café con tostadas y salimos los cuatro a nadar un rato al mar. Kageyama ya había aprendido a nadar así que no había de qué preocuparse, o más o menos. 

-Oigan, el clima es hermoso. ¿Quieren ir a alquilar dos lanchas?-preguntó Yachi mientras miraba a dos chicos andar en ellas por el mar.

-¡Buena idea!-contesté y tomé algo de dinero del bolso.

Kageyama, algo indeciso, asintió y me acompañó a alquilar dos de ellas. Nos llevaron hacia donde se encontraban y nos separamos de a dos.

-¿Alguno sabe manejarlas?-preguntó Kageyama y todos negamos.

-Solo se vive una vez, Kageyama-contestó Shiraishi y guiñó un ojo.

-¡G-genial!-dijimos al unísono con Yachi mientras mirábamos a Shiraishi.

-Muy buena frase....pero no quiero morir.-dijo mientras miraba de reojo las lanchas y se alejaba un poco.'

-Cálmate y relájate un poco.-suspiré y lo tomé de la mano.-Si llegase a pasar algo, ya sabes nadar, ¿no?-sonreí y el negó con la cabeza.

-No sé nadar muy bien.

-Entonces..si llegase a pasar algo..-me subí en una de las lanchas-Yo iré a salvarte.-sonreí y Kageyama se sonrojó un poco.

-Más te vale que no pase nada, valoro mi vida.-suspiró y yo solté una risita.

Kageyama se subió atrás mío y agarró las dos manijas de atrás para sostenerse fuerte. Encendí la lancha y comenzamos a avanzar. Las chicas ya se encontraban más lejos, así que aceleré un poco más.

-VOY A MORIR-gritó Kageyama y yo reí.

-Ya cálmate.

-H-hinata-dijo y yo miré hacia atrás-NO MIRES ATRÁS.

-Okey, okey. ¿Qué ocurre?-pregunté

-¿Puedo sujetarme de ti?

-Idiota, no es necesario que preguntes.-contesté y rápidamente rodeó sus brazos alrededor de mi abdomen y apoyó su rostro en mi espalda.

Luego de una media hora, Kageyama se tranquilizó y comenzó a disfrutar del paseo. Mencionaba lo pequeña que parecía la playa y lo lejos que estábamos. Vi que las chicas aminoraban la marcha y quedaron a nuestra altura.

-Ya es la hora, hay que devolver las lanchas.-nos avisó y nosotros asentimos.

Nos dirigimos nuevamente a la playa y cuando nos bajamos de ellas, un fuerte viento se alzó sobre nosotros. Corrimos a juntar las osas y fuimos hacia la casa nuevamente.

Cuando entramos, enormes gotas comenzaron a caer del cielo. Relámpagos iluminaban el cielo hasta que de pronto la luz se cortó.

-Demonios, iré a buscar fusibles.-dijo Shiraishi.

-En mi caso, no es necesario, creo que tomaré una siesta, estoy muy cansado.-suspiré y Kageyama asintió.

Cada uno fue a su habitación. Caminé hacia mi futón pero al parecer resbalé con un calcetín que había dejado hoy por la mañana en el suelo y caí.

-¿ESTÁS BIEN?-Kageyama alzó la voz y me levantó rápidamente.

-Me hice mal el trasero.-dije, provocando carcajadas por parte de Kageyama.

-Eso te pasa por no mirar el suelo mientras caminas.-dijo reprochándome.

Nos acostamos nuevamente y caímos dormidos en un instante.

Luego de unas horas, todos nos despertamos. La lluvia y los relámpagos habían desaparecido.

-¡Vayan armando sus bolsos de nuevo así partimos hacia la ciudad!-Gritó Yachi desde su habitación.

-¡Esta bien!-contesté.

Guardamos toda la ropa que se encontraba tirada en nuestros respectivos bolsos. Revisamos que no haya quedado nada que se nos olvide.

-¿Listos?-pregunto Shiraishi.

-Sip.-contestamos.

Kageyama se quedó atrás ayudando a Yachi a cargar los bolsos, mientras, yo subí al auto.

De pronto me llegó un mensaje. Era mi mamá.

"¡Tengo maravillosas noticias!"

"¿Natsu se irá de casa? :')"

"No. ¡Nos mudaremos de esta ciudad e iremos a Tokyo!"

-----------------------------------------

¡Hola a todos! Bueno, quería avisarles que estuve planeando empezar otra novela, "Mal de amores". De Kagehina también y ya tengo escrita la introducción, no sé si quieren que la suba o que espere a terminar esta :) ¡Ustedes deciden!  Comenten su elección c:

Espero les vaya gustando esta y no olviden votar si les gusto el capítulo c: Hinata se muda :o Kageyama vas a tener que actuar ~



"Cafetería" - Haikyuu!! (Kagehina) [Pausada]¡Lee esta historia GRATIS!