Darren Brown es un chantajista

3.5K 193 11

Joder. Todos voltearon a verse entre sí, al parecer nadie se percato de dónde vino el grito. Mis piernas temblaban, mis manos sudaban, mi frente tenía una fina capa de sudor. Iba a morir, ya sentía mi muerte próxima, esto es algo muy, muy malo.

Ya me había imaginado como sería mi funeral, creo que solo estaría una persona llorando por mi perdida. Creo que ya estaba viendo mi vida pasar por mis ojos (pero que exagerada soy), mentira eso no es exageración esto es una alerta roja. Ahhhh, 3312 3312. Código rojo. Alisson Miller a muerto (¿quien es Alisson Miller?), el día de hoy por gritar y detener a uno de los reyes del colegio en medio de su castigo, eso le pasa por andar de habladora, pero no entendió la niña que no se debe de acercar a los adultos cuando están impartiendo un castigo porque luego también la agarran como un combo extra. 

Estoy muerta (¡que melodramática soy!).

-¿Quién dijo eso?-Connor caminó alrededor de todos los chicos, trate de pasar saliva pero me atragante con está, iba a toser pero me tape la boca con las dos manos. 

Se paró enfrente de la fila dónde estaba yo (detrás de todos). Sabía que Amanda no dudaría en decirle que fui yo la niña torpe que la cago, esta bien vivir cagándola de vez en cuando pero no vivir con diarrea. 

Los chicos no durarían en dejarme ver, ya que gracias a mi tamaño, no me veía (soy súper pequeña y súper tierna, o eso creo yo -.- ). Antes de que alguna persona reaccionará o más bien me delatará. Darren hizo su aparición, se acercó a Connor y tocó su hombro, sin dejar de ver en mi dirección -aunque no me veo-. Quite mis manos de mi boca y respire hondo, ya no tenía la necesidad de toser.

-Connor puedes dejarlo así. Deja que el tipo disfrute su poco tiempo de vida.-oh, suspire, piensan que fue un chico. Espera ¿qué? Mi voz no es de un chico, pero mientras no sepan quién soy, todo esta bien, aunque acaban de humillar mi voz. 

Amanda ya no podría hablar, porque contradecirlos también es considerado pecado mortal (para ellos y para los alumnos del colegio).

Connor y los demás se fueron y  con ellos todo el tumulto de gente. Sentía esa extraña sensación de querer desmayarme,  corrí a la enfermería, tratando de no caerme. En el momento en el que estaba enfrente de la puerta me desmaye.


Desperté en la enfermería, sería difícil no reconocerla, llevo la mitad de mi vida aquí (desde que ingrese al colegio, a los 12 años), paso más tiempo en la enfermería que en mi casa o en el aula. 

Abrí los ojos por completo y vi a la doctora. Una señora de unos 28 años, con un cabello castaño que siempre agarraba con un bolígrafo en forma de un chongo, ojos miel, alta, delgada y blanca, es muy bonita.

-Hasta que despiertas Alisson -me senté y sentí un mareo, el lugar dio vueltas y mi vista se nublo, se acercó a mí y sonrió, el mareo paso rápido-. ¿Por qué se desmayo esta vez, señorita?

-Los nervios.-dije como único, aunque claramente la doctora sabía que todas las veces que me desmayaba era por lo mismo.

Ella me conocía tan bien, creó que era mi única amiga. Sabía de mis problemas. Era tan nerviosa y siempre entraba en pánico, para muchos la adrenalina es hacer carreras de autos, pistolas, bla, bla, bla, hablar con el crush, bla, bla, bla. Para mí la adrenalina es hablar con alguien o que alguien me mire. 

A muchos les gusta la adrenalina y hace que se les olvide el dolor o algo así, a mí la adrenalina me causa dolor y mis desmayos. La mayoría del tiempo me desmayo. Eso pasa por ser tan tímida y problemas de salud, inestabilidad emocional -una manera más tierna de decir que estoy loca, así me dice mi hermano-.

Una Chica Más. #1 Trilogía TheUselessDonde viven las historias. Descúbrelo ahora