La chica del cabello dorado tenía los ojos humedecidos causados por tanto llanto. Lloraba por no tener lo que anhelaba, quería un amor que no era correspondido. Lo peor es que era prohibido. Era su mejor amigo.

El le había dejado en claro que nunca pasaría nada entre ellos dos, ella era una cualquiera y no le podía dar un amor de cuentos de hadas cuando sólo le podía dar sexo de una noche.

Ella nunca pensó que el, su mejor amigo la catalogaba así. Una cualquiera.

La gente hablaba sin parar. No le importaba hasta el día en que llego a los oídos de su hermano quien además de serlo era su cómplice. Ella dejo en claro no ser lo que los demás decían, olvidó a las que creía sus amigas, dejo lo que creyó ser. O lo que aparentaba ser.

Conoció un chico, malo, fuerte problemático. Su problema. Sólo de ella.

El fumaba ,peleaba ilegalmente, no era un creedor del amor. Hasta qué se topo con aquella chica, su supuesto revolcón de una noche.

El la creyó fácil, ella salió diferente,ella no era como todas las demás. Si era rubia, bonito cuerpo, labios carnosos, maquillaje pero eso solo era un disfraz. Ella era inteligente, pero sobre todo era vulnerable al amor siempre salía lastimada.

El miro sus ojos y no su escote, miro que en ellos había ternura, había oscuridad pero había algo inigualable , algo único pero para el desconocido aún.

Ella no quería nada de amor por el momento, pero cayo ante esa sonrisa perfecta. Toco fondo, toco el alma de el.

Hasta que poco a poco sus corazones fueron reparados por ellos mismos, entre besos, caricias, y unos cuantos defectos.

Ella se enamoraba, el lo hacía poco a poco reteniéndose a lo que más le aterraba. Enamorarse.

Hasta que el hizo que ella olvidará el pasado, sus amores dañinos. Ella hizo que el creyera en el amor, ganando su confianza.

Hasta qué se volvieron novios. Hasta qué supieron que no eran promesas vacías de parte de cada uno.

Los dos recuerdan aquella vez que su hermano sé alteró al verlos juntos. Ella moría de miedo y el moría de los nervios, claro sin abandonar la pinta de chico malo. O como ella lo llamaba, su bad boy.

El tiempo fue pasando, su amor aumentaba. Hasta qué los dos reconocieron estar enamorados, atados y que se querían.

También recuerdan los nervios de la cena con los padres de ella.

También recuerdan su primer beso, ese que fue único y especial. Que apesar de que ellos habían besado a otros. Nunca habían tenido la misma sensación que cuando sus labios se unieron.

Recuerdan su primera pelea, causada por aquel que se hizo llamar el mejor amigo de ella. Ese que la llamo cualquiera. El que dijo nunca sentir nada por ella. Se arrepintió. La beso causando el dolor de Ian a quién su corazón le pertenecía.

Su reconciliación fue lo mejor, entre besos y caricias que los llevaron a convertirse en uno. Su primera vez de ella. Su última vez de el. Si, su última vez de el, porque desde eso supo que no quería hacer nada con nadie más. Ya que a Emma le pertenecía su amor y lo sintio más fuerte cuando de ella salió un «Hazme el amor» el tenía mucho amor por darle y esta vez no sería sexo, si no lo que ella le estaba pidiendo.

Desde esa vez supieron que no podían vivir sin el otro. Una noche ella le confesó que lo amaba tanto. El se marcho dejándola sola y humillada.

Esa noche el lloro, se sintió cobarde por no poderle decir que igual la amaba, que ella había logrado lo que muchas hubieran querido lograr. Robarse su corazón.

Los días pasaron, con ellos también el sufrimiento. Hasta qué el decidió perder el orgullo. Fue hasta su casa, subió por la ventana y dio pequeños golpes en esta. La ventana estaba abierta, entro sin premiso. La vio, durmiendo y a pesar de que ella se encontraba descansando pudo ver el dolor que ella sentía, no sabe como pudo hacerlo. Tal vez estaban destinados a ser almas gemelas y dicen que sólo tu alma gemela siente lo que el otros siente.

Se acerco y sin permiso, con deseo unió sus labios con los de ella.

Ella sintió un hormigueo, despertó y pensó que era un sueño. Ian la besaba y ella quería hacerlo pero sabía que estaba soñando al igual que lo hizo muchas veces. No dudo en hacerlo, siguió el beso, siendo o no real. Ella toco el cabello de el como solía hacerlo, sintió lo sedoso que estaba, llego a su cuello y con sus dedos jugaba en el, regreso a su cabello y oyó el gemido ronco de el.

Mientras ella aseguraba estar soñando, el deseaba que no acabara era un sueño volver a tocar su piel y besar sus labios. Se separó de ella. Ella lo miraba confundida, tomo airé y se armo de valor.

—Emma, soy un estúpido por no poder decirte ese día lo que sentía, te deje sola cuando me habías confesado tu amor. Yo soy cobarde, me asusta sentir esto. Perdón si te enamoraste de un cobarde. Yo me enamore de algo maravilloso. Te amo...estoy seguro de sentirlo, te amo, te amo y te amo. Te amo porque eres tan bella por ser tan inteligente, te amo por ser mi vida, te amo porque sin ti yo no hubiera cambiado. Te amo y quiero formar parte de ti de alguna manera, quiero ser el hombre que quieres que sea. Sé que estas molesta que en cada pelea yo te ofenda, siempre se me sale palabras que después me voy a repetir. Soy humano y tengo derecho a equivocarme. Sólo soy yo amándote a cada segundo, cada minuto y cada hora. Sólo soy yo prometiéndote un amor sincero. Sólo soy yo amándote.

Ella no pudo creer lo que el le estaba diciendo; le había dicho lo que siempre espero. Ella se quedo sin palabra pero sólo pudo decir lo que le salió de su corazón.

—Te amo.

Y así cerraron su amor. Sabían que no todo ya estaba arreglado, sabían que iba a ver momentos tormentosos y equivocaciones.

Ella le había abierto el corazón, el le ocultaba muchas cosas que tarde o temprano saldrían y no sabían como esto acabaría.


Hola, no saben cuanto extrañe escribir por acá, bueno sentí que debía hacer un capítulo extra de Emma e Ian porque sería algo interesante y emocionante. Aunque en estos momentos ya deben saber como acabaron sus vidas.

Otra cosa, la novela que dije que será una secuela ya esta publicada y la puedes encontrar en mi perfil ya mismo. Te entenderé si no te interesa leerla las segundas partes nunca fueron buenas. Aunque esta es secuela. Como sea puedes leerla. Pero te lo agradecería si lo hicieras.

Muchas agregaron esta historia en sus listas de lecturas y se los agradezco mucho.

Maravilloso Engaño ¡Lee esta historia GRATIS!