El fin de semana paso rápido realmente quería regresar a clases me aburría sinceramente pasar el fin de semana sin hacer nada más que mis deberes fue aburrido para mi aunque para Allyson fue todo lo contrario, solo me había adelantado un poco de su cita y siendo sincera ya quería saber que había sucedido.

Así que como de costumbre y peleando con mi despertador empezaba nuevamente la semanas, me apresure a levantarme y peinarme decentemente, me hice una cola de caballo, me aplique un poco de rimen en mis pestañas y brillo labial de coco era mi favorito aunque no era aficionada a utilizar vestidos la mayor parte del tiempo el día parecía estar perfecto para llevar uno así que me dispuse a escoger uno que me llegaba tres dedos arriba de la rodilla floreado, me encantaban los colores, la esencia que dan y para finalizar unas sandalias y todo listo tome mi mochila y baje a saludar a mi madre antes de irme.

Como era costumbre, me dio una enorme sonrisa y me despedí de ella, salí rápidamente para poder llegar a tiempo con todo y lo que tarde se me estaba haciendo tarde. Hoy sentí que sería un buen día, rápidamente vi como llegaba Allyson corriendo hacia mí y me dio un enorme y efusivo abrazo que casi hizo que ambas quedáramos tiradas en el suelo por lo visto su humor era tan bueno como el mío.

-Hola!! A ti también a que se debe tan buen humor- le sonreí aunque tenía idea de más bien a quien se debía ese buen humor- Vamos entremos que se nos hará tarde y me cuentas todo.

Empezamos a dirigirnos hasta el aula ya que compartíamos juntas la primera clase, el profesor aun no llegaba lo que era algo inusual.

-Claro, hola también sabes que siempre estoy de buenas- me guiño un ojo aunque sinceramente quien en su sano juicio sería feliz un lunes por la mañana.

-Jajaja, y yo soy Santa claus, vamos que se a quien se debe el buen humor- empecé a reír y ella se puso colorada – oh! Por dios te estas sonrojando. – empecé nuevamente a hacerle burla.

-Y tu dime ¿algo que contarme? Digo no es que sea de tu agrado tampoco levantarte temprano y a quien se debe que hayas decidido usar un lindo vestido y venir más guapa de lo normal – comento moviendo sus cejas de arriba hacia abajo.

-Yo para nada si estoy como siempre – trate de esquivar sus insinuaciones.

-Ok! Esto no tendrá nada que ver con que Aidan no pueda quitarte la mirada de encima desde que entramos al salón cierto – mi cara debió ser un poema para ella porque soltó una carcajada.

-QUE!! Para nada y no sé de qué hablas- Era cierto que desde que entre sentí que me lanzaba nuevamente esa mirada intensa pero decidí ignorarlo por el momento. Sentí como el calor empezaba a subir por mis mejillas.

-Cambiando, tú debes decirme que paso con tu cita con Logan – empecé haciendo burla y ella soltó un suspiro si eso sí que la distraería de seguirme preguntando sobre Aidan.

-Ni creas que quedará olvidado el tema Aidan, Em. Pero si fue fantástico todo y volveremos a salir, estoy realmente emocionada. – siguió relatándome lo que había pasado y me encontraba tan alegre por lo que le pasaba.

Seguimos hablando ya que nos notificaron minutos después que el profesor no asistiría por lo tanto nos dispusimos a salir al patio y seguir charlando, esperando hasta la siguiente charla, nada interesante pasaba aunque seguía sintiendo como Aidan no dejaba de observarme lo vi situarse a unos metro lejos de mí y estoy empezaba a ponerme nerviosa, di gracias que el cambio de la siguiente clase sonó por lo cual me despedí de Allyson y continúe con mi camino.

Las siguientes horas pasaron rápidamente y lo que al principio parecía un día perfecto soleado y hermoso se convirtió en uno nublado y con signos de que llovería, genial para mi justo el día en que pensaba que podría lucir el hermoso vestido que era por cierto un regalo de mi dulce abuela Claire.

Al finalizar las clases me dirigí rápidamente a encontrarme con Allyson pero no la veía por ningún lado, habíamos quedado de ir a mi casa pero no la veía y empezaba a sentir escalofríos, realmente debería preocuparme por ver el estado del clima. Estaba sumida en mis pensamientos cuando me llego un mensaje de Allyson-

De: Allyson ❤

Lo siento Logan se ha ofrecido a llevarme a casa y pasaremos antes a comer algo, perdóname no vemos mañana, te amo ❤❤

Para: Allyson ❤

Esto es un complot me has cambiado por un chico 💔 ok no te preocupes quiero detalles, igual te amo. ❤

Si definitivamente debía darme prisa con todo y lo que me distraje estaba empezando a lloviznar por lo cual debía de verdad correr a casa sino me daría la mojada de mi vida, me encontraba tratando de llegar rápido a casa cuando escuche el sonido de un auto y parecía un deja vu, empezaba a reconocer el sonido por lo cual sin tener que voltear supe que era él.

-Hola, preciosa quieres que te lleve a casa, parece que se lloverá a cantaros.

Justo cuando decía eso resonó un relámpago que me hizo pegar un salto y empezó a llover de manera más fuerte y por primera vez y voluntad subí rápidamente a su auto, pude ver como una enorme sonrisa se formaba en su rostro, rápidamente se despojó de su chamarra y me la paso ya que temblaba de frío y lo poco que me moje de la lluvia.

-Realmente te lo agradezco.- le dije con una sonrisa sincera.

- No hay de que preciosa, por cierto no tuve la oportunidad de decirlo antes pero hoy lucias estupenda como siempre- me dijo y me dedico una sonrisa ladeada.

- Gr...acias... supongo- realmente me sorprende que me haga cumplidos como esos, es decir, no pensé que fuera de ese tipo de hombres que suelen alagar, como generalmente parece estar despreciando a Emily constantemente no lo sabía.

No paso mucho para que llegáramos a mi casa y aún seguía lloviendo como si el cielo se fuera a caer pero aunque me asustaban los truenos y relámpagos mientras estuve con Aidan ni siquiera pensaba en eso.

Ciertamente tenía miedo de que se fuera y mi madre tardaría mucho en llegar así que en mi desesperación por ello, no pensé cuando solté – Quisieras pasar, parece que seguirá lloviendo muy fuerte y no quisiera que te ocurriera algo. – cuando procese lo que dije era tarde pero realmente si me preocupaba de que algo le pasará había sido muy amable conmigo así que porque no.

Pensé que se iba a negar pero cuando voltee a verlo me estaba sonriendo.

-Por supuesto – me dio una sonrisa enorme y pude distinguí en sus ojos un cierto brillo que no supe descifrar que era.

-Está bien apresurémonos. – salimos ambos corriendo del auto aunque yo ahora iba más protegida gracias a su chaqueta, rápidamente nos adentramos a mi casa y lo pase a la sala. – Ponte cómodo en seguida vuelvo. – Me dispuse a ir rápidamente a mi cuarto a cambiarme por algo más cómodo, me puse un pantalón de chándal, una blusa de manga larga ya que resentía frío, gracias a que me moje. Baje junto con una toalla para que pudiera el también secarse y una manta.

Cuando llegue lo encontré de pie en el estante observando algunas fotografías de mi madre y mías y sonriendo a una donde me encontraba llena de pastel por toda mi cara, en mi cumpleaños número 8.

-Eras adorable- me dijo.

- ¿Qué? ¿Era?- me hice la ofendida.

-Sigues siéndolo- dijo volteando a verme fijamente. Bueno esta tarde sería interesante, parecía que afuera no dejaría nunca de llover...

_______________________________________

Hola, me desaparecí unos días pero traigo un capítulo nuevo espero que lo disfruten y que me aquellas que lo lean me dejen saber si les esta gustando la historia.  ❤❤ 



Mi chico.¡Lee esta historia GRATIS!