Capitulo 12

244 34 1

POV KENDALL

Dios, me está matando. ¿Por qué tuvo que ponerse así?

-Soy pésima.

-No digas eso...

-Si, y nadie me quiere.

-Tampoco digas eso. -Dije y sin pensarlo, llevé una de mis manos a su espalda baja para empezar a dejar caricias. Al principio se tensó, pero ya luego se relajó por completo. -Olvida lo que dije antes. Quizás solo te vió en aquella chica y por eso la besó. Además, cuando la otra intentó arrastrarlo a un cuarto, él la frenó.

-Mi vida apesta, Ken. Y siempre lo hará...

-Exagerada.

-Solo digo la verdad. -Sacó la cabeza de debajo de la almohada y ahora se apoyó encima de esta haciendo que retirara mi mano. -Mi novio me engañó.

-Pero sin embargo lo perdonaste...

-Porque le quiero.

-Pues ya está, Keyla. -Dije dando por terminada la conversación.

-Gracias por escucharme, Ken. Si hablara de esto con Sofía, iría a recriminarle a Efren.

-No tienes porqué darlas. -Dije sonriendole.

-¿Sabes? A veces pienso que realmente se puede hablar contigo de cualquier cosa, ya que sabes escuchar a las personas, pero otras veces solo pienso que eres un idiota.

-Bueno, bueno, para eso estamos los espíritus ¿no? Tenemos que estar escuchando a los humanos hablándoles a nuestras lápidas.

-Y ahora pienso que eres un idiota. -Dijo medio riendo y yo sonreí.

-Tampoco te hagas la listilla conmigo. -Reí para cambiar de tema. -¿No hay nada que hacer esta tarde?
-Efri me invitó a ver el partido con él.

-¿Y?

-Le dije que no sabia si iba, pero... Estoy aburrida.

-¿Y a que esperas para hablarle? -Se encogió de hombros y sacó de su bolsillo el móvil. -¿Y bien?

-Viene a buscarme a las ocho.

-Vale, guay.

-¿Tantas ganas de salir tienes?

-Llevo aquí encerrado prácticamente todo el día.

-También tienes razón. -Dijo ella dejando el móvil sobre la mesa. -Iré a avisar a mi padre.

-Vale. -Dije y Keyla salió de la habitación dejándome solo.

Suspiré poniéndome en pie para dar vueltas por la habitación hasta que me dí cuenta de que había algo nuevo en la pared que no había visto antes.

Caminé hasta la esquina que había cerca de la ventana para tocar el símbolo extraño que había dibujado.

-Ya volví.

-¿Qué es esto? -Pregunté sin mirarla.

-¿Qué cosa? -Se acercó a mi lado. -¿Eh? Eso no estaba ahí antes...

-Necesito hablar con alguien. Luego nos vemos.

POV KEYLA

-Pero... -Y ya Kendall había desaparecido antes de que yo pudiera hablar.

Me acerqué más para ver el extraño signo, que a su vez, no era tan extraño porque era un círculo con una estrella de cinco puntas.

Tampoco había que ser muy listo para saber que esos símbolos se usaban para hacer brujería. Cosa que hizo que un escalofrío recorriera mi espalda.

-Kely...

-¡Ah! -Grité al darme cuenta de que me habían llamado. -¡Me asustaste!

-¿Tan feo soy? -Preguntó papá estirando su mano para ayudarme a levantar. Si, por desgracia me había caído ya que estaba de cuclillas. -¿Qué hacías ahí?

-Nada, ¿qué querías?

-Efren está abajo esperándote.

-Oh, que rápido. Ya voy. -Dije sacando una chaqueta del armario para salir de la habitación.

•••

Hacia veinte minutos que habíamos llegado al campo de fútbol y ya iba ganando el equipo de Efren.

Giré la cabeza hacia la derecha y por algunos escasos segundos, me pareció ver a una chica escondida en medio de los árboles que habían por detrás del campo.

-¿Qué miras, enana?

-Solo me pareció ver... Olvidalo. -Dije sonriendole a Jordan. -¿Por qué el...

De repente, un horrible pitido hizo que me callara llevándome las manos a los oídos.

-¿Qué pasa, Keyla?

-¡Haz que pare ese pitido! -Grité moviendo la cabeza efusivas veces.

-¿Qué pitido? No se oye nada...

-¡Por favor! ¡No lo aguanto! -Y entonces, noté como sangre salia de mi nariz, pero no aparté las manos de los oídos.

Efren y Jordan me hablaban preocupados mientras que varias personas se acercaban, pero yo los ignoraba sin poder evitar el agudo pitido.

-Mis oídos estallarán... -Murmuré para verlo todo negro.

Between GhostsDonde viven las historias. Descúbrelo ahora