capítulo 21

61.1K 3.3K 68

................................♡..........................

Le había tomado un par de fotos a mi hijo antes de ir a dejarlo al departamento de Jonathan junto a Valentina.

Eric no dejaba de ver las fotos que había tomado, mis padres ya se habían enterado del nacimiento de mi hijo y mi madre era la más feliz.

En cambio yo, me sentia extraño, la sensación de ver y cargar a mi hijo en mis brazos fue un sentimiento inexplicable.

Sólo a pasado un día que lo vi y mi vida en sí, a cambiado por completo.

Los meses que habían pasado sin verla me Di cuenta que había algo más estancado en mi pecho, pero era un idiota por haberme dado cuenta tarde.

--Hermano, te felicito en serio por que hiciste un buen trabajo si este bebé es hermoso.--Rió viendo la foto.

-Me gusta.--Eric despegó la mirada del móvil y me miro con una de sus cejas levantadas.

-¿Quien?

-Valentina, me gusta la madre de mi hijo.--Eric rió como si lo que dije fuese una broma.

-Oh, no es una broma...--Se rasco la nuca.

-Debo salir ahora, volveré más tarde.--Le arrebate el móvil de sus manos y lo guarde en mi bolsillo.

Ignore a mi amigo quien me llamaba y salí del departamento.

Estar un mes fuera me hizo pensar en muchas cosas, en darme cuenta de muchas cosas también.

Al pensar que habían muchas chicas en aquella cabaña y en que ningún momento me acosté o me acerqué a ellas...supe que había algo raro en mi.

Y al llegar y lo primero que escuché fue su voz, al verla tan frágil junto a un ser tan pequeño que se a convertido en segundos en mi todo.

Me Di cuenta que si, Valentina me gusta pero llegué y me Di cuenta demasiado tarde cuando ya le hice daño lo suficiente para que termine odiandome.

Escuche el clason de un coche detrás de mi, volví a poner atención al frente y ya había dado la luz verde.

MIERDA.

Unos veinte minutos después aparque mi coche frente al edifico donde vivia Jonathan.

Me morí de rabia, de celos al confirmar por ella misma que él estuvo presente en el parto de mi hijo.

Quien fue él, él primero en conocerlo. Por ser un idiota me perdí la mitad de la etapa de embarazo y no me perdonare por haberme perdido el día en que pensé que sería el mejor de mi vida.

Subí corriendo por las escaleras hasta llegar al tercer piso, me detuve a pensar si debía o no golpear la puerta.

¿Qué me estaba pasando?

De cuando me sentia tan nervioso por ver...a una chica.

"No es cualquier chica, es la madre de tu hijo y la chica que te gusta."

Dijo esa voz en mi cabeza, solté un suspiro y golpee.

Menos de un minuto la puerta se abrió, dejándome ver esos ojos azules que por un extraña razón había extrañado.

-Cameron, ¿que haces aquí?--Abrió la puerta dejándome ver el interior del departamento.--Si vienes a ver a Chris lo acabo de hacer dormir.

-No, venía hablar contigo.--Mordio su labio inferior y borré todo pensamiento y deseo de querer besarla ahora mismo.

-Pasa, estaba ordenado la ropita del bebé.--Cerré la puerta y la seguí donde supuse que era su habitación y note que justo a lado estaba la habitación de Jonathan estaba a lado.

Un Papá Rebelde.¡Lee esta historia GRATIS!