#2 No era buena idea.

1K 102 10

Se encontraban caminando al rededor de la casa, tal ves sus suegros no lo odiaban como a sus amigos, tenia suerte mucho mas suerte que sus amigos.

-Que linda casa-comento el azabache viendo los grandes pinturas que adornaban la sala.

Los señores se inflaron de orgullo, querían al novio de su hijo y que el joven les dijera eso era algo que los llenaba de orgullo.

-Gracias Sasuke, mi madre escogió la decoración-confeso el rubio con una sonrisa.

-Se nota-declaro el chico mientras observaba todo.

Los Uzumaki estaban felices, ya que muchos cuestionaban sus gustos en pintura.

-Oye... Naruto, cuando tus padres mueran nos quedaremos con la mansión ¿no?-le susurro con inocencia el azabache a su novio rubio.

La cara de todos los presentes paso de una muy relajada a una muy sorprendida, sorprendida de que aquel chico llegara a decir algo como eso con tanta inocencia.

Había dos cosas claras en ese momento aquel chico no sabia susurrar y mucho menos tener delicadeza al decir las cosas.


10 Cosas que no debes decirle a tus suegros.¡Lee esta historia GRATIS!