~capitulo 59~

455 19 0

Ella quedó sentada en su escritorio, con una tristeza que le rompía el corazón, se sentía tan mal, Marcos era el amor de su vida, no podía seguir estando así, con esa distancia que los separaba, decidió ir hasta el departamento a aclarar las cosas, porque esto no daba para más.
Tomó su cartera y caminó decidida, pensando en cómo iba a comenzar la conversación, de qué manera le iba a explicar todo a Marcos.
Cuando llegó entró y Marcos la estaba esperando, aguardando por una explicación, el aire era tenso y frío, estaban siendo duros el uno con el otro aunque no daban más, querían estar juntos, bien otra vez, Victoria exclamó
-Ay! Marcos! Estabas acá! Que susto! *sentándose en el mismo sillón que él, pero alejada*
-Sí, estoy acá hace rato *sin ánimo*
-Ah. *No lo miraba, estaba guardando las llaves en su cartera y dejándola sobre la mesita ratona* se te paso ya, o... No sé, digo, necesitas un tiempito más para estar tranquilo?
-No, estoy bien, por eso te pedí de hablar.
-Ah, bueno muy bien, espero que me dejes que te explique entonces
*El con un tono un tanto enojado pero muriendose por dentro* -Si, por favor contame
-Bueno, sucede que yo saqué a Mía a dar una vueltita porque estaba muy intranquila, había dormido poco entonces pensé que pasearla la relajaría. El caso es que a ella se le sale un zapatito, yo voy a ponérselo de vuelta, y cuando me levanto, con quien me encuentro?
*El la escuchaba atento, sin interrupciones, pero serio, sin hacer ni una mueca*
-Con Lorenzo! Yo al verlo agarré a Mía porque me asusté, vino y me dijo que me pedía perdón, que me amaba, que él había cambiado... Pero yo le dije que se vaya o llamaba a la policía, y en eso me acarició un poco el pelo, y sin poder verlo venir me besó! Marcos!! Me beso el!! Yo no hice nada! Ahora entendes? Y bueno, yo no me pude separar de él, no me lo pude sacar de encima porque estaba con Mía en brazos!! Así fue como paso todo! Me crees?
-....No lo puedo creer... La verdad no lo puedo creer...*Levantándose bruscamente del sillón*
-Marcos!! Créeme por el amor de Dios!! *También se levantó y acercó a él*
-Pero no lo digo por vos Victoria! No lo digo por vos! *Le toma la cabeza con las dos manos* PERDÓNAME! perdóname por haberte hablado mal! Perdóname! Anoche mientras intentaba dormir en el taller, me di cuenta que no mentías, que me decías la verdad que todo esto era un invento de Lorenzo para separarnos! No sé cómo pude haber estado tan ciego y pensar mal de vos, fue la calentura del momento, perdoname
-Ay Marcos!! Y vos te diste cuenta que lo logro?? Te diste cuenta que vos te enojaste conmigo, yo me enoje con vos, todo por el! Esta enfermo! Es increíble! Vos.... Vos ni te das una idea lo mal que lo pase ayer cuando te fuiste, no sabes lo que te extrañe anoche, sentirme entre tus brazos, sentirme protegida por el hombre que amo. Lloré toda la noche y hoy también, te habrás dado cuenta, mi cara me delata
-Escúchame Victoria, nunca pero nunca más voy a desconfiar de vos, nunca más va a volver a pasar lo que pasó. No dejemos que Lorenzo arruine nuestra familia! Eso es lo que él quiere!! Perdóname, me siento mal, muy mal por cómo te traté, se que te lastimé y estoy muy arrepentido
-Ya está *con lágrimas en los ojos* yo solo quería que sepas como fue, te pido perdón por no haber sido yo la que te lo contara desde un principio, es que la noticia me descolocó y estaba pensando en cómo decírtelo, porque te conozco y sabía cuál iba a ser tu reacción. Yo quería tenerte acá de vuelta conmigo, quería sentirte, quería besarte, no puedo vivir sin vos, y en cada segundo que pasa más lo confirmo, te necesito, sin vos no puedo mi amor, sentía que se me venía el mundo abajo! *Unas lagrimas cayeron rodando por sus mejillas*
Marcos le acarició el pelo, rodeó su cuerpo con un brazo, colocando su mano alrededor de la espalda de Victoria y la otra en su nuca, se acercó a ella y la sentó en su falda en el sillón, sus labios estaban rozándose, Marcos le hablaba y ella se moría de sentir su respiración tan cerca de ella
-Anoche pasé una de las peores noches de mi vida Victoria, no te imaginas todo el amor que siento por vos y Mía, el amor se me sale del pecho, y lo peor que sentí fue miedo, miedo a que todo esto que construimos se desmoronara, miedo a perderte a vos, sos una mujer hermosa, una persona increíble, sos perfecta, cualquier hombre se fijaría en vos, fue una de las pocas veces en las que sentí miedo en mi vida, me muero sin vos mi amor, de verdad, me muero *con sus ojos vidriosos*
-Hey mi amor, acá estoy, no me vas a perder *acariciándole la mejilla* Acaso no sabes que sos el hombre de mi vida? Cambiaste mi vida para siempre, me diste el mejor regalo que un hombre le puede dar a una mujer, nuestra hija, te amo eternamente Marcos, yo también sentí que me moría sin vos, aparte me hablas de que cualquier hombre se fijaría en mi como si las mujeres no anduvieran todas loquitas por vos! Pero usted es mío Guerrero, y de nadie más!
*Se acercó a su boca*
-De nadie más *respondió Marcos murmurando a milímetros de la de ella*
Sentían como a ambos se les aceleraba la respiración, estaban a punto de darle fin a esa discusión injusta e inútil, cuando el timbre interrumpe esa hermosa reconciliación…

MARCORIA 6TA A FONDO❤¡Lee esta historia GRATIS!