-Tiene razón, Efren. –Dije llegando a su lado. –Tenias que haber usado la cabeza antes de tiempo...

-No vengas a fastidiarme ahora, Keyla.

-La chica dice la verdad, Sullivan. –Dijo el entrenador dándome la razón.

-Ya déjenme en paz. –Se puso de pie y empezó a desvestirse. –¿Ahora no dejarán que me duché tampoco?

El entrenador resopló y salió del vestuario avisando a los chicos de que podían entrar.

-Debería de curarte...

-Él agua me curará.

-Efri... –Dije pero fui interrumpida por el barullo de chicos que entraban de risas y fiestas. –Mmm...

-¿Nos cambiaremos delante de una chica?

-Ni se te ocurra soltar otra estupidez por esa boca. –Amenazó Efren y el pelirrojo levantó las manos a modo de rendición. –Esperame fuera, Keyla.

-Está bien. –Dije y salí lo más rápido que pude ya que estaban comenzando a desvestirse.

Volví a subir a las gradas donde ví a Jordan junto a Lucca. –¿Pudiste tranquilizarlo?

-No. –Dije suspirando frustrada mientras me sentaba al lado de mi hermano. –Más bien me echó de allí.

-Bueno, ya se le pasará...

•••

-Gracias por traernos. –Dije girandome para mirarlo. –Efren.

-Si, si, de nada. –Dijo resoplando. –¿Puedo irme ya? Tengo ganas de llegar a mi casa.

Lo fulminé con la mirada antes de bajarme del coche para dar un portazo.

-Adiós, Efren. Ah, ¡Y le ganaste la pelea a ese tipo! –Dijo Lucca antes de bajarse del coche y caminar hacia mi. Abrí la puerta de casa dejando pasar a Lucca. –¡Papá, papá! Efren se peleó con otro chico.

-¿Qué? –Dijo Marco mirándome confundido. Yo me encogí de hombros y subí las escaleras para dirigirme a mi cuarto.

-Por fin llegas. Ya me estaba aburriendo.

-¿Tú no habías ido con nosotros?

-Te deje espacio para no incomodarte con tu amigo. Además, vi el partido desde un buen ángulo. Por cierto... tu novio pega bien.
-Ni me lo nombres...

-¿Se pelearon?

-¿No dices que estabas ahí?
-Si, pero me vine en cuanto terminó la pelea. ¿Sabes por qué se pelearon?Negué. Ese estúpido le dijo que su novia tenia buen culo...

-¿En serio? –Pregunté abriendo bien los ojos. –Pero el dijo que lo había insultado...

-Pues no lo hizo. Sólo te defendió de aquel idiota.

-Por eso estaba tan enfadado.  Necesito hablar con él. –Dije sacando mi celular para marcar su número.

"El móvil al que llama está apaga...

Colgué antes de que la voz robótica siguiera hablando. Ahora abrí el WhatsApp pero hacia mucho tiempo que no se conectaba.

---
Efri ♡
Últ. vez hoy a las 22:55

Necesito hablar contigo, Efri.
Es importante.

---

Bloqueé el móvil, pero volví a desbloquearlo para seguir insistiendo.

-¿Y si le pasó algo?

-¿Cómo le va a pasar algo si acabas de verlo?

-No se conecta, ni me coge el teléfono.

-Estará llegando a la casa, Kely. Espera un rato más...

-Ve a verlo, por favor...

-Oh, no. Esos pucheros no sirven conmigo.

-Por favor, Ken...

-Pero si mañana lo verás en la escuela.

-Kendall...

-Está bien, está bien, pero no llores. –Dijo pasando sus manos por mis mejillas para limpiar las lágrimas.

-Gracias. –Dije sonriendole mientras sorbia por la nariz. Él asintió y después de dejar un beso en mi frente, desapareció de la habitación dejándome sola.

Ahora solo tengo que esperar a que Kendall regrese y que a Efren no le haya pasado nada, aunque yo tuviera el presentimiento de que si...

Between GhostsDonde viven las historias. Descúbrelo ahora