Capítulo 7

29.6K 3.4K 2.9K

La primera vez que Louis apareció en la habitación de hotel, con una media sonrisa y una chaqueta negra que apenas protegía su cuerpo del gélido frío, Harry sintió que volvía cinco años atrás en el tiempo.

Volvió a sentir el tirón magnético en su pecho que lo instaba a rodearlo con los brazos a darle calor. Volvió a sentir el hambre de sus besos suaves, la impaciencia de convertir su sonrisa tímida en una mueca de placer, el instinto tirando de él hacia... su cuello.

Respiró hondo y olía a Louis, Louis cálido y envolvente y todavía más dulce de lo que recordaba.

"Ven" murmuró, casi sin darse cuenta, y él obedeció al instante, sonriente.

"¿Me has echado de menos?" murmuró, dejando que lo estrechase contra sí. Harry hundió el rostro en su pelo, embriagado.

"Siempre, Lou" susurró casi sin darse cuenta, y él pareció darse cuenta de que la conversación era seria. Le apartó un mechón de pelo de la frente.

"Eso espero." él tiró de su camisa al instante, empujándolo hacia la cama.

Le llevó menos de un minuto desvestirlo.





"Harry. ¡Harry!"

Abrió los ojos con brusquedad. Louis lo observaba desde su lado de la cama, con la cabeza ladeada y una sonrisa divertida curvando sus labios.

"Lo siento" dijo con voz ronca "¿Me... he dormido?"

"Sólo diez minutos. Pensé que sólo estabas descansando, pero vi que no me respondías..." Harry recorrió su mandíbula con las yemas de los dedos, y Louis enmudeció. Todavía tenía ese rubor agitado en las mejillas los ojos brillantes, cristalinos.

Quería hundir los dientes en su cuello, quería arrancarle el olor a otro alfa y empaparlo en su propio olor, sólo suyo.

"No quiero irme" dijo con sencillez, y su sonrisa se volvió triste.

"Tengo que hacerlo, Haz."

Pegó los labios a la piel de su hombro.

"No te dejaré ir" gruñó "No dejaré que te vayas, nunca"

Lo oyó reír y separó la cabeza para mirarlo, serio.

"Lo digo en serio" aseguró, y Louis sonrió de nuevo, cálido y tranquilo, casi adormilado. Harry perdió fuerza sólo de pensarlo.

Como siempre debería estar.

"Quédate esta noche" pidió en un susurro, y él suspiró.

"No puedo, Harry"

"Sólo esta noche. Por favor, Lou, llevo... llevo años soñando con dormir contigo otra vez. Sólo hoy, te lo prometo."

Louis negó con la cabeza.

"Imposible" hablaba con suavidad, pero sus ojos eran firmes. Parecía haberse dado cuenta de lo honesta que era su desesperación, de la necesidad y el instinto clavados en su pecho rogándole que no lo dejase ir.

Harry suspiró.

"Lou" empezó despacio "Con... con todo el respeto, yo..."

Él frunció el ceño, pero lo dejó seguir. Harry cogió aire.

"¿Es porque...?" se cortó "¿No te quedas por... algún cliente?"

Louis se quedó quieto.

"¿Cómo?"

Playboy¡Lee esta historia GRATIS!