*15*

1.6K 135 17



-¿C-cómo?- me encontraba en shock, no puedo creer que Kai esté en el hospital.- S-si... yo le diré. Bien... adiós, señora Kim.

Al parecer intentaron contactar a Kyungsoo, pero el rechaza las llamadas...

Esto está mal...

Agarré mi móvil y mis llaves, bajé prácticamente corriendo por las escaleras. Buscaré a Kyungsoo... lo buscaré y no lo dejaré escapar.

En ese momento escuche los pasos de alguien detrás mío, me giré y me encontré con mi "madre".

-B-buenos días...- hice una reverencia y salí rápidamente de la casa.


**


-¡Kyungsoo, abre la puerta... por favor!- Golpeaba enérgicamente la puerta de su habitación, su madre me había dejado ingresar a la casa, preocupada por su hijo y viéndome a mí como una salvación para que saliera al fin de la habitación.- Por favor...

Suspiré...

-Kyung cariño...- mis ojos ardían, no quería llorar.- Te extraño tanto... no sabes cuánto.- Pongo mi mano sobre mis labios, presionando para reprimir los sollozos.- Sin ti estoy perdido, Kyung... Te amo, nunca te mentiría.

-¿Co-como sé que n-no mientes?- su voz se escuchaba ronca, áspera...

-Kyungsoo... no te miento.- apoyo mi cabeza sobre la puerta.- ¿Recuerdas la primera vez que fuiste a mi casa? Ese día estaba nervioso... sabía que Chanyeol no iba a poder ir... y por esa razón me comporté así, no sabía cómo actuar frente a ti.- Suspiro pesadamente...- Y lo de... SooMin, de ella no debes preocuparte. Solo es parte de mi pasado. Ella no tiene que importarte, Kyung.

-N-no lo sé...

-Está bien... piénsalo, pero ahora debemos ir al hospital, rápido.

-¿Por qué?

-Kai tuvo un accidente, todo el día intentaron contactarte pero no contestabas el celular.

Escuche un ruido seco y luego a Kyungsoo llorar.

-N-no puede ser...- decía con un tono un poco mas bajo.

-Vamos Kyungsoo, no tenemos tiempo, ¡Abre la puerta!

Escuche como se incorporaba y caminaba hacia la puerta, y cuando esta se abrió, sentí como mi alma y corazón caían al suelo haciéndose pedazos.

-Kyung...- lentamente acerque mi mano a su rostro, acariciando su mejilla... él se encontraba pálido, demacrado, tenía ojeras, sus labios estaban resecos, su cabello despeinado...- ¿P-porque?- Una lagrima resbaló de mis ojos. Lo abracé con fuerza.

El solo seguía con sus brazos a los costados.

-Vamos.- Lo agarré de la mano y lo saqué de la casa. La madre de Kyungsoo al verlo casi se pone a llorar. Se acercó y le lleno la cara de besos. El solo seguía así, sin decir nada.

Cuando finalmente salimos de la casa, tomamos un taxi y nos dirigimos hacia el hospital, en todo este tiempo, no le solté la mano... y no pienso hacerlo.


**


-Mira nada más...- Xiumin entra a la habitación donde se encontraba Kai.- ¿Por esta mierda usada tenemos que posponer nuestra diversión?- se posiciona detrás de Luhan para morderle el lóbulo de su oreja.

-Pero si esto es divertido...- Una leve risa se escapa de los labios de Luhan.- Bien, ya solo mátalo... ya me aburrí de él.

-Como tú digas, cariño...- una sonrisa torcida aparece en el rostro de Xiumin. Este saca de su pantalón una especie de botellita negra, luego abre uno de los cajones de un mueble que está en esa habitación y de allí saca una jeringa, feliz por su hallazgo, la saca de su envoltura y con ella absorbe el liquito amarillento del pequeño frasco.

-Hazlo rápido...

Xiumin no dijo nada, solamente se acercó con la afilada punta de la jeringa hacia el suero que estaba conectado a la vía intravenosa de Kai. Y justo allí... la puerta se abrió.

Rápidamente estos dos se alejaron de JongIn.

-Oh JongIn, perdón lo siento tanto, no sabes cuánto lo siento... debí contestar mi estúpido móvil, lo siento... t-te juro que si algo te sucede, y-yo me muero Jonginnie...- Kyungsoo rompió en llanto allí mismo.

Sehun por otro lado, miraba atentamente al par de hombres que anteriormente estaban al lado de Kai, y justo cuando les iba a preguntar quienes eran, un doctor entró diciéndoles que debían retirarse, que tantas personas no podían estar dentro de la sala. Y así fue como esos dos desaparecieron de la habitación.

El alto, restándole importancia, se giró hacia su amigo Kai. Lo tomo de la mano y sintió como una lagrima recorría su mejilla.

-Todo saldrá bien Kai, ya verás que si...

Luego miro a Kyungsoo, el más bajito hizo lo mismo, pero rápidamente corrió la mirada, aun no era capaz de mirar a Sehun a los ojos.



____________________________


Rlly, gracias por leer!!! Comenten y voten! :3 

me gusta leer sus comentarios ♥


-Di mi nombre. |EXO-SESOO|¡Lee esta historia GRATIS!