Capítulo Treinta y uno: Llévame lejos

859 38 2


Han pasado tres semanas desde lo que paso en la cabaña en la playa. Ya regrese a la escuela y todo va bien, bueno solo en la escuela. Fuera de ella estoy más vigilada que un bebé recién nacido.

No me dejan salir sola y tengo que estar en casa a cierta hora. Al parecer todos están intentando que Tyler no se acerque a mí.

Luke ha estado muy distante, dice que todo está bien pero no lo creo, solo sé que no quiero separarme de él.

Camino hacia el gimnasio ya que ahí están mis amigos. Entro y los veo sentados en medio de la cancha.

-Hey, raros- los saludo y me siento a un lado de Luke.

-Hola- saludan sin ánimo.

-Estaba planeando que hoy viéramos películas en mi casa ¿Qué les parece?- pregunto un tanto emocionada.

-Lo siento, Hannia. Ya tenemos planes- me contesta Will.

-Oh, vaya. Pero tú yo si pasaremos la tarde juntos ¿no?- le pregunto a Luke y me acerco a él.

-No lo creo, los planes de Will yo igual estoy en ellos- me contesta.

-Siempre los puedo acompañar- le digo.

-Sabes las reglas, Derek quiere que saliendo de la escuela te lleve a casa- me dice Luke.

-A él no le preocupa a que hora llegue, siempre y cuando este contigo- le digo.

-Te llevare a casa y ya- me dice.

Me levanto del suelo y camino para ir a la cafetería pero me detengo y regreso.

-¿Me podían decir que es lo que les pasa?- pregunto enojada.

-Nada, solo no queremos que tengas problemas- me contesta Payton.

-No es cierto eso, ustedes cambiaron tanto después de lo que paso en la playa, y esto me agrada, los extraño, echo de menos las tardes juntos o el ir a las carreras. ¿Ustedes no lo extrañan?

-No- contesta Will y siento que el mi mundo se derrumba.

-¿Qué?- pregunto casi en un susurro.

-No extrañamos ir a las carreras, Hannia- me contesta Luke.

-¿Qué es lo que les pasa? Han estado muy cortantes y distantes conmigo- les digo.

-El mundo no gira alrededor tuyo, Jules- me dice Lexi.

Y todo se derrumbó.

Salgo corriendo de ahí y me dirijo a los baños. Reviso que todos estén vacíos y después me dejo caer en el suelo, siento las lágrimas caer por mi mejillas.

Para de llora. ¡Ahora!

Sigo llorando, abrazo mis piernas y me pego a una esquina. No entiendo que es lo que pasa con mis amigos, mis hermanos y mi novio. Dieron un gran cambio desde que estuvimos en la playa y nadie me dice que es lo que pasa.

Saco mi celular y marco el número de Tyler. Derek me cambio el celular, pero sé de memoria el número de Ty.

Llama telefónica

-Hola- su voz suena enojada.

-Ty- es lo único que logro decir.

-¿Hanni?- su voz al pronunciar mi nombre se suaviza.

-Hola- digo y sonrio con nostalgia.

-¿Qué tienes? ¿Porque estas llorando?- me pregunta.

-¿Cómo sabes que estoy llorando?- le pregunto.

Enamorada del chico maloDonde viven las historias. Descúbrelo ahora