Capítulo Treinta: Estar tan cerca de él me afecta de muchas maneras.

893 39 0


Narra Hannia

-¿Estas bien?- le pregunto a Derek mientras me acerco a él.

-Sí, cariño. Solo son algunos golpes, no te preocupes soy como una roca- me contesta e intenta sonreírme pero en vez de eso le sale un mueca.

-Ven, vamos a adentro para que te cure- le dice Char y lo ayuda a ir hacia la cabaña.

Luke, Will, y Evan se van junto con ellos. Payton y Lexi ya están dentro, supongo que buscan el botiquín de primeros auxilios.

-Creo que esto se está saliendo de control, Hanni- me dice Christian.

-¿De qué hablas?- pregunto confundida.

-Tienes que arreglar lo de Tyler, no siempre estaremos aquí para protegerte, solo piénsalo- me dice y se va con los demás a la cabaña.

Volteo hacia la cabaña en la que esta Tyler y sin pensarlo dos veces camino hacia ella. Esto no se va a quedar así.

Cuando me encuentro en la puerta comienzo una lucha mental entre abrir y entrar o tocar. Decido tocar, solo porque sé que la cabaña no es de Tyler.

La puerta se abre dejándome ver a una chica un poco más baja que yo, lleva unos shorts, que más bien parecen bóxers y una blusa tan pegada que siento que en cualquier momento va a explotar.

-Hola, ¿Dónde está Tyler?- pregunto.

-¿Quién eres?- me pregunta con desprecio.

-Soy Hannia, vengo a buscar a Tyler y sé que está aquí- le digo.

-Pues que estúpida tu pregunta sobre si esta- me dice.

Le sonrió hipócritamente y la hago a un lado para pasar, ella intenta detenerme pero yo me suelto y sigo mi camino, subo las escaleras y comienzo a buscar en las habitaciones a Tyler. Después de abrir dos puerta, voy por la tercera al abrirla me encuentro con Jhonny y su novia en una situación algo incomoda.

-¡OH POR DIOS, JULES!- grita Tyler y quita de encima a su novia.

-Lo siento- le digo y cierro rápidamente.

Abro la última puerta pero antes de entrar me toman del brazo.

-¡¿Quién demonios te crees para entrar de esta manera?!- me dice la chica que me abrió la puerta.

-Suéltala, ardilla- la voz de Tyler se escucha detrás de mí.

La chica me suelta y se hace para atrás. Volteo y me encuentro con el torso desnudo de Tyler, subo mi mirada y sus ojos atrapan a los míos.

Una de sus manos toma la mía y me hace entrar a su habitación. Cierra la puerta con seguro y después camina conmigo hasta estar enfrente de su cama. En todo momento nos seguimos viendo, como si quisiéramos recuperar el tiempo perdido.

Desvió mi mirada de la suya e intento concentrarme en lo que realmente vine a hacer. Suelto mi mano y pongo una distancia entre los dos.

-Tengo que hablar contigo- le digo y escucho su risa.

¡Dios mío! Extrañaba tanto su risa

-Sí, no creo que hayas venido a otra cosa. ¿O sí?- me dice y volteo a verlo, me sonríe de manera pervertida y ni puedo evitar que mis mejillas se sonrojen.

-Tyler- le digo y el vuelve a reír.

-Aun puedo hacer que te sonrojes- me dice y se acerca a mí.

Retrocedo pero choco contra uno de los postes de la cama. Me tiene acorralada y aprovecha eso para acercarse completamente a mí. Con una de sus manos toma mi mejilla derecha y con su otra mano juguetea con mi cabello.

Enamorada del chico maloDonde viven las historias. Descúbrelo ahora