Capítulo 82

22.6K 2.1K 391

Maratón 2.

- No lo entiendo.

Shawn fue el primero en hablar después de que yo soltara mi discurso.

- No esperaba que lo hicierais. -contesté con sinceridad.

Mientras Shawn se preparaba para replicar de nuevo, Matt se limitaba a mirarme de manera ausente.

- ¿Los demás lo saben?

- No. Me parecía justo que fuerais los primeros en enteraros.

- Pues a mí nada de esto me parece justo. -le temblaba la voz.

- A mí no me parece justo a ver llegado y jodido a todos. ¿Sabes? Es relativamente fácil mirarte al espejo, reflexionar sobre quién eres y darte cuenta de que no te gusta en lo que te has convertido. Analizar cada una de tus meteduras de pata y las veces que has hecho sentir mal a alguien por ellas. Pero es duro dar el primer paso hacia lo que crees que es la solución. Es fácil decir yo no era así, lo difícil es volver a encontrarte a tí mismo. -esbocé una media sonrisa pensando en las palabras de Nash.

- ¿Y volverte a España es la solución? -abrió la boca Matt por primera vez, casi con odio.- Eso se llama huir.

- No me vuelvo a España para siempre, solo voy a pasar una temporada con mi tía. A distanciarme para ver las cosas con perspectiva. -contesté.

- Huyes de tus problemas. -corroboró el moreno.

- No, huye de nosotros. -espetó el rubio.

- No. Desde que llegué he estado complicando vuestra relación día a día. Soy la kriptonita de "Magcon", y hasta que deje de ser tóxica cuanto más lejos, mejor.

Matt me miraba sin dar crédito a las palabras que salían de mi boca, probablemente pensando que he perdido la cabeza.

- ¿Pero tú te estás oyendo? Ana, joder, que Nash sea un imbécil y un cobarde no te da derecho a actuar de la misma forma que él. -escupió Matt.- Puedes fijarte en lo malo, pero no puedes negar lo bueno. Taylor, Johnson y Aaron tienen novia gracias a tí. Eres la hermana pequeña que Cam tanto quería. La mejor amiga que muchos necesitaban. Y la chica que Shawn y yo llevamos tiempo buscando. Si te vas sí que nos vas a joder bien a todos.

- Matt por Dios, Nash y Cam ya no se hablan por mi culpa. Vosotros os enfrentasteis. Intento actuar como una persona madura cuando soy una niña que quince años, necesito madurar y para eso necesito tiempo y perspectiva.

- Lo que eres es una egoísta. -la seriedad se reflejaba no solo en sus palabras si no también en su mirada. Mientras, Shawn asistía a la escena probablemente terminando de procesar todo.

- Estoy intentando hacer esto por vosotros, ¿vale? Que me aleje es lo mejor, yo...

- ¿Tú qué? ¿Volverás? ¿Y qué pretendes conseguir con eso? ¿Qué será distinto? -Matt se levantó del sofá sin apartar la mirada de mí.- Llegas, pones todo patas arriba, te vas, nos dejas hechos un lío y cuando empecemos a reestructurarnos, vuelves. ¿Y qué? ¿Vuelta a empezar? -guardé silencio mientras él me miraba impasible.- Pues si te vas, prefiero que no vuelvas.

Y tras soltar esas palabras de la manera más seria que he oído hablar a alguien en mi vida, se dió la vuelta y desapareció de camino a la entrada de la casa desde la que se oyó un portazo segundos después.

- Genial. -musité para mí misma mientras sentía mis ojos cristalizarse.

¿Rabia? ¿Tristeza? ¿Dolor? Más bien un aplastante no sabes hacer nada bien.

- No lo dice en serio.

Giré sobre mis talones para ver a un Shawn aún sentado en el sofá que se mantenía en una calma bastante inquietante.

- Solo no quiere perderte. -volvió a hablar ante mi silencio, defendiendo al rubio.

- Me odia. -le contradije, y él esbozó media sonrisa.

- Eres realmente tonta. -me miró y luego se levantó hasta quedar frente a mí.

Esperaba un discurso, un sermón, un insulto en el peor de los casos.

Pero se limitó a abrazarme.

- Te voy a esperar. -sentenció en mi oído y una punzada atravesó mi pecho.

- No eres el primero que me dice eso. -no pude evitar contestar.

- Ya, bueno, voy a ser el primero en cumplirlo. Yo no soy de los que se rinden.

Y tras esas palabras, se alejó de mí con una sonrisa rota hasta abandonar la casa.

El Clan Imbécil |Magcon Boys| EDITANDO¡Lee esta historia GRATIS!