Capítulo 36

231 24 20

Juliet's POV.

-¡Yo estoy en contra!-gritó Mark.

Los novios y los invitados se giraron incrédulos.

-¿TÚ OTRA VEZ SUBNORMAL?-Héctor bajó bruscamente con la intención de pegarse con Mark. Mark le cogió del brazo con fuerza impidiendo el impacto.

-Esto es todo una mentira,yo soy la única persona que ama a Mireia,y aquí estoy,demostrándolo.-el padre de Mireia corrió hacia Mark súper enfadado,pero Don Rodrigo se puso delante de Mark con su silla de ruedas.-Esto es todo una puta mentira.

-No os atreváis a tocar a este chico.-gritó Don Rodrigo.-Él es la única persona que ama verdaderamente a mi nieta. ¿No os dais cuenta de la locura que estáis cometiendo? Mireia,ven aquí.-entre todo el murmullo Mireia fue hacia ellos ignorando las miradas asesinas de su padre y de Héctor.

-Estás tan guapa...-Mark la abrazó y besó su cabeza.

-Mireia,¿Quieres a Mark?-le preguntó Rodrigo.

-Con todo mi corazón.-Mireia miró a Mark a los ojos y le abrazó con lágrimas en los ojos.

-Pues este enlace se celebrará por encima de mi cadáver.-todo el mundo empezó a revolucionarse y aprovechando el escándalo Rodrigo susurró.-Iros de aquí, ya me llamaréis.

-Gracias abu-Mireia abrazó a su abuelo llorando.-Te amo.-Mark y ella aprovecharon y salieron de allí corriendo donde se reunieron conmigo a la salida.

Nos apresuramos a coger el taxi para ir al aeropuerto.

-Esto es una locura-se rió Mireia y abrazó a Mark.-¿Donde iremos ahora?

-Yo me voy a Bélgica,pero vosotros ya veréis no...-les guiñé un ojo.

-Este es el mejor día de mi vida.-Mark le dio un pequeño beso a Mireia en los labios.

3 days later...

Sábado. Día de clasificación.

-Tía Juliet, ¡Hoy vamos por fin papi y yo a ver coches!- Valentina me abrazó y mi hermano sonrió.

-Toto viene a vigilar que no le arruíne la escudería.-me reí. Unos policías nos dejaron entrar al circuito.
Sentí como mi hermano me abrazaba y me besaba la mejilla con sonoridad.

-Tonta mía, sé que has hecho un excelente trabajo estas carreras,no sabes lo orgulloso que estoy de ti.- sonreí, es lo mejor que me podía haber dicho.

-¡Pero que bonito es el amor entre hermanos!- exclamó Susie cogiendo a mi sobrina en brazos.- ¿Qué tal mi vida?

-Hola Susie,estás muy guapa,aunque me gustas más con la camiseta de Miercedes que es el equipo de papá.- dijo la pequeña.

-¡Oh cariño! Es que yo soy de otro equipo,pero eso no impide que quiera a tu papá.-Susie miró con una sonrisa a Toto,que se sonrojó. Mi hermano fue hacia ella y le dio un pequeño beso en los labios.
Acto seguido,algunos periodistas rodearon a Susie y a Toto,aún no sabían que mantenían una relación.
Al lado de nuestro box pude ver a Sacha y a Alicia,así que me separé de todas las cámaras y corrí hacia ellos.

-Cariñooos.-les saludé.

-Juliet,cuanto tiempo,creo que voy a llorar.-Sacha me abrazó. Y Alicia se unió al abrazo.

-¡ABRAZO GRUPAL!-exclamó Sacha y se empezó a reír.

-¡Sacha! ¿Qué te he dicho? ¡Tienes que venir a ayudarme!- Alain,su padre frunció el ceño y se lo llevó del brazo.- Chao chicas,os lo robo un ratito.

-Y yo tengo que irme...al box de Ferrari,para apoyar a Fernando.-Alicia me besó la mejilla y se fue.- Chao amiga!

-¡Chao!-me despedí, acto seguido miré la hora,aún era temprano y decidí ir a ver a Judith,que estaría,como siempre,con las demás chicas.

-Hola Judith.-la saludé y ella me abrazó.

-¡La desaparecida! ¡Cuánto tiempo rubita!-se rió y dos chicas que estaban con ella me miraron con curiosidad.-Oh July,a estas chicas no las conoces, ella es María,la novia de Magnussen y la otra es Mery,es amiga de Hamilton.

-Encantada chicas.-sonreí amablemente-Aunque a Mery ya la conocía...más o menos...

-Igualmente.-dijo María dándome dos besos en la mejilla.

-Sí Juliet...Mery es la única persona que quiere y apoya con toda su alma a Hamilton en el paddock...yo creo que van a acabar juntos.-Judith puso cara de perversión y Mery le pegó un toque en el hombro.

-Tonta,somos amigos.-Mery frunció el ceño.-Además, tener una relación tan bonita como la de Kevin con María es misión imposible.

-Estoy de acuerdo.-añadió Judith- Marcus no me regala ningún anillo en nuestro día, ni me invita a cenar casi todos los días, ni me prepara el desayuno...Es tontito en esos temas. Pero es mi tonto. Además,esto  se compensa con lo bueno que es en la cama.

-¡Judith!- se rió María.-Madre mía.

-Lo dicho Mery,yo no perdería la oportunidad con Lewis.-Sonreí.-eres muy importante para él.

-Lo sé...-miró su reloj.- He quedado con él ahora.

-Pues te acompaño hasta el box. Chao chicas.-pero Judith ya no me escuchó, se había ido a saludar a Marcus y lo último que escuché fue que le dijo indirectamente la necesidad de un anillo para demostrar el amor hacia una persona.

-Te dejo con él,¿Vale?-le susurré a Mery que entró en el cuarto de Lewis cuando se estaba poniendo los cascos.
Pensé en ellos dos,harían una muy buena pareja la verdad...definitivamente sí,la harían.

-Guapa.-me susurró Nico al oído,no pude evitar la risa tonta.

-Hola campeón, hoy pole.¿Eh?-le miré a los ojos y él asintió.

-Quiero que se pasen estos dos días rápido para poder aclarar todo de una vez. Y ganar aquí,estaría genial.-se rió.- Es uno de mis circuitos favoritos.

-Lo sé,ya me lo has contado.-me reí y le besé en los labios dejándole atónito.- Lo siento, no me pude resistir.

-Te amo.-me susurró el alemán para después sellar la frase con otro beso.



You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!