El comienzo

3.3K 242 11

Su cabellera rubia, su piel morena y sus ojos cafés, no eran invisibles ante los ojos verdes de Blake.

Aunque ella lo negara, él siempre estaba en sus pensamientos. Y siempre estaba pensando en alguna fantasía junto a él. Ya sea tomados de la mano por la calle, sonriéndose mutuamente o saliendo a tomar un helado junto a él.

Dibujo sus ojos verdes, como una especie de caricatura. Esto siempre le pasaba, de un momento a otro se encontraba, dibujando sus fantasías en su cuaderno especial, aquel en donde podía escribir y nadie la juzgaría jamás

Él la veía desde lejos, y ella no lo notaba. Ella sonreía y él moría por ver lo que Amelia garabateaba todos los días en ese cuaderno. Quería saber que la hacía sonreír tanto.

Sentada en el césped del campus, bajo la sombra de los árboles, se dispuso a escribir en una hoja color azul, para aquel joven de ojos verdes, cansada de escribir en su cuaderno palabras que él nunca leería.

Querido chico de aquellos ojos verdes:

Hola, sé que es algo tonto de mi parte escribirte esto, parezco una acosadora estúpidamente cursi.

Espero que no pienses eso, y dejes de leer esta nota. :)

Te escribo esto para decirte que he notado muchas cosas que me gustan de ti, empezando por tú manera de defender tus ideales, tu personalidad, tu sonrisa y tu risa... ¡Oh dios! Es hermosa. Hasta terminar por tus hermosos ojos verdes esmeralda, que me quitan el sueño cada noche.

Pensó un buen seudónimo, y no lo consiguió. Pensó y pensó, pero nada venía a su mente. No podía ser algo que se relacionara totalmente con ella, él lo descubriría rápidamente. Debía tener contacto con ella, pero un contacto discreto. Uno del que nadie debía sospechar.

Mordió su labio inferior, y sonrió cuando una idea vino a su mente. Rápidamente escribió el final de la nota, mientras aquella sonrisa no se borraba de su rostro.

Con mucho cariño... La chica invisible.

Decidida y sin querer admitirlo, un poco asustada, Amelia se levantó y fue a dejar en el casillero del ojiverde, aquella nota.



© Aquellos ojos verdes; 01 |EDITANDO|¡Lee esta historia GRATIS!