Capitulo 1

597 53 11

El despertador sonó a las seis como todas las mañanas.

Me extrañó no ver a mi mejor amiga Charlotte acostada a mi lado como siempre.

-¡Buenos días!

-Hola. -Dije sonriendole mientras veía como ella salia del baño. -Que temprano fuiste a ducharte hoy ¿no?

-Si, quise prepararme para ver a Zac. -Me guiñó un ojo antes de acercarse al armario para coger mi ropa. -¿Qué tal vas con Efren?

-Bueno, ahí vamos. -Dije levantandome de la cama. -Sabes que es muy celoso.

-Lo sé. -Entré al cuarto de baño dando por terminada la conversación.

Después de veinticinco minutos, ya estaba duchada y vestida. Ahora iba de camino a la cocina para desayunar.

-Buenos días, papá.

-Hola, cariño. ¿Cómo dormiste?

-Bien. -Dije sentándome en la mesa donde me esperaban unas ricas tostadas.

-¿Charlotte también quiere tostadas?

-Claro que quiero.

-Si. -Respondí y mi padre asintió caminando hacia la tostadora. -Aunque yo le doy de las mías, sabes que no me gusta comer mucho por la mañana.

-También tienes razón. -Le sonreí y Charlotte se sentó a mi lado.

-¿No vas a decirle lo de la acampada?

-Oh, cierto. Papá... -Me miró incitandome a continuar. -En la escuela van a preparar una acampada de miércoles a viernes. ¿Me dejarás ir?

-Claro. ¿Efren irá?

-Mmm... No lo sé. -Dije encogiendome de hombros. -Bueno, ya me voy o se me hará tarde.

-Si, adiós, cariño. Y adiós, Charlotte.

-Adiós, Marco.

-Dice que adiós. -Le dí un beso en la mejilla y salí de casa para ponerme rumbo a la escuela.

•••

-¡Por fin el recreo! -Dijo Charlotte saltando de felicidad. -¡Ya podré ver a Zac! -Reí disimuladamente. -Oh, tu bad boy te espera. No tardes.

Rodé los ojos caminando hacia Efren. -Hola.

-Hola, guapa. -Dejó un beso en mis labios antes de volver a apoyarse contra las taquillas. -¿Vas a ir a la acampada?

-Si, ¿tú?

-No lo sé. Aún me lo estoy pensando. -Asentí guardando la mochila dentro de la taquilla y cogiendo el dinero.

-¿Vamos? -Asintió entrelazando nuestros dedos para caminar a la cafetería. -¿Por qué no quieres ir a la acampada?

-No he dicho que no quiera ir.

-Pero aun lo estás pensando. -Me senté en una mesa fijándome como Charlotte estaba sentada junto a Zac hablándole.

-No quiero discutir. -Dijo tensandose.

-Está bien, no te enfades.

-No estoy enfadado. -Lo miré levantando una ceja. -Iré a por el desayuno. ¿Lo mismo de siempre?

Between GhostsDonde viven las historias. Descúbrelo ahora