Analizando

5.6K 717 304


El día siguiente, todo pasó demasiado rápido.

Sin alguna razón en especifico, TaeHyung no durmió suficiente y se despertó más bien muy cansado, frotando sus ojos y debatiendo en su mente si debía o no levantarse de su cama e ir a la escuela.

Era una difícil decisión.

Al final, terminó por cumplir con toda su rutina matutina semi despierto: duchándose, cepillando sus dientes, y aplicando casi una inexistente cantidad de maquillaje a su rostro.

Entró a la escuela en un bostezo esa mañana, tomando una tarta de mora gratis en la cafetería antes de dirigirse a su casillero.

Las primeras seis clases pasaron demasiado lento para el actual estado de agotamiento de TaeHyung. Entre sus dos cursos avanzados y las otras clases de relleno y conseguir los créditos que necesitaba en el resto de su horario, TaeHyung estaba lo suficientemente estresado diariamente como para luego tener que ir a la oficina del consejero dos veces a la semana para simplemente hablar sobre todo lo que ha pasado por su mente (ya sea algo que lo ha estado inquietando, o incluso algo tan simple como una buena caminata que haya tenido).

Para el momento en que finalmente pudo mirarse en el espejo del baño y vio los oscuros círculos formándose bajo sus ojos, quiso desesperadamente salir por la puerta del establecimiento y arrastrarse hasta su casa para dormir.

Entonces recordó.

Clases de arte.

...

"Así que ¿qué quieres hacer de tu vida? Jeon JungKook" Preguntó TaeHyung el día siguiente en clases, luego de haber pasado todo el día anterior demasiado cansado como para animarse en tener una conversación.

Se inclinó hacia adelante, cruzando sus brazos sobre la mesa.

"Bueno," JungKook sonrió, luego moviéndose también para imitar la posición del otro, "no he estado pensando mucho en eso aun."

"Es entendible." TaeHyung en serio lo entendía, "De hecho yo de alguna forma odio pensar en mi futuro."

"¿Por qué?" La pregunta salió antes de que JungKook pudiera suprimirla, y TaeHyung podría decir que el otro tal vez sintió que pasó por sus límites.

Pero no lo hizo. En lo absoluto.

TaeHyung pausó, se encogió de hombros y luego bufó en silencio. "No estoy seguro. ¿Tal vez porque tampoco lo he pensado mucho aun?" Casi susurró, tomando su lápiz entre sus dedos un momento antes de continuar, "Es que, me graduaré este año, y creo que solo tengo miedo de crecer... así que continúo aplazando las opciones en mi cabeza antes de tener tiempo de decidirme por una."

Personalmente, creyó que sonaba tonto, pero el menor asintió en entendimiento mutuo.

"Creo que yo estoy más bien asustado a fracasar," admitió JungKook finalmente, levantando su mirada para encontrar la de TaeHyung, "Ya sabes, no lograr lo que me proponga."

Oh, ¿así que es un perfeccionista?

TaeHyung con lentitud lamió sus labios una vez más, luego miró hacia abajo, distrayéndose por el dibujo sobre la mesa en frente del mejor; era un muy detallado cráneo humano (TaeHyung asumió que debió ser increíble en anatomía según la precisión de sus dimensiones.)

"¿Entonces qué pasa si reformulo mi pregunta?" TaeHyung abrió su boca para hablar, pero le tomó un par de segundos el que sus palabras finalmente salieran de sus labios, "¿Hay alguna carrera futura que hayas estado considerando?" Sonrió, volviendo al contacto visual.

La respuesta vino casi instantáneamente: "Tatuador."

Era como si la respuesta fuera casi instintiva, y TaeHyung no pudo evitar la pregunta que salió automáticamente después también: "¿Tienes algún tatuaje?"

"Si, tengo dos."

Rápidamente, TaeHyung permitió que sus ojos escanearan todas las porciones visibles de piel de JungKook, y falló en encontrar algo de tinta.

JungKook era definitivamente menor de edad, así que el mayor asumió que habría tenido que tener permiso de sus padres.

Levantó una de sus cejas y JungKook sonrió, "Están bajo mi ropa."

Oh.

"Tendrás que mostrármelos algún día." TaeHyung se maldijo mentalmente- esa oración supuestamente debía quedarse en su mente, pero accidentalmente salió de sus labios y ahora se encontraba flotando en el aire entre ambos.

TaeHyung estaba seguro de que JungKook se sentiría asqueado al saber que pensó eso, o peor, que de hecho lo dijo en voz alta.

Pero la risa que recibió en lugar de eso lo hizo suspirar de alivio.

"Tal vez algún día." JungKook sonrió.

¿Solo está diciendo eso para hacerme creer que no me encuentra raro?

¿Estamos coqueteando?

Espera ¿Si quiera le gustan los hombres?

¿Estoy analizando mucho esto?

El corazón de TaeHyung latía muy rápido, pero solo rió y esperó que su rostro no estuviese tan rojo como se sentía.

...

"Te vez feliz." HoSeok pasó un brazo sobre los hombros de TaeHyung mientras caminaban a casa esa tarde, luego apoyando su cabeza en el mismo lugar.

Jung HoSeok. También conocido como Hobi (A.K.A la persona más increíblemente feliz y optimista persona en la escuela.) La gente incluso ha dicho que él es literalmente la versión humana de los arcoíris y los rayos del sol.

Y TaeHyung también lo creía.

HoSeok había sido su mejor amigo desde primaria - y una de las únicas personas en las que confía con su vida.

"Creo que lo estoy." TaeHyung sacudió su cabeza y juguetonamente alcanzó el brazo del otro con el suyo.

"Suelta los frijoles, niño."

"Es que, no es por algo especifico," TaeHyung mintió, "Es solo que he tenido un muy buen día."

El mayor levantó una ceja de forma escéptica, sin tragarse mucho la historia, pero sonrió de todas formas, "Si tu lo dices."

"Oye," el chico pelirrojo levantó su mirada, "¿está bien si paso el fin de semana en tu casa?"

HoSeok tenía diecinueve y consiguió su propio apartamento, gracias a su familia, quienes por cierto pasaban demasiado tiempo ahí en lugar de salir a algún otro lugar. No es que se queje tampoco.

"Por supuesto," HoSeok quitó su brazo de lo hombros de TaeHyung y llevó sus dos manos a cada uno de sus bolsillos, "Ni siquiera tendrías que haber preguntado."

Y ambos rieron.


Obra De Arte ↝ VKook¡Lee esta historia GRATIS!