Maratón 5/5

92 10 8

Un mes había pasado exactamente desde qué TaeMin se había casado con Soo, desde qué GwiBoon se había ido con KiBum. Todo iba de mal en peor.

GwiBoon extrañaba a su madre, había decidido en decirle a su padre que quería ir a verlo. Esperaba ansiosa a que su padre llegará sentada en el sofá viendo como su abuela tejía. La puerta se abrió dejando ver al padre de KiBum y a KiBum, se levantó de donde estaba para correr hacia los brazos de su padre los cuales la estrujaron con emoción.


–Papi, quiero ir con mami, ¿Vamos?


–Lo lamento, bebé. Iremos a cenar con unas personas y debes ponerte mas hermosa de lo que ya estás. –Pico la nariz de la niña con su dedo índice haciéndola reír–. ¿Irás con abuela para ello?


–¡Sí! Pero... ¿Iremos después?


–Sí, me llevarás después con mamá.


“Perfecto” pensó KiBum.


Días después, Soo salia de la oficina de TaeMin acomodándose los pantalones, relamió sus labios quitando el exceso de sangre que seguía en sus labios.

Tenia días que abusaba de él, amenazándolo y golpeándolo a su antojo. ¿Qué mas debía hacer? Muchísimo más.


TaeMin después de acomodarse la ropa como podía se quedo en su escritorio llorando, ya no le importaba nada, las dos personas que mas quería en el mundo estaban muertas. Su madre entro minutos después viéndolo, se le partía el corazón verlo de aquella manera, corrió literalmente a abrazarlo sintiendo como el cuerpo de TaeMin temblaba mientras lloraba, estaba harta, tenia que hacer algo ahora mismo.


Ese día era el día, ese día cambiaría todo.


En la noche, iban en camino hacia la casa de los Kim, al fin conocerían al millonario que pronto uniría su empresa con la de ellos. El mayordomo abrió la puerta de la gran casa dejándoles entrar. Pasaron el gran jardín hasta llegar a la puerta principal. Adentro vieron al señor Kim y a su esposa con una sonrisa en sus rostros. Una vez que estuvieron reunidos los mayores se saludaron, TaeMin y su padre se vieron. TaeMin fijo su vista sorprendido al ver a la madre de KiBum ahí.


–Hola, Lee. Veo que trajiste a tú familia. –Vio a TaeMin–. ¿Él es tú hijo? Es muy guapo.


–Sí, él es Lee TaeMin, futuro dueño de mi fortuna y heredero de mi empresa.


–Mi hijo no tarda en bajar, tuvo unos problemas con su hija y...


Fue interrumpido por los gritos de su nieta que hicieron que la familia Lee volteará a esa dirección, TaeMin se sorprendió.


–¡Espera, GwiBoon! Puedes caer.


–¡Anda, papi! Abuelito dijo que ya deberíamos estar.


Soo, alertado en seguir su venganza abrazo a TaeMin frente a todos.


–Él, señor Lee. Es mi hijo Kim KiBum y ella su hija Kim GwiBoon, futuro heredero de mi fortuna y empresas. –Sonrió amplio.


TaeMin y KiBum se vieron sorprendidos. ¿Qué rayos ocurría?


–¡Mami, viniste! –La niña corrió hacia TaeMin abrazándose a su pierna.


–Bebé, ¿Dónde estabas? –La cargó aguantándose las lágrimas.


–Encontre a papi, mami. Ahora podemos ser una familia.


–Bebé, yo...


–Yo soy tú nuevo padre, GwiBoon. –Dijo Soo mirando a KiBum el cual abrió sus ojos sorprendido–. Tú mamá y yo nos casamos, puede y te demos un hermanito pronto.


La gota que derramo el vaso.

¡Hola, mis hermosas lectoras! Después de mucho he vuelto. ;; espero y disfruten de éstos pocos capítulos que quedan para dar por terminada está historia, estaré pronto volviendo con nuevos proyectos ya en vacaciones para los días festivos. :3
Disfruten de ello y nos vemos pronto ^^/ ¡Las adoro!

La hija de Kim KiBum.¡Lee esta historia GRATIS!