Capítulo 11 - La Pared

4.1K 419 132

Por mucho que lo intentó, a Drug le fue imposible concentrarse durante las primeras funciones. Estaba sentado junto a Drink y podía escuchar su conversación con Fok al otro lado, parecía que se llevaban bien y se entendían, conversaban fluidamente y bromeaban... parecían... encajar, pero él sabía que Fok era siempre así con sus conquistas, encantador e ingenioso, coqueto y atrevido... pero sin importar quien fuera, una vez perdía el interés, los dejaba sin mirar atrás. No quería que le hiciera eso a Drink. ¿Por qué lo hacía? Sin importar que tan descarado pudiera ser, ya debería haberse dado cuenta de que Drink era un chico del tipo serio, nada que ver con sus usuales conquistas de una noche. Entonces ¿por qué? ¿Por qué seguía ese camino? Se masajeó la sien y levantó la vista a tiempo para ver al presentador anunciar la obra de Lygal, sonrió y cuando el telón se abrió y Lygal salió con aquel disfraz, actuando sólo con señas, se olvidó por un segundo de asunto de Fok y Drink y disfrutó de verlo, había una sonrisa tan amplia en su rostro que cuando Drink se giró a él para comentarle algo no pudo evitar notarla... ¿Qué demonios hacia aquella sonrisa de enamorado en la cara de Drug mientras veía a su hermano?

La obra transcurrió como lo previsto. Aunque hubo pequeños errores, la audiencia no lo notó, Drug estaba encantado viendo al pequeño Lygal corretear por el escenario, lleno de movimientos teatrales mientras ambos hermanos, Dring y Lygal, parecían buscarlo con la mirada de vez en vez; Lygal ansioso, Drink desconcertado.

Para el rubio hermano mayor el descubrimiento de que su mejor amigo estaba interesado en su hermano menor era nuevo, a ciencia cierta no sabía exactamente que sentir. Era su pequeño hermanito, el tema no le dejó disfrutar de la obra por completo e incluso Fok notó lo distraído que estaba. No lo conocía de mucho, pero no se necesitaba ser un genio para saber lo que pasaba, solo había que notar como desviaba la mirada a Drug insistentemente y como éste, completamente absorto en el escenario, no parecía notarlo, parecía que Drug no podía ocultar por más tiempo su interés por Lygal.

Fok sonrió con cierta añoranza, como si hubiese algo en el rostro de Drug que envidiara y al ver al escenario, al chiquillo que le tenía comiendo de su mano sin darse cuenta, sonrió. Eran una pareja en verdad adorable, puede que no los conociera demasiado pero con lo poco que conocía a Drink imaginaba que un hermano suyo debía ser un chiquillo maravilloso y Drug... el no podía pensar en alguien mejor como pareja para el niño, Drug era un sujeto serio, era bromista y juguetón pero sus compromisos eran serios, no era del tipo que salía a juguetear y siempre mostraba compromiso y respeto hacia los demás.

Al terminar la obra los actores regresaron a la parte trasera y posteriormente al segundo piso a recuperar su piel original, sin los disfraces y la pintura. Los jóvenes entraron emocionados en los vestidores sacándose los disfraces y hablando animadamente de sus impresiones, con un sentimiento sobrecogedor de realización y éxito. Había algo realmente emocionante y satisfactorio en realizar algo por lo que llevaban semanas trabajando, para Lygal en especial había existido una emoción única al volver la mirada al público en sus momento de espera en el escenario y ver no solo a su hermano sino a Drug a su lado, encontrarse con sus emotivos ojos verdes y sentir la apreciación que no había tenido antes, había algo, algo inquietante en la mirada de Drug, algo que le aceleró el corazón y le tenía con una tonta sonrisa aun después de terminar la función.

-Pero mírate ¿qué es esa sonrisa enamorada que te veo?- se burló Lucia y aunque Lygal se avergonzó no pudo esconder la sonrisa.

-No molestes- la regañó risueño y comenzó a cambiarse y limpiarse la pintura sin notar la mirada triste de Vince en él, la sonrisa enamorada de Lygal era tan devastadora que no podía ni acercarse a molestarlo.

Lygal lo hizo todo en tiempo express, salió antes que cualquiera de sus compañeros y casi corrió por escaleras y pasillos a los asientos, buscando a su hermano y Drug, cuando los encontró notó que Drug le había guardado un asiento a su lado y sonrió sentándose.

Una Adicción Peligrosa¡Lee esta historia GRATIS!