Capitulo 5

322 29 6

Me Beso. .

Me beso. .

Me beso. .

¡Me Beso!

Ni yo misma lo podría creer, ese sujetó sin duda tenía agallas para hacer semejante cosa, pero aún así. . ¿Por que ahora me sentía tan confundida? Y sobre todo ¿por que me gusto? ¿¡Por que!? Simplemente no podía aceptar algo así, necesitaba olvidarlo, olvidarme de todo lo de hoy y sobre todo de su horrible rostro. .

Camine hasta la puerta de mi hogar aún estando en shock y abrí esta sin pensar, encontrándome con mi hermano el cual al parecer iba de subida a la planta superior.

- Himeri, bienvenida ¿te fue bien?.- Dijo con una sonrisa, mientras que yo sólo pensaba en las miles de formas de matarlo.

- Tu. . - Murmure, alzando mis brazos hacia el.

- ¿Mnh? ¿Que pasa?.- Este bajo rápido las escaleras y camino hasta en frente de mi.- ¿Acaso quieres que te abrace?.- Pregunto.

-¡Te matare!.- Grite finalmente dejando salir todo mi enojó y sin duda Ryuta no dudo en correr, así como yo no dudé en perseguirlo por toda la casa, arrojándole cualquier cosa que encontrara.- ¿Qué demonios pensabas en darle mi número ¡y la llave! Y para peor decirle que fuera el quién me llevara con el médico? ¡Te falta un tornillo!.- Grite.

- O-oye. . Vamos no seas así, lo hice por tu bien.- menciono, sin duda hasta parecía un poco asustado.

- Mi bien ni un demonio, nunca. . Nunca te perdonare por esto, Ryuta.- Dije, finalmente deteniendome, después de todo mi condición física era un asco.

- Créeme que todo esto luego tendrá sentido y me lo agradecerás, Himeri.- Murmuro, nuevamente acercándose a mi.

-¿Por qué hay tanto escándalo?.- Se escucho a lo lejos una voz femenina.

- ¿Quién es?.- Pregunte, dirigiéndome hasta donde venía el sonido, pero a medio camino mi hermano me lo impidió.

- Eso no es nada, ¿por que no vas a tu cuarto?.-

Se le notaba que esto era algo que no quería que descubriera, era algo raro en el, pero lo conocía, así de importante sería lo que oculta.

- Si claro.- Dije sarcástica, haciéndolo a un lado y siguiendo con mi camino.

Aquel ruido venía de la sala, así que me aproxime hasta el lugar de brazos cruzados, encontrándome con una mujer bastante alta y bonita, debería ser más o menos de la edad del señor psicópata y de mi hermano.

- ¿Tu quien demonios eres?.- Pregunte y la mujer no tardo en levantarse.

- Así que tu eres Himeri. .- Dijo.

- Te hice una pregunta.- Le recordé, pero justo en ese momento antes de que ella me contestara llego Ryuta a joderlo todo.

- ¡Ah! Himeri, ella es. . Sayumi-san. . Verás ella es una. .- Trataba de explicarme mi hermano.

- Soy la novia de Tsuzuku.- Dijo la mujer interrumpiendo lo y sin duda sus palabras me atravesaron como bala, me dolía saber eso pero ¿por que? No hice más que mirarla con sumo despreció antes de formularle otra pregunta.

- ¿Y que haces aquí? ¿También vienes a seguir el ejemplo del psicópata de tu novio?.- Pregunte con obvia molestia.

- ¿Disculpa?.- Dijo sin entender.- Vine a buscar a Tsuzuku, varios de sus amigos me dijeron que estaría aquí.

- Pues estas muy equivocada ¿o acaso piensas que tiene poderes de invisibilidad y está en algún rincón de esta casa?.-

- Estoy segura de que no, pero también he venido a hablar contigo.- Dijo está con una enorme sonrisa.

『Dulce y peligroso camino de espinas』¡Lee esta historia GRATIS!