capitulo 39

255 14 0

Victoria toma coraje, imaginando la reacción de Marcos, ella sabía que se iba a poner loco, pero que más podría hacer? Tenía que saberlo, no le gustaba mentirle ni ocultarle cosas, él sabía todo de ella, como ella de él, y esto era algo complicado, no era una simple pelea con Lorenzo, él con sus actos había demostrado no estar bien, no estaba en sus cabales, ella tenía miedo de lo que llegara a pasar, y necesitaba a Marcos a su lado para cuidarla en todo momento. No quiso pensar más, lo miró a los ojos y dijo -Mirá amor, yo....
En ese mismo momento suena el timbre
-Pará amor que voy a atender *dijo Marcos parandosé de la cama* esperabas a alguien?
-No amor, a nadie
-Oka, ya vuelvo *alejandosé de la habitación*
Victoria con cara de preocupada imaginaba quien podría ser, no hay que negar que lo primero que pensó es que fuera Lorenzo, y eso la puso más que nerviosa,
-Lorenzo no se atrevería a venir *dijo en su interior, como queriendo convencerse* en realidad sabía que Lorenzo era capaz de eso y mucho más, quería escuchar que pasaba en la puerta, en un momento escucha una voz de mujer y eso la calmó, a los segundo entra Brenda a su habitación corriendo a sus brazos
-Vicky! No puedo creer lo que pasó, recién me contó mamá! Como estas hermanita?
-Ay Bren, me asustaste bonita! Estoy bien, no te preocupes *acariciándole la cabeza*
-Lo lamento mucho Vicky *con cara triste, bajando la mirada con lágrimas en los ojos*
-Hey! *levanta su rostro tomandola del mentón* bonita ya está, no estés mal, me imagino que te habrás hecho muchas ilusiones, como nosotros, pero es lo que Dios quiso, yo estoy bien, me ves? *secandolé las lágrimas*
Mientras tanto Marcos observaba la escena desde la puerta, cada vez amaba más a esa mujer, era increíble en todo sentido.
-Bueeeno, las dejo solitas para que charlen *dijo Marcos emocionado de lo que acababa de ver* voy a ver que cocino mi amor, Brendita te quedas a comer?
-Si no molesto... *entre risas*
-Quedate Bren dale, andá amor, en un rato voy a ayudarte *tirándole un besito*
Marcos se fue de la habitación y las hermanas se quedaron charlando un largo rato.
-Ay Vicky, te admiro, te adoro hermana *dándole un abrazo largo y sentido* pero que panza gigante!
-Jaja viste? Ya falta poquito para verle la carita!
-Para cuando tenes fecha?
-Mañana me van a hacer la eco para saber bien la fecha de parto y si es nena o nene
-Mirá si es nene? El único hombrecito entre tantas mujeres!
-Ja tenes razón, igual yo siento que es nena, si la intuición no me falla...
-Mmmm si vos lo decís, va a ser así, muero por verte con ese bebito entre tus brazos, vas a ser la mejor mamá
-Ay, me haces emocionar, ojala así sea
Mientras tanto Marcos estaba en la cocina, por hacer un menú especial para su mujer y su cuñadita menor, se había olvidado por completo que el timbre había cortado algo que Victoria quería decirle, amaba cocinar, se perdía con los aromas de la cocina y de los condimentos, silbaba y disfrutaba el momento, un rato más tarde fue hasta el cuarto
-Si se vieran, son dos cotorras! *viendo a las hermanas entusiasmadas con su charla*
-Jajaja hacía mucho que no hablábamos che!
-Venía a preguntarles, que prefieren helado o postre con crema para después de cenar?
-Helado! Dijeron las dos al mismo tiempo
-Oka, no se habla más entonces, *volviendo a la cocina*
-Ah bueeeno hermanita Marcos es un divino!
-Ay sí, te juro que lo amo como nunca ame a nadie, me mata, me puede, es tan atento, tan caballero *emocionandosé*
-Que lindo encontrar a alguien así y enamorarse tan perdidamente
-Es hermoso, es lo mejor que me pasó en la vida... che, y vos? Contame! Como van las cosas con Lucas?
Siguieron hablando un largo rato, hasta que Marcos las llamó, la cena estaba lista
Ambas fueron hacia la cocina...
-Ay mi amor como has cocinado! Dijo Victoria *tomandolo por la espalda*
-Por mi mujer lo que sea *mirándola a los ojos con amor*
-Veni, Bren sentate
-Ahhh tanto amor, me hace tan bien verlos así de felices! *sentandosé a la mesa*
Comenzaron a comer y entre risas y charlas se pasaba la noche, en un momento suena el celular de Victoria, su cara se transformó, estaba demasiado perseguida.
-Atendé amor, es tu celular *dijo Marcos dandosé cuenta que algo raro pasaba*
-Si si *sacó el celular de su bolsillo* vió que era de su casa, se relajó
-Hola, si, Emilio? *acelerada*
-Vicku, perdoná la hora
-Me extrañó que me llamen a esta hora, pasó algo en casa *Bren la miró preocupada*
-No nada Vic, quería que me perdones, no pude entretener a Bren, sabes como es, cuando se enteró lo del bebé quiso correr a verte y estar con vos
-No te preocupes, está acá cenando con nosotros *sonríe* Brenda le devuelve la sonrisa*
-Ah bueno, yo te decía porque por ahí vos querías estar a solas con Marcos, para hablar...
-Si Emilio, pero ya va a haber tiempo para eso *se creó un silencio por unos segundos, Victoria estaba tratando de evitar hablar del tema ahí delante de ellos*
-Okey, ya entendí Vicky, cualquier cosa me llamas, les mando un beso a todos, que pasen una linda noche
-Gracias Emilio por preocuparte, saludo a mi madre y a Natasha *cortó el teléfono*
-Que le pasaba Vicky? *preguntó Brenda*
-Se preocupó por vos Bren, dice que saliste como una loca corriendo jaja, lo dejaste preocupado y hace rato que estas acá, eso era nada más
-Ahhh este Emilio...
-Viste como es
Victoria miraba a Marcos, él la miraba raro, era lógico que sospechara que algo pasaba, Victoria estaba tensa, y odiaba tener que mentirle.
Por su lado Marcos no sabía que pensar, prefirió olvidar lo que su mente imaginaba, estaba cansado, un bostezo salió de su boca
-Mi amor, estas cansado, no queres ir a acostarte? *preguntó Victoria con carta de enamorada*
-Falta el postre todavía, pero si no les molesta prefiero ir a acostarme, ustedes quedensé charlando, el postre está en la heladera amor
-Está bien mi vida, descansá, yo en un ratito voy, limpio esto y me voy a acostar
-Yo te ayudo a limpiar Vicky, dijo Brenda
-Oka, no cotorreen tanto eh! Jaja hasta mañana *saludó a Bren y con un beso largo y dulce se despidió de Victoria* en un ratito nos vemos mi vida.
Una hora y media más tarde, Brenda se había ido, ya había quedado todo limpio, ella se sirvió un vaso de agua y se sentó en el sillón, sola en la oscuridad de la noche, a pensar, desde allí se escuchaba la televisión prendida en el cuarto, suponía que Marcos aún estaba despierto, y que algo iba a preguntarle, la impacientaba de la manera que él la había mirado, quería ser sincera con él, pero era el momento?
De un segundo a otro sintió que su celular vibraba -Que raro, pensó, es tardísimo.
El número estaba en desconocido, dudó en atender, pero pensó que sería su hermana para avisarle que había llegado bien a la mansión. Atendió.
-Hola?
Del otro lado nadie contestaba, solo se sentía una respiración
-Hola! Quien habla?
Seguían sin responder...

MARCORIA 6TA A FONDO❤¡Lee esta historia GRATIS!