Los demonios internos

57 6 0
                                                  

No aguantó, tuvo que hacerlo, no tenía cigarrillos, y lo único que le saciaría ese dolor sería un corte.
Limpio y prolijo, en el brazo.
No podía hablarlo con nadie, debía simplemente hacerlo.
Pero ella...eso ya no importaba, nadie lo quería.
Su mente jugaba en su contra, y él cada vez le dejaba ganar un poco mas solamente para hacerla callar.
*idiota
*inútil
*imbécil
*bueno para nada
*nadie te quiere
*nadie te apoya
*estas sólo y lo vas a estar siempre
*no tienes remedio
*sólo ocupas espacio
*gordo
*siempre pones a los que te lástiman primeros y luego tu, ¿eres idiota o que?
*nadie te soporta
*eres un...
Basta...
*¿como?
Basta, ya es suficiente
*ja!, ¿suficiente? ¿Acaso no te gusta la realidad?
No, no me gusta, para por favor.
*sólo me detendré si te cortas.
Siempre dices lo mismo...
*¿quieres que siga?
No, lo haré...

Entre heridas y demoniosDonde viven las historias. Descúbrelo ahora