Capitulo 107 HOT Solo yo puedo Follarte

Comenzar desde el principio

-"Hazme un mamada" ordenó tomándome de mi nuca y acercando mi boca hasta su pene, empecé a ver como el presemen comenzaba a salir.

Tomé su pene y pasé la punta alrededor de mis labios dejando sobre ellos ese líquido clarito que tanto me gusta.

Al terminar de pasarlo por mis labios recogí ese rico sabor con mi lengua provocando que Justin se excitara de una manera muy ordinaria.

-"Chúpamela" volvió a ordenar, tomé su miembro y me lo llevé de una sola vez dentro de mi boca, haciéndole una garganta profunda.

-"Aaah, maldita sea como extrañaba esto" gimió acariciando mi cabeza, saqué su miembro y me lo llevé de nuevo muy adentro de mi garganta, provocando que me atragantara.

-"Aaah, diablos" gimió llevando su mano hacia su rostro y arqueando su cabeza mientras se tapaba sus ojos con su mano.

Saqué su miembro de mi boca y comencé a lamerlo desde sus testículos hasta llegar a la punta, enrollé mi lengua en su glande dejándolo cubierto de saliva.

-"¿Te gusta?" pregunté -"Uuuh demasiado" respondió entre gemidos, comencé a lamer más y más y bajé hasta sus testículos dando pequeños besos y por último meter uno a mi boca chupándolo.

Chupé el otro y lo jalé con mis labios -"Auh" dijo el dando un pequeño respingo y pensé que lo había lastimado.

-"Cuidado nena, parece como si quisieras arrancármelos" dijo sonriendo, lo cual hizo que riera bajo también.

Lo hice más despacio y comencé a chupar sus huevos más despacio -"Así nena, hazlo así, uuh, sigue, chúpalos bien" gemía y yo sólo obedecía.

Después de algunos minutos chupando sus testículos, subí de nuevo a su pene chupándolo y escupiéndolo.

Me lo metí todo a la boca y al sacarlo lo raspé poquito con mis dientes -"Demonios Danna, la chupas riquísimo, por eso me encanta que me la mames, aaaah sigue nena cómetela" yo continuaba con mi trabajo hasta que el decidió pararme.

-"Levántate, siento que voy a correrme y no quiero terminar todavía" susurró desabrochando mi brassier y lamiendo mis pezones.

Me arqueé hacia atrás sintiendo mucho placer, Justin llevó sus manos hasta mis bragas y las bajó lentamente.

Buscó mi área y comenzó a tocarlo despacio, sentí un calor enorme por todo mi cuerpo -"Estás mojada" susurró aun lamiendo mis pechos.

-"Vamos a ver que tanto deseas esto" dijo tomando su miembro y agitándolo con una sonrisa muy pícara.

Caminó hacia su pantalón y sacó un sobrecito plateado, lo rompió y sacó un condón deslizándolo por su enorme miembro.

Llevó sus manos a mis piernas y me elevó -"Tengo ganas de follarte así" susurró y yo sólo atiné a besarle su frente.

Sin soltarme acomodó su miembro en mi entrada y me dejó caer de una sola vez -"Aahah!" grité muy fuerte y de inmediato llevé mi mirada hacia la cuna viendo como el bebé sólo dió un pequeño movimiento con sus manitas.

-"Ssshh silencio, vas a despertar a Justin" susurró Justin cerca de mi oído -"Eres un salvaje Justin, ni siquiera dejaste que me sentara yo, me la metiste de una sola vez" me quejé seria.

Justin solo rió al ver mi expresión -"Mejor comencemos antes de que alguien venga" dijo agarrando fuerte mis piernas y comenzar a hacer que salte.

Era un placer completamente maravilloso -"Aaag Justiin, que rico, aah quiero gritar" dije entre jadeos sintiendo como Justin con sus fuertes brazos me levantaba y me dejaba caer en su miembro.

Miré hacia el ropero y pude ver la imagen más excitante que jamás haya visto, miré en el espejo como los brazos de Justin se marcaban por mi pesor y pude verme a mí desnuda con mis piernas casi enrollando su cintura y su pene entrando y saliendo de mi.

-"Aaah, ooh, hace tiempo que tenía ganas de cogerte así Danna, ¡Toma! ¡Toma!" repetía bajito sintiéndome desfallecer, mordió un poco su hombro para evitar gritar -"Ay Justin, aahh mas rápido bebé, aah que rico, fóllame duro, métemela más duro" rogué, Justin me separó un poco y yo enrollé las palmas de mis manos en su nuca, quede como si fuera un koala en un árbol, Justin comenzó a jalarme muy veloz sintiendo como me perforaba de una manera extraordinaria.

Su rostro se puso rojo y una vena se marcó en su frente -"¿Te gusta así? ¿Ah? ¿Te gusta que te coja así?" preguntaba sintiendo el ruido de nuestros cuerpos chocar -"S.s..sisii Justin, aaahhhy así, dame mas por favor" rogué y el comenzó a meter su pene más rápido, cerré mis ojos y sentí ese rico placer que tanto extrañe.

-"¿Te gusta que sea salvaje sí o no? Dime, ¿Te gusta que sea salvaje?" preguntó exigiendo una respuesta -"Aaahhhyy si Justin, si me gusta que seas así, me encanta" respondí entre gemidos, Justin sonrió y luego me empujó más cerca de él, abracé su cuello y me recosté en su hombro algo mojado por su sudor, enrollé mis piernas en su cintura apretándola muy fuerte, sintiendo como su miembro estaba muy enterrado en mi, era un placer indescriptible.

Después de algunos minutos follando así, Justin caminó hacia la cama y me recostó ahí sin sacar su miembro de mi, bajó besando mi cuello y deteniéndose en mis pechos lamiéndolos, se levantó y me jaló hasta quedar de nuevo en la orilla de la cama, enrolló una de mis piernas en su cintura y la otra la subió hasta su hombro.

-"No sabes lo excitante que es verte en este posición, se nota que te entregas a mi por completo, ahora dime quien manda en el sexo, dímelo! ¿Quién manda aquí?" preguntó sacando su miembro y metiéndolo de una manera muy brusca, me retorcí en la cama -"¡Responde!" gritó y yo sólo apreté la sabana con mis manos -"¡Tu! Tu Justin, aahhayyy solo tu mandas" respondí, Justin sonrió y comenzó a darme más fuerte -"OOhhh, mmm, así me gusta nena, que sepas quien manda" dijo fuerte, Justin estaba poseído por el placer y eso me fascinaba.

Justin dejaba pequeños besos en mi pierna mientras yo con la otra lo jalaba para que me clavara su pene mas dentro -"oOOhhahh argh diablos" gimió -"Aahhaahay Justin, ¡aahy!" dije un poco fuerte sintiendo mi orgasmo llegar, sentí como Justin golpeaba mis nalgas con sus testículos al entrar y salir, gotas de su sudor caían sobre mi abdomen, Justin apretaba mi pierna lo más fuerte que podía -"Aaaarrhhh ¡Maldita sea!" gritó corriéndose, soltó mi pierna y cayó sobre mí.

Suspiró y comenzó a besarme para después separarse y respirar profundo para alcanzar aire, sentí como su miembro iba perdiendo dureza hasta que lo sacó de mi quitando su condón y tirándolo al piso -"Justin ahí no, puedes dejar semen en el piso" dije y el sólo sonrió ignorándome -"Estuviste espectacular" dijo acariciando mis piernas de nuevo -"Tú sigues siendo tan hombre como siempre" respondí abrazándome a él besando su hombro.

-"Espero que después de esto, te quede claro a quién perteneces" susurró en mi oído -"Sólo yo puedo follarte"

THE COLDEST¡Lee esta historia GRATIS!