Capitulo 3

312 27 5

A la mañana siguiente desperté como si nada, el día de ayer era sólo un recuerdo mas, algo que parecía más una pesadilla que una realidad y espere tomarlo de esa forma, pero no fue así y me di cuenta simplemente con tomar mi móvil.

[Line Chat]

Desconocido: ¡Himeri-chan!
7:30 A M.

Desconocido: ¡Soy Tsuzuku!
7:30 A M.

Desconocido: tu hermano me ha dado tu número de móvil, así que podremos comunicarnos durante todo el día ¿no es grandioso?
7:31 A M.

Desconocido: ¡Himeri! ¿Todavía duermes?
8:00 A M.

Desconocido: Vamos dormilona ¡Arriba!
8:01 A M.

Desconocido: Arriba, arriba, arriba, levántate bella durmiente.
8:01 A M.

Desconocido: - Nota de voz.-

- Himeri ¿Aún durmiendo? Se te pegarán las sábanas de por vida si duermes tanto, levántate pronto, hay algo que lo que quisiera hablarte.

8:30 A M.

[Fin]

Por primera vez sentía la necesidad de lanzar a alguien por un precipicio. . ¡Es Insoportable! Sin duda mataría a mi hermano por esto, pero por el momento, me desaburriria con el, después de todo no tenía con quién hablar en las mañanas, así que simplemente guarde su número y me dispuse a hablarle.

[Line Chat]

Himeri: ¿Que quieres?.

Tsuzuku: ¡Estas despierta! Buenos días.

Himeri: buenos días, supongo.

Tsuzuku: ¿hoy tienes cita con el médico?

Himeri: Si ¿Que con eso?

Tsuzuku: tu hermano me ha pedido el favor de que te lleve yo el día de hoy.

Himeri: ¿¡Hizo Que!?, creo que paso, después de todo no necesito seguir yendo al psiquiatra, aunque gracias por las molestias, creo.

[Fin]

Deje el móvil a un lado, estaba enojada, furica ¿cómo se le había ocurrido a ese idiota decirle a el que me llevara? Sin duda cuando llegara a casa me debería una explicación, pero hasta entonces, tendría que ver que hacer con mi vida. . ¿Jugaría? ¿Dormiría? ¿O que demonios haría? No lo se, así que decidí tomar la opción menos aburrida, así que me fui a dormir como siempre, esperando levantarme lo más tarde posible.

Al estar nuevamente consiente, pude sentir como alguien acariciaba mi rostro, por algún motivo se sentía tan bien, que sin pensarlo me fui acurrucando contra el cuerpo de fuera quién fuese el que me acariciaba de tal forma, pensé en seguir durmiendo de esa forma, después de todo ni me había molestado en abrir mis ojos, pero luego simplemente no pude evitar abrirlos al escuchar esa voz cálida que me decía "Himeri despierta" y simplemente lo primero que vi no fue agradable.

Sentado en la orilla de mi cama ahí estaba Tsuzuku, como siempre muy bien vestido, tenía muchos accesorios puestos y también tenía algo de maquillaje, el cual lo hacia lucir muy femenino.

-¿Cómo entraste?.- Pregunte sorprendida, después de todo el único que tenía llave de la casa era mi hermano.

- Por la puerta principal obviamente.- Dijo en lo que sonreía con sutileza.

- ¿Pero con que llave?.- Pregunte siendo más especifica esta vez.

No paso mucho antes de que Tsuzuku sacara de su bolsillo un pequeño juego de llaves y lo alzara, para así mostrarme lo.

『Dulce y peligroso camino de espinas』¡Lee esta historia GRATIS!