U N O

772 32 0

-¿Irme con vos o vivir en la calle?-pregunté de brazos cruzados.
-Tenes cinco minutos para elegir la mejor opción.
-Adiós, hermano.
Tras mis palabras, caminé hacia la puerta pero sus brazos me detuvieron, rodeándome la cintura.
-Opción equivocada.-dijo, decretando que me iría con él.


Empezando de cero.¡Lee esta historia GRATIS!