Nevae era ahora una persona esencial en mis días la veía todo el tiempo, ¿como no gustarme?, eso sería muy difícil.

Después de esa vez, en donde se peleó con Kendra le hice saber que no veía a nadie más que a ella.

Me encontraba en mi trabajo cuando mi celular sonó, lo contesté de inmediato y era Bella.

—«Evan, ¿Estas ocupado?» —su voz sonó muy desesperada.

—«algo, ¿Que sucede? —

«Es Emma, vino a mí casa y esta llorando no sé qué le pasa. Estoy preocupada.» — mi sangre se heló por unos momentos Hasta que reaccioné.

—«Esperame, estaré ahí. No tardo» —  dije y finalice la llamada.

Salí de mi oficina, fui a a la de Matthew, estaba ahí así que necesitaba de su ayuda.

—Te dejo a cargo de la empresa.— salí de ahí. Llegué a la salida donde mi auto ya estaba estacionado por un empleado.

Subí y lo puse en marcha.

Llegue y apague el motor. Caminé a la puerta, toqué la puerta y espere a que me abrieran. Se abrió la puerta, vi a una Nevae muy preocupada y eso hizo que también yo lo esté.

—¿Donde está? — pregunté.

—Esta en el sofá, no ha querido decirme nada solo llora y me abraza.— pase a su casa y fui hasta su sala donde Emma estaba sentada y llorando.

—Enana, ¿Que sucede?— dije cuando llegue a su lado. Me abrazo, le devolví el abrazo igual y sollozo.

—Estuve enamorada de un idiota por varios años nunca me hizo caso, cuando conocí a Ian él se dio cuenta que era feliz sin él ,me empezó a buscar y a molestar. Hoy a la hora de la salida, él imbécil me buscó, y me beso... Ian, lo vio, no me dejo explicarle, se fue molesto. Lo peor de todo es que me insultó que «si puta me conoció puta me quedaría».— enfureció saber que la había lastimado, fue lo primero que le dije no lastimarla y lo hizo, tendrá que pagar las consecuencias.

—¿¡En donde vive!? — Emma negó.—¡Emma, dilo por que juro que si lo encuentro por mi mismo le partiré la cara!.— ella con miedo me dijo la dirección.

—Evan, no vayas a hacer algo malo.— me dijo Bella.

Salí de ahí molesto, subí al auto, y estuve pensando en el camino como le partiría la cara.

Llegue y subí las escaleras del edificio, él vivía en un departamento, cuando encontré el departamento 254 toqué con fuerza. Oí pisadas, sabia que se aproximaba, cuando abrió lo agarre del cuello de su camisa y lo mire a a la cara.

—¡Te dije que no le hicieras daño! — él me miró con indiferencia.

—Tu hermana, me engaño y yo no doy segundas oportunidades ni mucho menos me dejo pisotear. Ella se besó con otro ¿Te lo contó?, yo los vi, ¿Que harías en mi caso?, ¿felicitarlos?. Estoy enamorado de tu hermana pero lo que me hizo no creo que tenga perdón. — su voz sonó como que si esas palabras le dolieron al admitirlas.

—¿Al menos escuchaste lo que tenía que decir en su defensa? — él negó, bajo su mirada y lo solté.

—No había nada que escuchar, los vi y eso es más que suficiente. — expresó con furia. Creo que se le bajaba y cuando se le acordaba le volvía la furia

—Ella no lo besó, creo que tienes que hablar con ella. Ya me lo explico y también esta sufriendo.

—No sé, ella debe estar más que sufriendo enojada, la insulte. Estaba muy molesto, nadie se queda tranquilo al saber que a tu novia la a besado otro. — suspiro. — ¿Acaso tu lo estarías? — me quede pensando si a Nevae la besaran por otro, sus labios son solo mios, iba a hablar pero el me interrumpió.—Exacto, no estarías precisamente contento.

— Si la amas, tendrás que ir por ella sin importar lo que hiciste, claro si te perdona. Juro que te arrancare los ojos si no vas y la haces feliz. — el sonrió.

somos unos menudos puñetas solucionando problemas de sus novias.

Me pare y fui a la puerta — Ya sabes, depende de ti. Te cortaré los huevos como cuando me enteré que la lastimaste de nuevo. — él me miró con indiferencia.

—No lo harías.— dijo confiado.

—¿Has leído mis antecedentes? —pregunte el soltó una carcajada.

—No, pero, ¿Quieres que tu hermana se quede sin hijos? —preguntó arrogantemente.

—Eso es otra cosa, si la embarazas probablemente te mataría.— se quedó serio.

—No será ahora, no la apresuró en nada. — sabía que era cierto.

Estaba saliendo, tome mi auto y fui a mi departamento, al llegar solo quería dormir, por si fuera poco quería dormir hasta la mañana siguiente pero como no era posible, no lo haría.

Pero antes le marqué a Nevae,dijo que mi hermana se había ido a casa y así me sentí tranquilo.

Me di una ducha, me arreglé y salí por mi auto e iba a casa de Nevae.

Llegue a su casa, toque la puerta, salió ella y me sonrió.

Me abrazo, después me beso y fue tan desesperado parecía que era el último. Me separé.—¿Que sucede? — ella sonrió.

—Nada, nada, quiero salir a pasear. No sé. — ella quería salir y así lo íbamos a hacer.

—Vamos, pero ¿ A Donde? — ella se acercó, me beso.

—Donde sea, con tal que sea contigo— la volví a besar, la tomé de la mano y la lleve al auto.

Conduje a la playa, en la noche es hermoso más que un atardecer.

Llegamos, Nevae salió del auto, yo hice lo mismo. Necesitábamos hablar. Caminamos hasta un lugar apartado de la gente, nos sentamos en la arena y recoste mi cabeza en su regazo.

Por un instante quise que esto sea eterno, que no acabará que me sintiera bien conmigo.

—Creo que las estrellas no es lo que hace hermoso al cielo, si no lo que hace hermosas a las estrellas es el cielo. Ser diferente es algo maravilloso.— dijo ella cerca de mi oído.

—No lo sé, siempre lo he visto como azul y blanco no veo nada de extraordinario.— dije porque era verdad.

—Es porque no disfrutas de la vida... — la interrumpi.

—No, si la disfruto pero no le tomó tanta importancia.—  ella solo negó.— Tal vez ya debería hablar con mis padres.— solté de repente ,dejo de negar y me miro seriamente.

Y supe que tu amor nunca fue mío. Mía fue la ilusión...

Hola, personas a quienes conozco y leen mi novela les agradezco el apoyo que me han dado sin darse cuenta,me han animado. No quiero dejar esto a medias pero tampoco quiero que por querer terminarla sea un desastre. Así qué gracias a aquellos que votan se los agradezco demasiado y aunque antes la historia estuvo en el #70 en acción y ahora estoy en el 200 no me interesa con o sin pocos lectores terminara esto y lo haré contenta.

Maravilloso Engaño ¡Lee esta historia GRATIS!