Capitulo 105 Supera y pierde tu virginidad

Comenzar desde el principio

-"No importa que pienses eso, sólo te digo la verdad, tú me pediste que te perdonara y Ryan fue testigo".

Me molestó de sobre manera que asegurara eso y me acerqué de inmediato a él jalándolo del cuello de su camisa.

-"No vuelvas a asegurarme que te pedí perdón porque eso no fue así, yo nunca te pediría perdón por algo que no significó nada para mí y mucho menos para tí" lo solté y se mantuvo firme como si nada condiciendo.

-"Además, ya pasaron algunos años de eso, ya supéralo" dije sacando un cigarrillo de mi pantalón y encendiéndolo con mi encendedor.

-"Era de imaginarse que estabas borracho, de lo contrario nunca me habrías rogado por perdón" dijo con una sonrisa victoriosa.

-"Sólo porque vamos en un coche sino te juro que en este mismo momento te estaría rompiendo la cara" dije muy molesto.

-"Y como ya te dije, eso no significó nada para mí" dije alzando mis hombros con indiferencia -"Pero para mí si" respondió serio y apretando fuerte el volante del carro.

-"Pues es tu problema, no supiste controlar a esa zorrita, siempre fuiste un niño cobarde y débil, ¿Cómo alguien como ella podía fijarse en ti?" dije con repulsión en mis palabras.

-"Pues déjame decirte Justin que yo no soy como tú, yo si tengo educación y no fui un niño malcriado y desobediente el cual siempre decía que nada significa nada para él".

Expulsé humo de mi boca mirándolo -"Sólo porque me cojí a tu novia a la edad de trece años y no significó nada para mí, no quiere decir que no hayan cosas a las cuales no les tome importancia".

Harold sólo esbozó una media sonrisa -"¿Ah sí? ¿Y cuáles son esas cosas importantes para ti? ¿Llevarte a la cama millones de mujeres? O no, meterte drogas, o acaso... Traicionar a tus mejores amigos" dijo esto último más serio.

-"¿Sabes algo Harold? Yo puedo decir que he tenido suerte con las mujeres, ¿Pero qué me dices de ti ah? Estoy 100% seguro que aun eres virgen" dije con tono de burla.

Harold tragó en seco y pude ver como su saliva pasaba por su garganta lo que me hizo saber que yo estaba en lo correcto.

Y más por su nerviosismo que dejó al descubierto y algunos colores subirse a su rostro, era de esperarse.

Solté una enorme carcajada lo cual hizo que se avergonzara -"¡Ves! Eres virgencita, sin duda lo eres, me causa tanta gracia saber que nunca has estado con una chica, todo porque eres un triste príncipe azul que esperaba a su princesa Shannon la cual sólo lo utilizó para acostarse con su mejor amigo" solté de una sola vez haciendo énfasis en las últimas palabras.

Harold sonrió demostrando que mis palabras no surtieron efecto en él -"Preferiría estar virgen que ser un puto el cual solo utiliza a las chicas para un rato".

Yo aun fumaba y sonreía con cierta burla por sus palabras -"Yo no las utilizo, sólo les he dado lo que ellas buscan" respondí con orgullo.

-"Pero al parecer, la vida te jugó chueco dándote un hijo no deseado, que lástima por él, tiene una porquería de padre" y aunque no quería eso si me hizo enojar.

-"Mira imbécil a mi hijo no lo metas en esto, o te juro que no me importa que vayamos en el carro y nos podamos matar te parto tu cara antes de todo" amenacé.

-"Ssssh que rudo Justin, se nota que es uno de tus defectos más grandes, tan impulsivo y salvaje como siempre, desde niño fuiste así y la vida te lo cobrará" Harold trataba de causar daño pero no lo lograba.

-"Agradece que si no fuera por mí, los otros chicos más de una vez te hubieran dado unas buenas golpizas que te juro que ahora me arrepiento de haberte defendido, mejor hubiera dejado que te dieran tu merecido" dije sonriente pues era la verdad.

-"¿Qué lástima que nunca dejaste que me golpearan no? Eso si te lo agradezco, no lo niego".

Harold parecía como si hasta estas alturas no le importaba nada más y hasta estaba siendo sincero en sus palabras.

-"¿Pero sabes qué Harold? Tanto que te defendí y me lo supiste agradecer muy bien" dije sonriendo con placer.

-"No pudiste haberme agradecido mejor que estarme prestando a Shannon a cada rato, tu si fuiste un buen amigo" dije burlándome de él.

-"Ningún amigo le presta su novia a otro amigo solo para que el apague las ganas de sexo, déjame decirte que hice de Shannon una de las perras más grandes, con solo 13 años pude sodomizarla y humillarla, uuuh eso fue delicioso, aun recuerdo esa vez en la que mientras tu hablabas con ella por teléfono yo me la estaba follando riquísimo, que recuerdos" suspiré.

-"Te callas o en este mismo momento te dejo aquí tirado en medio de la autopista como él perro que eres" dijo furioso.

-""Hey hey hey, cuida tus palabras o hago que te las tragues con un solo golpe" respondí amenazante.

-"Supera todo Harold, supera y pierde tu virginidad" dije riendo a carcajadas provocando un enorme frenón en el carro haciéndome que me fuera de una sóla vez estrellando mi hombro con el frente de la cabina.

Eso dolió -"¿Qué demonios te pasa imbécil?" pregunté muy enojado, no me respondió sino que se me aventó encima tratando de golpearme.

Tiró su puño estrellándolo contra mis mejillas, sentí como mi labio se rompió y un hilo de sangre bajaba por la esquina de mi labio.

-"Hoy si te parto la cara desgraciado" gritó estrellando su otro puño en mi otra mejilla, el clackson del carro sonaba y sonaba por los movimientos de nuestras piernas.

Los chicos comenzaron a golpear el vidrio de las puertas pues al estar cerradas no podían hacer nada.

Tomé a Harold por el cuello y lo quité de encima -"Intenta golpearme otra vez pequeña princesa" susurré apretando su cara contra el asiento golpeando su cara con mi puño.

-"Sueltaa..me.." susurró poco audible -"Ves que no soportas una pelea contra mí" dije con mucho orgullo, de repente escuchamos el vidrio romperse.

-"¿Qué diablos pasa con ustedes dos?" preguntó Louis molesto -"¡Suelta a Harry Justin!" ordenó -"¡Que lo sueltes!" gritó.

Lo dejé ahí adentro bajándome del auto -"Ustedes dos no pueden estar juntos. Harry, bro, me iré contigo, John te irás con Justin" dijo Louis, bufé y caminé hacia el otro coche.

THE COLDEST¡Lee esta historia GRATIS!