II ○ Camille modo grano supremo en los culos de la gente... activado.

35.8K 2.6K 923

Agosto, 14
Viernes

La noche fue sin duda divertida porque Inna estaba asustada y absolutamente todos la molestaron.

Si no hay bullying, no hay amistad.

Son las doce de la mañana y la única razón por la que estoy despierta es porque mi estómago ruge, obviamente pidiendo comida. Es un poco tarde para desayunar y normalmente iría a correr, es mi rutina en las mañanas, pero sinceramente no tengo ganas.

Vivan las haragánas.

Tal vez debamos ir a almorzar a un restaurante de la ciudad porque no hay manera de que arriesgue la salud de mis amigos con la comida asquerosa de Elise.

Ew.

Los amo demasiado como para hacerles eso.

Me levanto del sillón rojo, del cine, haciendo que Sebastían bostece y se recueste al otro lado. Es cuando noto, una vez levantada, que me tenía abrazada, su cabeza contra mi pecho y su brazo envolviéndome.

Tomo mi teléfono y mi almohada para salir de la sala y darme una ducha. He puesto el televisor con alarma, a todo volumen. En quince minutos la casa se llenará de gritos porque justamente puse la música de esta película de terror de Él Títere.

Soy la reina de la maldad, ¿que puedo decir?

Cierro la puerta del cine, con suavidad, una vez que estoy fuera, viendo mi teléfono justamente en mis mensajes.

Kaidan estuvo mensajeando toda la noche. Decido que es muy estúpido de mi parte seguir hablando con él, así que como muchas otras veces, lo bloqueo, dándome la vuelta para golpearme contra el pecho de Matt.

Mi cara de dormida desaparece, una sonrisa tomando lugar.

-¡Hey!

Toma la toalla blanca sobre su hombro izquierdo para pasárselo sobre el rostro, muy sudado. Es entonces que noto que lleva una camisa pegada de color azul marino, de licra, short negro de ejercicio y tenis negros.

-¡Hey, Camila! -sonríe-. ¿Amaneciste bien?

Me coloco a su lado para acompañarlo a donde sea que se dirija. Comenzamos a caminar, pasando por el largo pasillo con varios trofeos, premios, reconocimientos y fotos de mi padre.

-Si, gracias, ¿qué tal la rutina? -pregunto, doblando por la esquina para subir la escaleras.

El gimnasio, garaje, el taller y el cine se encuentran en la planta bajo tierra. Justo ahora nos dirigimos a la planta principal.

-Bueno, es algo pesada -admite-. ¿Planes para hoy?

-Disfrutar a los chicos, mañana se van y no tengo idea de cuándo los volvería a ver.

Recuerdos de nuestro año escolar pasan por mi mente en cuestión de segundos, enseguida revolviendome el estómago porque no voy a estar.

¿Escuchan eso? Es mi corazón llorando por mis amigos.

Matt nota mi debate mental, provocando que sonría, mientras llegamos al último escalón, finalmente en el primer piso.

-Camille, ¿segura que no quieres regresar a Berkley? -pregunta, con diversión-. Yo dije eso de que no quería regresar a Berkley varias veces y de no haberlo hecho, no conocería a tu padre.

Loud Silence se formó en Berkley, todo el mundo lo sabe. Papá y Matt lo formaron y Jof y Farrell se unieron después, aportando piano, batería, bajo y su creatividad para cientos de canciones, muchas de ellas sin ver la luz.

VINYL II: Ms. Brokenheart Meets Mr. Heartbreaker ©¡Lee esta historia GRATIS!