Capítulo 22 "¿Yo te engaño?,solo fue una vez."

3.5K 180 6

Tres semanas ya han pasado, en los cuales mi vida a sido un caos, un caos maravilloso con Bella, para estar al tanto de todo lo que ha pasado contaré todo, hemos ido a jugar bolos, ella es muy buena jugando me patio el trasero cientos de veces, salimos a comer como cualquier pareja, salimos al cine e incluso nos quedamos en el departamento juntos acurrucados durmiendo. El tiempo a pasado rápido no quiero que esto termine me siento más feliz más vivo pero sobre todo más cursi ¡Mierda!.

Álvaro me ha hablado un par de veces para ver como va todo, mis respuestas siempre son nerviosas o mentiras, él obviamente no las cree pero corto el rollo y cuelgo.

Los padres de Nevae me adoran lo juro, ellos me invitan a comer y todo es genial.

Emma, al fin acepto estar locamente enamorada de su novio que por cierto se llama Ian, él es un chico agradable bajo mis advertencias de cortale los huevos si es necesario.

Mis padres, ellos aún siguen si saber de mí y yo sin poder conseguir su perdón o no sé como llamarle a un encuentro con ellos porque sinceramente no creo que no les he estado dando unos años agradables.

Matthew tendrá un hijo y lo mejor seré su padrino y tío por cierto. Él me ha dicho que se siente feliz por formar una familia.

—Evan, vamos.— mi novia me interrumpe, esta desesperada por salir. Ha visto un libro que le a encantado y le dije que lo compraríamos desde eso cuenta las horas y los segundos.

—Esta bien.

Llegamos a la librería donde sus ojos se iluminaron al ver tantos libros luego se desánimo.

—¿Qué pasa? — pregunté preocupado.

—Sólo tengo dinero para un novio literario.— espera ¿Que?.

—Solo escuché un novio literario, explicate.— ella me miró con emoción.

—En cada libro siempre debe de haber un persona que me enamoré, obviamente siempre son los protagonistas. Además son mucho mejores que cualquier chico de aqui— la fulmine. — Claro no mejor que tú. —se paró de puntillas y me beso.

—Agarra los libros que quieras, los pagaré.— iba a protestar — no aceptó un no por respuesta. — ella se sonrojo razón la cual no sé. Le di dinero suficiente.

Espere afuera y habían muchos guardias y mi pregunta era ¿Cómo carajo nunca me encuentran?, digo siendo un mafioso creo que me buscarían no sé si eso es bueno o malo.

Ella salió feliz con una bolsa, e iba con una sonrisa.

—¿Cuantos compraste?

—Solo cinco novios, toma.— me devolvió dinero.

—Se supone que te di para más.—ella me besó.

—No soy una interesada, no me gastaría tu dinero.— y me volvió a besar. La tome de la mano y caminábamos, ella fue a ver una cosa a no sé donde.

Me quedé sentado con las bolsas de la librería en una de las sillas que habían por ahí juro no poder caminar más. De pronto alguien me toco el hombro con constantes golpecitos. Volteo y es una mujer.

—Disculpa, ¿Tu novia es una chica con una blusa azul? — me la quede viendo extrañado, efectivamente Bella si venia con esa blusa pero, ¿A que viene todo eso?.

—Sí. —dije desconcertado.

—Se esta peleando con una rubia... — no deje que terminará y salí corriendo a donde se supone que entró, el local era chico no se me hizo difícil buscarla porque había una bolita de mujeres chismosas y los encargados hablaban con los guardias de seguridad. Entre en ese momento y no quería empujar a las mujeres pero como se trataba de mi novia tenía que hacerlo no con fuerza pero quería apartarlas. Y si era mi novia y una rubia a la cual no se le veía la cara ya que Nevae estaba montada encima de ella mientras le jalaba el cabello pero que sexy se veía. Reaccioné y fui a ella y la tome de la cintura, ella pataleaba para soltarse en cambio la rubia la tenia un guardia aun no se le veía el rostro tenia el cabello hecho un desastre y en el rostro. Nevae respiraba pesadamente. La rubia alzó su rostro y era Kendra, debí suponer que la rubia con chillidos horribles era ella. Miraba a mi novia con furia, aunque no le había visto el rostro a ella, estaba casi seguro que seria menos que el de Kendra que tenia rasguños por toda la cara.

—Calmate.— susurre en el oído de Nevae. Un guardia se nos acerco.

—Tendrán que acompañarme.

Estábamos en una pequeña oficina donde los guardias de seguridad estaban Nevae estaba sentada en una silla y Kendra en otra. Obviamente separadas. Para mi sorpresa mi novia no tenia muchos arañazos como pensé uno que otro se le veía.

—Armaron un caos en esa tienda, no quiero saber la razón. —Él encargado pidió no volverlas a ver en esa tienda.

Después de dejarnos en claro no entrar ahí ni por error Kendra se me insinuó yo no le hice caso pero en cambio bella salio furiosa. La seguí Hasta el estacionamiento, le quite el seguro al auto con las llaves y ella entró. Puse los libros en la parte trasera y entre de lado del piloto.

Ella se cubrió su rostro con sus manos y se puso a llorar lo sé porque sollozo.

—¿Que paso ahí? — le pregunte.

—cuando entre a esa tienda me puse a ver la ropa, ella llego sin perder el tiempo a decirme que me alejará de ti.— suspiró.— le pregunte quien era, me dijo que solamente me alejará porque es a ella quien amabas, y que la hacías tuya cuando yo no estaba contigo, me golpeó y no me contuve. Si la reconocí después ella estaba la otra vez contigo... En tu departamento.— ella me miró como si le hubiera creído. Eso fue hace tiempo, no puede creerlo.

—No la amo, no he estado con ella.— dije tratando de justificarme.

—Con ella no pero, ¿Quien me asegura que con otra no? — pregunto. Solté una carcajada cargada de amargura

—Si me dices en que momento puedo estar con otra, entonces de lo confirmo. Estoy contigo todo el tiempo. Es más, solo a ti te miro. — sus mejillas se sonrojaron.

—Yo no quería pegarle, pero ella me provocó. Me insultó.— una lágrima cayó de su ojo.

—Sé que no. Te viste sexy pegandole— ella rió. Y se acercó y me besó. Entonces ya todo había cambiado.


Dile que anote mis trucos en un papel a ver así te enamora, pero sabemos que ni volviendo a nacer lo amarias como a mi...

Holas,caras de bola. Se que no he subido hace tiempo,pero estaba editando un poco y pues ya aquí esta y fin.

Maravilloso Engaño ¡Lee esta historia GRATIS!