>>el final pt.3<<

3.7K 458 51

Se acabó *llora*

Continué mirando el GPS mientras Finn llamaba a su supuesto contacto, para que nos diera indicaciones.

-El GPS dijo que doblaras a la derecha por el siguiente cruce- Finn me ignoró y siguió hablando con su teléfono-Ahora recalcula.

Llevábamos más de media hora en esto, severo mejor amigo el que me mando.

-Finn me voy a vomitar- sigue ignorandome- Finn te amo- sigue -Eres la luz de mi vida- sigue- Estoy embarazada.

Finnegan tiró el celular hacia mi lado, frenó de golpe y se giró a verme.

-¿Perdón?- abrió los ojos como platos.

-Perdonado, ahora dobla por la derecha- dirigí mi vista hacia el GPS del auto rentado otra vez, pero Finn nada que movía el auto.

-¿No vas a arrancar?- le pregunté, con el sonido del  claxón de los autos de atrás golpeando mis oídos.

-¿Estás em-embarazada?- tartamudeó.

Solté una carcajada tan larga que, con lo lento que es, alcanzó a entender que lo decía de broma y siguió andando el carro.

-Como sea, me dicen que entremos por detrás, nos tienen reservados unos asientos- aplaudí un par de veces y emití un par de sonidos agudos que solo una fan puede emitir.

¡NO PUEDO CREER QUE VAYA A VER A MARCUS LAWRENCE!

-Ya, calmada, que ya tiene novia- mi mandíbula se acercó un poco más al centro de la tierra. ¿COMO ES POSIBLE QUE EL CLUB DE FANS NO LO SEPA?

-¿Quien es?- pregunté tratando de ocultar mi rabia.

-Una tal Lauren, pero ella todavía no lo sabe- y después me golpeó, ¿cómo carajos podría Finn saber ese tipo de cosas?

-Aja, lo que tu digas- dije sarcásticamente y guiñé un ojo.

Cuando llegamos al concierto bajé un poco temerosa del auto, lo que hizo que me pusiera la gorra de mi saco y me anclará al brazo de Finn.

-Calma, Abby- Finn besó mi cabeza y me abrazó por los hombros.

Ambos caminamos por el parque hasta llegar a una multitud extremadamente grande. Rodeamos la multitud y entramos a un área cercada. De un momento a otro, Finn quitó su brazo de mi hombro y se fue a saludar a quienes, supongo, eran sus contactos. La lógica estaría en que no hubiera vuelto a notar que estaba allí, y que yo me hubiera paralizado del miedo, pues es el primer concierto al que voy. Pero, no fue así. Finn me tomó de la mano y me presentó a sus amigos, dos chicos quienes aparentemente eran gemelos, una chica un poco tímida (la tal Lauren), una chica rubia muy animada y una chica pelinegra llamada Victoria. 

El concierto no tardo mucho en empezar. Yo me sente entre Finn y Victoria, y comencé a cantar todas las canciones casi gritando con ella y su mejor amiga, la chica rubia ya mencionada (se llama Liz, a proposito) 

-Help me run- gritamos las tres a todo pulmón. De un momento a otro, unos cuantos señores vestidos completamente de negro le trajeron a Mark una banca y una guitarra acustica. 

-¿Lo hará?- se preguntaron la una a la otra a la vez.

-¿Hacer qué?- Le pregunté a Victoria. 

-Cantar para Lauren- me respondió la chica con una sonrisa en la cara. 

-Hola,- comenzó a hablar el chico parado en el escenario. Todas las fans gritaron como locas- pues, hace mucho que quiero hacer algo como lo que estoy apunto de hacer.- cabe mencionar que todas las fan enloquecieron otra vez- Hay una chica, que conozco desde hace un tiempo- ahora yo enloqueci con ellas- pero nunca fui capaz de decirle lo que siento. Gracias a Finn,- señalo a mi amigo... ESPERA, ¿QUÉ?- por darme esta maravillosa idea. Aquí va "Que Vida La Mia".

La música comenzó y yo me giré hacia Finn con sorpresa. 

-¿Qué?- preguntó.

-Así que si conoces a Mark- sonrió un poco, se encogió de hombros y se giró hacia el cantante. 

Las chicas a mi lado gritaban como locas abrazando a la chica timida con la que yo solo había compartido un "hola".

Me despierto en la mañana, para verte pasar, 
y tenerte en mi mente por el resto del dia... 
Que vida, la mia...   

Comencé a mover mis caderas al ritmo de la canción, ya que no se la letra. 

y me paso todo el dia imaginando tu risa... 
Que vida, la mia...   

La canción era realmente buena, por eso comencé a bailar tanto como el pequeño espacio que tenía me lo permitía. 

Solo quiero conversar, solo quiero conocerte, 

dame un poco de tu tiempo para convencerte,   

-¿Abby?

Me giré a ver a Finn con una sonrisa en la cara. 

dame una señal, solo dame una mirada,

si tu estas a mi lado, a mi no me importa nada,

ya quiero estar entre tus brazos, y me muero por

probar tus labios, rojos, llenos de ti...

-¿Sí?- el chico acunó mi cara en sus manos. 

Y, depronto, todo me golpeó.

Finn. Mi mejor amigo. Todas aquellas veces en las que me había puesto celosa. Todos aquellas sensaciones de confusión que habían estado rodando por mi cabeza por estas todos semanas. 

¡ME GUSTA FINN!

Sin pensarlo dos veces, y de una forma un poco brusca, fui yo quien cortó completamente la distancia entre los dos, y me vi sumergida en un mar de sensaciónes encontradas. Sin esperarlo, me encontré a mi misma sonriendo. No puedo creer que no me había dado cuenta antes. En realidad debo estar ciega. 

-¿Por qué?- pregunté en cuanto nos separamos. 

Finn tomo acaricio mi mejila con su mano.

-Al final resulta que al que más lograste distraer fui yo, Abril.

Y nos hundimos en otro tierno y calido beso. 

Solo dime que sí... 


Abril, distráelos. [LQSLEP #1]¡Lee esta historia GRATIS!