Capítulo 2

34.2K 4.2K 6.1K

Se volvió hacia ella, respirando hondo. Lena lo miraba con resolución; llevaba un traje negro, tacones y el pelo suelto. Estaba hermosa; siempre le habían quedado bien los colores oscuros. Su pelo rojizo parecía fuego sobre su ropa oscura, y parecía casi desnuda sin las gafas de sol que siempre se ponía para salir. Como siempre, un pañuelo de colores le cubría el cuello.

Ser la mujer de Harry Styles no era algo fácil para alguien tan acostumbrado a mezclarse entre la multitud; Lena era abogada de grandes empresas, y la confidencialidad y discreción eran los dos pilares de su trabajo. Odiaba a los paparazzi, evitaba ir a todas las fiestas de las que podía librarse, y esquivaba todos los objetivos cada vez que Harry se convertía en el punto de mira del mundo de los negocios.

"Ahora... ahora no puedo" dijo con sinceridad "tengo que irme. Gina acaba de llamarme y... es urgente"

"Harry, te llama todas las mañanas con noticias urgentes. ¿Puedes darme un minuto?"

Se puso la chaqueta con movimientos mecánicos, contando los minutos. Sabía que cada segundo que pasaba perdía posiciones en la carrera, y no estaba dispuesto a llegar tarde.

"La verdad, ahora no" dijo en voz alta, buscando mentalmente las llaves del automóvil. ¿Las había dejado en el recibidor? ¿Había subido al dormitorio con ellas en la mano...?"

Bajó la mirada para palparse los bolsillos justo a tiempo de perderse a su mujer poniendo los ojos en blanco.

Se quedó quieto.

"¿...Qué?" preguntó, con más brusquedad de la que pretendía. Lena negó con la cabeza, con expresión incrédula.

"¿Es... no te das cuenta de lo que está pasando, o es que te da igual?"

Negó con la cabeza y se giró. Quizás las había dejado en un cuenco ridículamente caro que Lena había insistido en poner en el recibidor.

"Ahora no tengo tiempo para tus enigmas. Te llamaré desde el trabajo" seguro que no había sonado tan seco.

"He oído eso muchas veces."

"Barley's acaba de quebrar, Lena" no sonaba exasperado, en absoluto. "Te llamaré desde allí, cuando tenga esto un poco controlado"

"Para entonces ya habrá salido a mercado otra empresa que también necesitas" ella no se inmutó. "¿Puedes sentarte un momento y hablar conmigo?

"Llevo años trabajando para conseguir Barley's" definitivamente no sonaba enfadado. Ni tampoco había alzado el tono de voz "Prácticamente entré en Gekko para tener la posibilidad de comprarla. ¿Te importa que me vaya ahora?"

"¿Podrías no dejar tan claras tus prioridades?" soltó ella con dureza "Es un poco hiriente. Ya lo dejas bien claro todos los días"

"¿Qué prioridades? ¡Intento irme a trabajar! ¿Soy una mala persona por no querer llegar tarde?" quizás estaba gritando. Sólo quizás.

Lena alzó los brazos con exasperación.

"Vale" se dio la vuelta y agarró su abrigo. "Está claro que no voy a conseguir nada. Eres imposible" Se marchó con paso rápido "Tus llaves están en el otro traje" dijo por encima del hombro, y Harry maldijo en voz baja antes de lanzarse hacia las escaleras.



Cuando llegó, Liam lo esperaba en la puerta de su despacho. Sonreía.

"Harry" lo abrazó con gusto "enhorabuena. Has trabajado muy duro"

Le devolvió una media sonrisa. Liam era su compañero de trabajo, su colaborador más fiel, su fuente más fiable, y su mejor amigo desde hacía años.

Playboy¡Lee esta historia GRATIS!