Estábamos acostados Nevae y yo en la cama hacia un puñetero frío, veíamos películas de terror, comedia, cualquiera que se veían interesante. Pero llego un momento en donde nos habíamos fastidiado y ella tenia sueño. Le propuse dormir, ella no desaprovechó la oferta y se durmió tan solo en cerrar sus ojos. Daba risa ya que la había observado que mientras veíamos una de las tantas películas ella luchaba para no dormir, tanto que hacía bizco. Cuando quedo dormida me dedique a mirar cada centímetro de su rostro, no tenía ninguna imperfección. Me alegra que sea mi novia.

Termine de observarla como un psicópata, salí a la cocina tenia hambre, me preparé cereal. Con ella durmiendo en mi habitación era algo como tranquilo, al saber que tenias a alguien por quien preocuparte pero de una forma sana.

Mientras comía pensaba en que yo mismo me engaño, más no me lo creo, ella a estado últimamente conmigo y no se me hace algo irritante al contrario si no esta conmigo pienso en lo que le estuviera pasando si algún cabron le anda coqueteando. Seria mejor no enterarme lo mataría sin piedad. Ella no es igual que todas, que importa si no es la más experta experta en acerté jadear por sus besos por cualquier truco barato que utilizan las putas, ella te besaba con la mayor ternura que podría haber y no esperar nada sólo amor . Ella con tan solo decirte que te calmes, tu nivel de enfurecimiento cambia radicalmente. Ella es diferente y eso esta más que dicho.

Pero por otro lado estaba el jodido contrato que no dudo que por fallarle a Álvaro me manden a matar si piensa en medidas extremas o dejarme en la ruina si tiene compasión. Sin embargo nunca me había afectado nada hasta ahora. Había tratado a cualquier mujer como la prostituta más barata que ganas por una oferta a media noche . Mi vida consistía en el poder más que ha nada, el alcohol en bares hasta embreagarme, y por último y lo peor enredarme con cualquiera por una simple noche de placer. Y si lo pensaba no había tenido sexo con ninguna chica, ni por la cabeza me pasaba ese tema he estado más concentrada en una mirada encantadora que en un gemido de gato pariendo, si es que los gatos gimen de dolor de una manera espantosa.

Mi hermana, ella también estaba jodida de alguna manera. Se estaba enamorando. No quería saber lo que el idiota le debe decir por amor. Yo soy un asco de hombre que engaña a una hermosa chica, no quiero pensar que el idiota del novio de mi hermana fuera igual que yo. Quien le mostrará una doble cara. Un imbécil con doble cara. No dudaría en romperla cara por hacerla sufrir por la más mínima estupidez.

Unas pisadas en el suelo de madera del corredor llamaron mi atención pero sin embargo no voltee a ver de quien se trataba. Vi salir a mi novia apesar de estar despeinada, se veía hermosa. Y lo era, todo el tiempo.

—¿Que haces? — salí de mi trance y le sonreí.

—Nada, ¿no seguiras durmiendo?— le pregunte ya que no tardó durmiendo.

—No te sentía alado mío, vayamos a dormir. Juntos.—esas palabras me hicieron esbozar una sonrisa aun más grande.

—Vamos— la seguí hasta la habitación. Ella me tomo por los hombros y me dio un beso fugaz. La tome de las piernas haciendo que sus piernas se entrelazaran a mis caderas. Ella reía. Me tumbe en la cama. Ella quedo sentada en mi regazo. Nos quedamos viendo fijamente, ella jugaba con mi cabello.

—¿Sabes?, no creí necesitarte tanto.— dijo ella y la bese. Metí mis manos en su espalda, se alejo bruscamente y ella me miró con temor.

—No pienso hacer nada, que tu no quieras. Lo sabes, si dices que no estas lista aun no lo estas. Si te enamoras de otro te entenderé.—ella me miró con lastima.

—Tengo que decirte algo.— tomó aire.— ya no soy virgen...— ella me miraba expectante y yo me enfureci al instante me había mentido.— yo lo siento no quería decírtelo, no aun.— me salí de la posición en la que estábamos sentí rabia.

—¿Qué? — dije sin poder crerlo—¿ me mentiste todo este tiempo? —

—Lo siento, me hubieras tomado como a una cualquiera. Lo soy claro me tire a media universidad. — yo sentí la ira recorrer, saber que otro la había apreciado antes que yo me daba una furia incontrolable. Quería golpear algo.

—¿Qué?— pregunte otra vez sin poderle creer.

Ella me tomo el rostro en sus finas manos.— Mi amor, calmate, sigo siendo virgen. Nadie me a tocado, bueno excepto tu, claro. Solo fue una broma.— me sentí alviado pero sobre todo feliz. Ne había llamado Mi amor. ¿Había escuchado bien?.

—Nevae, eres una tonta.—dije pasándome las manos con desesperación por la cara y el cabello.

—¿Sí?— dijo divertida.

—Eres Mi tonta novia.— y me abalance y caí encima de ella pero sin aplastarla y la bese con todo tipo de sentimientos con furia, alivio pero sobre todo con el amor que le empezaba a tener a esta chica.

¿Desde cuando empecé a ser cursi?, no lo sé, pero bueno ellaera maravilloso ¿Como no hacerlo si se trata de ella?, pasaban Muchas cosas por mi cabeza, demasiadas para ser realistas entre todas estaba el reencuentro con mis padres, tenia miedo, era la verdad no podía ir nada más así y decirles que soy su hijo. Seria algo muy tonto, peor muy ingenuo, pero en mi caso no era algo que me agradará hacer o por lo menos no sabia como. Se que estarán Nevae y Emma, sin embargo siento que todo este tema es solamente responsabilidad mía. A mi madre tal vez lo entienda, refiriéndome a que haya regresado no al motivo de mi huida, al contrario, mi padre tendría la seriedad plasmada en el rostro. Lo peor es que pensarán que los busque por que necesito de ellos.

Ella dejo de besarme y nos separamos lentamente. Ella me miró, me sonrió y hice lo mismo. Claro que estaba más que jodido. Estaba pensando lo que yo creí descartado o no sentirlo.

Ahora eres alguien a quien solía conocer...

Hola,estoy muy feliz . No , no es cierto pero bueno ... creo que no he explicado el motivo por el cual pongo frases a lo último la verdad a veces son frases que me gustan mucho o otras por motivación no lo sè pero me encanta. Subiré capítulos constantemente para poder acabarla antes de que termine el año.

Gracias por leer.

Maravilloso Engaño ¡Lee esta historia GRATIS!