*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

capitulo 34

299 15 0

En el departamento de Victoria suena el timbre
Victoria atiende la puerta:-Emilio! que lindo que llegaste! *Lo abraza fuertisimo* te extraño, te necesito!-Ay Vic! sabes que estoy siempre! por favor contame que te paso? -Veni, pasa que te cuento,
Victoria le cuenta todo lo que había pasado y Emilio queda sorprendido, la abraza, pone la cabeza de ella sobre su pecho y le acaricia el pelo.
-Gracias Emilio, gracias por escucharme, por contenerme, por estar conmigo
-Sabes que podemos hacer ahora? mi abuela siempre me decía que cuando estas mal, lo mejor es cocinar una comidita rica, que te parece si esperamos a Marcos con algo rico?
-Harías eso por mi? Ay Emilio! Gracias! me encantaría! veni vamos a la cocina.
Y así mientras cocinaban Emilio logro sacarla de ese mal momento que estaba viviendo.
Hablando con Emilio se sintió más tranquila, y entre los aromas de la comida que estaban preparando y las actuaciones que Emilio acostumbraba a hacer habitualmente con sus exagerados gestos, logró que se olvidara un poco de lo sucedido y distenderse por un rato, Emilio sabía cómo tratar a Victoria, la conocía desde niña, estaba seguro que lo que había pasado la había golpeado duro, pero estaba más que claro que ella tenía toda la fuerza para salir adelante, siempre se demostró así, es una luchadora de la vida.
Ya casi todo estaba listo, ambos estaba terminando de poner la mesa, y sintieron el timbre -Debe ser Marcos, dijo Victoria *con una sonrisa*.
-Dejá que yo le abro Vicku! dijo Emilio*guiñandole el ojo*
-Acá no sos el mayordomo Emilio
-No me cuesta nada, *dijo dando la vuelta, un pequeño saltito y dirigiéndose a la puerta*
-Pase señor Guerrero, dijo Emilio al verlo ahí parado, el vió que su ánimo no era el mejor y era entendible, pero decidió no decirle nada al respecto.
-Hola Emilito! *dijo abrazandolo y palmeándole la espalda*.
Marcos al entrar sintió que la energía de la casa era otra a la que había cuando el se fue, y eso lo ayudó a levantar el ánimo y a disfrutar el momento.
-Mmmhmmm veo que cocinaron, que bien huele! * esbozando una sonrisa*, Victoria lo observaba y sonreía al mismo tiempo que él.
-Pasá pasá sentite como en tu casa, *bromeó Emilio*
-Ay Emilito vos siempre estas cuando te necesitamos, esperá que voy a saludar al amor de mi vida, a mis amores!
-Hola mi amorrr! Dijo Victoria sin poder parar de reírse, ya que Marcos se había tirado hacia su panza enorme y le hacía cosquillas.
-Como están mi dos amores? *mirándola a los ojos con un profundo amor*
-Estamos bien amor, cocinando para papá
Emilio miraba la hermosa escena familiar desde lejos y hacía gestos de enamoramientos con sus manos, -Bueeeno dijo, yo los dejo solitos para que cenen
-Vos no te vas a ningún lado dijo Marcos, te quedas a comer con nosotros, o no amor? *Mirando a Victoria, quien no se negó en lo más mínimo*.
-Por supuesto Emilio quedate a cenar
Todos disfrutaron de la cena, el tema de la pérdida del bebé no volvió a tocarse, Marcos entre bocado y bocado le tiraba besitos a Victoria que estaba sentando frente a él, a Emilio se le iban los ojos de verlos así, a pesar de lo que les había pasado, la verdad, era admirable.
La cena transcurrió -Bueeeno voy levantando los platos dijo Emilio acostumbrado a hacerlo
-Chist! Usted deja todo donde está, ni se te ocurra lavar un plato, dijo Victoria *quitándole el plato de su mano*.
-No tengo problema en lavar Vicky
-No no, vos dejá todo como está que nosotros nos arreglamos, demasiado con todo lo que hiciste por nosotros esta noche, gracias por venir
Emilio tomando la campera exclamó -Hermosa velada chicos, pero tengo que retirarme, ya saben cómo se pone Elena cuando le falto.
-Jaja andá Emilito andá, y gracias de nuevo dijo Marcos *guiñándole el ojo ante la espalda de Victoria para que ella no vea*.
Una vez solos Marcos se acerco a Victoria y la tomó entre sus brazos -la extrañe señorita, mucho, dijo acercándose a sus labios
-Ah si? Mucho me extrañó? *Suspiró a milímetros de su boca*
-Es que no puedo estar ni un segundo sin vos mi amor, *tomandole la cara con sus manos*.
-Ay Marcos te necesito conmigo todo el tiempo, *apoyando la cabeza en su pecho*
-Y acá estoy y voy a estar siempre para cuidarte, protegerte, contenerte y hacerte unas que otras cositas que a vos te gustan
-Marcos!! Jaja
Marcos la besa mientras ella sonríe, ella acaricia su espalda y continúa el beso de manera tierna y apasionada
-Ay Marcos mirá tocá! *Dijo separando sus labios de los de él y tocandosé la panza*, -es increíble lo que se mueve este chiquito, no se puede negar que es un guerrero, que inquieto es por dios! Dijo riendosé, falta tan poco para tenerlo en mis brazos, te juro que ya no aguanto más.
-Paciencia mi amor! Ojala tenga tu sonrisa hermosa y tus cachetes, aaay me dan ganas de comerte toda, preciosa!
Victoria sonrió y sus ojos se llenaron de lágrimas de emoción, -que queres que sea?
-Me da lo mismo, dijo Marcos, mientras sea sanito
-Yo tengo ganas de que sea una nena, exclamó Victoria con felicidad
-Yo también, quiero una guerrerita igualita a vos mi vida, pero cualquiera de las dos opciones me va a llenar de felicidad
-Si, a mi también amor, te imaginas un guerrerito igualito a vos? Ay no se quiero que sea, dijo indecisa, me muero de ganas de que nazca
-Jaja paciencia hermosa, *le dio un besito tierno*, anda acostarte que te veo la cara de cansada, yo lavo los platos y junto todo esto, *mientras le acariciaba sus hombros*.
-Bueno, te espero, no tardes porque me duermo eh
-Jaja andá andá, yo ya voy mi amor
Victoria fue a su habitación y le tiró un beso mientras se alejaba de la cocina.
Marcos lavó los platos, ordenó la cocina y fue a la habitación...

MARCORIA 6TA A FONDO❤¡Lee esta historia GRATIS!