Una semana a pasado desde ese día ahora pensaba en que hacer. Creo que sería mejor que me vaya a china. Nevae, pocas horas de irse,ya que estaba conmigo en mi departamento, me dijo que sus padres querían conocerme más. En realidad solo para saber si soy bueno para su hija. Tenia tantas ganas de huir pero eso seria arruinar todo lo que he logrado.

(...)

Llegué a casa de Nevae, mis manos sudaban, no quería hacer esto. Toqué el timbre y Nevae me abrió la puerta sonreí nerviosa al igual que ella lo hizo. Hoy tenia que hablar acerca de nuestra relación.

-Pasa-dijo el padre de Nevae.

Entrelaze mi mano con la de ella. Nuestras manos sudaban o sólo las mías,estaba tan nervioso que no tenía mi razonamiento activado. Nos sentamos en el sofá que quedaba enfrente en donde estaban los padres de Mi novia.

-Bueno, Evan y Nevae, pero sobre todo Evan pedí que vinieras por un tema el que no tenemos resuelto y saben cual es así que habla, Evan.- sentí nervios apreté la mano de Mi novia.

-Señor, señora. -los mire nervioso.- Yo se que Nevae es... -no quería decir esa parte.

-Adelante, no importa. -dijo.

-Bueno y volviendo al tema Nevae es su única hija, no es un tema con el que me sienta cómodo saberlo, pero créanme no pienso hacer cosas que ella no quiera.-sus padres me sonrieron y ella igua.

-Nevae ya te habrá contado, perdimos a una hija ese es un tema que nos duele aún. Solo te pedimos que la cuides mucho. -, yo sonreí era algo que desde el principio me daba miedo.

-Se lo aseguro. La cuidaré.- hipócrita, estúpido y un mentiroso eso era. Un jodido hipócrita.

Esa noche transcurrió normal, habíamos cenando, fue incomodo, ya que me pregunto demasiadas cosas que ni al caso como sí utilice frenillos,si me había afeitado antes de venir,si hice pipí. Cosas sin sentido pero respondí todo.

-Bueno, Evan fue un gusto charlar.-dijo El padre de Nevae su madre solo sonrió.

-Sí, gracias por todo.- sus padres fueron a su habitación y Me quedé con bella.

-Perdóname.- bajo su mirada.

-¿porqué? -pregunté nervioso

-No quería que pasaras todo esto, se que no estabas preparado.-ella me miró con curiosidad puesto que mi cara no expresaba nada, solo seriedad.

-Nevae, eres mi novia y era el momento de hablar de nosotros con tus padres.-ella sonrió y sus mejillas se pusieron rosas.

-¿Soy tu novia? - titubeó mientras preguntaba.

-¿Podemos ser amigos con derecho?, si quieres.- dije sarcástico.

-¡Eres un tonto!-Reímos pero de pronto quedo seria.-Evan...¿Realmente te gusto?, me refiero a que si soy alguien importante para ti.- me tense pero realmente si me gusta y además se a convertido en alguien especial.

-Sí, ¿Porque lo dudas? - le pregunto. Ella no se veía del todo convencida.

-Siento que no es cierto, pero confío en ti- eso me hizo feliz. Nos quedamos viendo a los ojos, sus ojos grises azulados, eran mi perdición, nos fuimos acercando, ella cerró sus ojos, la tome de la nuca y hice que nuestros labios se juntaran. Nuestros labios se movían lento, con mi lengua pedí paso entre sus labios, ella se aferró a mi cuando mi lengua exploró su boca. El oxígeno se nos acabó y nos separamos lentamente.

-Me gustas o .- dijo ella y me abrazo yo le respondí envolviendola

-¿Crees que les agrade? - pregunté ella se echo a reír.

-Claro...sigues vivo, así que sí.- bromeó. Pero yo estaba algo preocupado y apesar de haber pasado ya casi todo seguía aun con el temor, claro yo sabía que se aproximaba pero en todo eso, pero algo en mi me dice que se echará a perder todo.

-Eres muy hermosa y risueña. Ya te quisiera ver así cuando te presente a mis padres.-ella palidecio de inmediato.

-¿No estarás hablando enserio?- preguntó seria sin una pizca de actuación.

-Digo, si tuvieras que hacerlo.-ella me miró confundida.

-¿No piensas arreglar las cosas con tus padres? - el tono de su voz era de frustración y furia.

-¿Cual es el problema de que no hable con ellos?, tu y Emma, siguen no el puto tema. Superenlo.-ella me miró sorprendida no quería hablarle tan así pero algo en mi me molestaba que siguieran con el tema.

-Perdón por querer arreglar ese patético problema tuyo. Mira que hacer como si ellos no existieran es lo más estúpido. - ella no entendía una mierda de mi maldita vida. Ni cerca de hacerlo.

-No quiero empezar una pelea por algo absurdo.- dije lo más indiferente para restarle importancia al tema.

-¿¡absurdo!?, ¿le llamas así al no querer arreglar las cosas con tus padres? -ella se veía demasiada cabreada.

-¡Tengo miedo!, ¿¡Si!?, No puedo ir nada más así y decirle «hola soy su hijo, si me fui pero decidí regresar, ¿puedo sentarme en el sofá»? -su mirada se suavizó regresando al color natural que hace unos momentos eran completamente obscuros.

-Yo lo siento, no sabia que te sentías así. No te presionaré si eso es lo que te enfada. Quiero decir que me gustas tanto como para meterte una bofetada cada vez que me gritas.- solté una carcajada. Ella tenia una manera de arreglar las cosas que si no funcionaba es porque esta perdiendo ese toque mágico al hacer que aflojes a tu furia.

-No lo haré. Me sacas de mis casillas, quien no lo haría si tengo a una chica preciosa presionandote por verte menos miserable.- ella me miró con ternura y por un momento no supe el porque.

-No vuelvas a decir que eres un miserable eres mejor que eso, eres Mi novio. Mejor te pondré un cartel que diga novio de Nevae alias La Bella, ¿te gusta? - sonreí a su repentina ocurrencia.

-Me encanta. ¿Debería hacer lo mismo? - pregunte. No lo haría porque las cosas se marcaban porque eran insignificantes. Y ella no lo era ni por error. Yo en cambio era un imbécil que estaba encantado a la hermosa mujer que tenia delante de él y que si la dejaba ir, seria su entrada a la mierda de vida que ya tenía pero disfrazada.

La bese y ella me correspondió, quería vivir esto todo el tiempo, saber que ella era la única a la que le he contado todo, hasta mis defectos, le he mostrado mi lada bueno, mi lado vulnerable a ella, solo ella y ninguna otra. Ni en un millón de años.

¿porque te enamoraste de ella si ni siquiera sabe el color de tus ojos, y yo que he contado hasta tus pestañas?...

Hola ,espero y anden bien. Gracias por leer 😘😍😪

Maravilloso Engaño ¡Lee esta historia GRATIS!