-Kylie tienes que ir - Dijo mi Hermano Dylan.

- Dylan no quiero - Dije haciendo ojitos.

- Oww, pues no tienes de otra - Dijo saliendo de la cocina.

Enserio no puede ir el!? Ash, ahora tendré que ir a buscar a mi Hermano menor donde su amigo Jaxon.

Resople una vez más y fui hacia mi habitación a cambiarme, Bajé y agarre las llaves de la casa iré caminando hacia allá no está lejos. Cuando llegue golpee mis nudillos contra la madera,a los segundos habría un chico, con los ojos mieles, cabello rubio, pero le veía las raíces, labios carnosos y rosados.

Me examinó de arriba hacia abajo, rodee los ojos.

- Vine por Nate - Dije, desinteresada.

Sonrió, y se relamio sus labios.

- Por supuesto, Baby girl pasa. - Dijo, abriendo más la puerta.

Rodee los ojos, y pase obviamente sintiendo su mirada en mi trasero.

- Pervertido - Dije y el río, trate de mantenerme sería, pero fue inevitable y Reí con el.

- Ven, acompáñame - Dijo, asentí y camine tras el, cuando llegamos a una puerta la abrió, dejando ver a Nate jugando con un carro y Jaxon tratando de alcanzar a una niña que tenía un muñeco de Max Steel.

- Justin! Jazzy no me quiere dar a mi muñeco - Chillo, apenas me vio, sonrió coqueto y camino hacia mi.

- Hola nena, soy Jaxon, Jaxon Bieber - Reí ante su acción.

- Hola nene, soy Kylie, Kylie Jenner - Dije y me baje a su altura, el sonrió y iba a decir algo cuando chico que según lo había llamado Jaxon, Justin interrumpió.

- Jaxon, ve por ahí - Dijo haciendo un ademán con su mano, el resoplo y se fue.

- Grosero - Lo mire y sonrió - Vamos, Nate - el no me hacía caso - Nate... Nate...¡Nathan! - Casi Grite.

- Que!? Kylie - Dijo irritado.

- Vamos.

Me dijo que esperara un momento, rodee los ojos y senti una mano sobre la mía, Me jalo hacia un cuarto, me acorralo en la pared.

- Baby girl, debo admitir que llamaste mucho mi Atención - Dijo enterrando su cara en mi cuello.

- Mhmm Justin Bieber eh? No me conoces siquiera. - Sonreí cuando senti sus manos en las mías.

Río - Podría conocerte.

- Kylie!, ¿Kylie? ¡Jenner! - Gritó Nate.

- Ups me tengo que ir, adiós - Trate de quitarlo. - Permiso.

Río y negó con la cabeza, estiró sus labios, ¿Quería que le diera un beso? Esta loco.

- Estas loco? No te voy a besar - Dije.

Río, y me soltó, cuando me iba agarró mi muñeca y me giro, dándome un casto beso. Salí y me encontré con Nate hablando con Jazzy.

- Vamos, Nate - el se despidió de Jazzy y llego hacia mi.

Al cabo de unos minutos llegamos a la casa y le dije a Mamá que iba a dormir, eran las 7:30pm de la noche y estaba agotada, sin embargo me costó dormir pensando en el beso, sinceramente cuando me beso senti un Zoo entero en mi estómago, toque mis labios y Sonreí.

Baby Girl ➡ Jylie¡Lee esta historia GRATIS!