capitulo 28

428 20 0

Marcos y Victoria se miraron a los ojos y ya no pudieron contener tanta alegría, ambos dejaron caer sus lagrimas y se besaron tiernamente, entre "gracias" y "te amos" se abrazaron y terminaron de disfrutar de la ecografia.
Al finalizar el doctor les dio unas recomendaciones y acordaron la fecha de la próxima visita.
Al salir de la clínica Marcos miró a Victoria a los ojos, le dió un apasionado y dulce beso, la tomo por la cintura, la alzo y sin poder contener su felicidad comenzó a darle vueltas y a gritar "voy a ser papa!!" "dos, son dos!!"
Victoria: *riendo y con una felicidad absoluta* mi amor bajame, estamos en la calle... Estás loco!
Marcos:*bajando a Victoria* loco de amor por vos estoy y por mis hijos o hijas
Victoria: te amo mi amor, y me cambiaste la vida, no una sino dos veces, e hiciste que me enamore de vos nuevamente y te lo agradezco profundamente, porque nose como viviría yo sin vos.
Marcos:*tomando entre sus manos el rostro de Victoria* yo soy tuyo desde la primera vez que mire tus ojos y , mirame, mirame bien a los ojos y escuchame esto que te voy a decir.
Victoria se pierde en sus ojos, profundamente enamorada.
Marcos: desde la primera vez que te vi que para mí no existen otras mujeres, no es que no las miro, directamente no existen, vos sos la madre que yo quiero para mis hijos y la mujer que yo quiero para mi vida, soy tuyo mi amor, te amo, hasta el fin del mundo te amo.
Victoria no pudo contener sus lagrimas, solo tomo la cara de Marcos le susurro al oído "te amo" y se perdió en sus labios, como ya lo había hecho antes tanta veces, pero esta vez era diferente, sentía pleno ese amor.
Ella le dijo a Marcos que debía ir a la empresa y él le dijo que valla tranquila que también estaría ocupado durante el día. Acordaron verse a la noche en el departamento de Victoria para pensar juntos la forma de contarle todo lo que había sucedido a sus familias.
Marcos se olvido de todo el trabajo que tenía y ocupó todo su día en preparar una gran y hermosa sorpresa para su amada, una sorpresa que sellaría este amor que sentían de la forma más romántica.
"Listo luchito, muchas gracias, si si es el lugar perfecto, a Victoria le va a encantar, gracias, dale nos vemos mañana chau"
Marcos tomo su moto y partió por la ruta, le quedaban apenas tres horas y le esperaba un largo viaje.
Al salir de la empresa Victoria llamo a Marcos y este no le contestaba, por lo que bajo a buscar su auto para dirijirse a su departamento, allí vio a un hombre vestido de traje que le dijo "usted es Victoria Bandi?" "si" exclamo ella, "yo soy amigo de Marcos y me pidió especialmente que la llevara hasta un lugar esta noche, si no me cree puede ver esta carta, es de él, puede reconocer su letra" Victoria toma la carta y la lee, no había dudas era la letra de Marcos y decía "mi amor solo dejate llevar, como lo hiciste tantas veces, confía en mi, este es un pasaje directo al fin del mundo"
Luego de varias horas de viaje el auto se detuvo, el chofer bajo le abrió la puerta a Victoria y le dijo, "acá es, yo ahora me retiro" .
Victoria bajo del auto y no pudo creer lo que veían sus ojos, era una pequeña pero hermosa casa junto al mar, no había nadie allí, parecía estar sola, en eso sale de la casa vestido con un hermoso traje Marcos, se acerca hasta ella la toma de la mano y sin decirle una palabra la lleva aun más cerca del mar donde tenía una manta blanca tirada en la arena con dos pequeñas luces que alumbraban lo necesario, el hace que se siente allí se sienta junto a ella y allí en aquel lugar , solos con el mar y la luna de testigos Marcos la mira a los ojos y le dice "mi amor te traje hasta acá porque este es el único lugar que me transmite tanta paz como vos"
Victoria:*totalmente sorprendida* mi amor este lugar es hermoso, es tan especial y romántico, con el ruido del agua y las estrellas *lo mira a los ojos* y vos , pero no entiendo que hacemos acá.
Marcos: te traje acá para decirte que sos la mujer de mi vida, que no aguanto un día mas sin dormir con vos, que quiero formar una hermosas y gran familia juntos, que te amo desde el primer momento y que lo que siento por vos es enorme así como este mar y que ... Quiero casarme con vos, *abre una caja que contenía dos anillos de compromiso* vos queres casarte conmigo?
Allí bajo la luz de la luna en ese lugar que parecía desierto, con el ruido del mar, Victoria con sus ojos que desbordaban de lagrimas solo logro pronunciar dos palabras "si quiero" y se fundió en los labios de su amado, los hermosos anillos quedaron a un lado y la ropa iba por el mismo camino, ellos tenían su forma de sellar el amor y esa noche, en ese precioso lugar prometía ser mágica
-Sos lo mejor que me pasó en la vida, *suspiro Victoria, con los ojos cerrados disfrutando de esos besos que la transportaban hacia el paraíso*.
Marcos la acariciaba, la besada suavemente. -Mi amor estás tan hermosa, no sigamos, antes quiero una foto, una foto nuestra, que selle este momento mágico para siempre.
Victoria no podía despegar sus ojos de los de Marcos, con lágrimas a punto de salir, se mordió el labio y asintió con la cabeza.
Acá traje la camarita dijo Marcos entusiasmado. -Estás en todos los detalles mi amor, dijo Victoria *abrazándolo por la cintura y dirigiendosé a la orilla del mar*.
El mar estaba tan calmo, que ambos quedaron descalzos y se mojaron los pies en la orilla, Victoria con la luna reflejando en sus pupilas lo abrazó por el cuello, -Así es como quiero estar, así quiero pasar el resto de nuestras vidas, con vos y nuestros hijos, prométeme que va a ser así mi vida, que vamos a estar juntos pase lo que pase, no soportaría volver a perderte, una lágrima rodó por su mejilla.
-Así va a ser mi amor te lo prometo, si te tengo a vos no me hace falta nada, solo necesito de vos para ser el hombre más feliz del mundo, bueno ahora basta de hablar y saquémonos una fotito así la tenemos para siempre y cuando la veamos recordamos este momento mágico.
*Marcos tomó la cámara en una mano y abrazó a Victoria con la otra* -A ver mi amor, sonreí, que una sonrisa tuya me alegra la vida, me da luz, paz y me enloquece, dijo Marcos *mirando su boca*.
Victoria sonrió y luego besó a Marcos para la foto, -Salió hermosa, va, vos saliste hermosa, dice Marcos *mientras la besa*.
Abrazados y corriendo en la arena vuelven al pequeño lugar que Marcos había preparado señalado por un largo camino de pétalos de rosas rojas, donde había un pequeño altarcito con ambas copas, y un champagne a su lado.
-No sé cómo agradecerte todo esto mi vida, estas tan hermoso, dijo Victoria entre lágrimas.
-Agradecer? Quiero devolverte solo un poquito de lo feliz que me haces cada día, hermosa!
Victoria se sentó en el piso y tomando a Marcos de la corbata lo trajo encima de ella, quedando sus labios a milímetros de distancia, -Marcosss, *susurró*, para que esta noche sea perfecta yo quisiera...
-No me provoques así porque no respondo de mi eh, dijo Marcos poniendosé loquito, esperá esperá, tiempo al tiempo picarona, primero quiero que brindemos mi amor...
Marcos destapó la botella y sirvió el champagne para ambos. Entrecruzaron sus brazos con las copas en sus manos, y Victoria mirándolo a los ojos y acariciándole la cara dijo, por nosotros, por nuestra felicidad, por nuestra futura familia, porque ya no somos más dos, somos cuatro! *dijo con ternura en sus ojos*.
-Por los cuatro, por el amor, por nosotros, dijo Marcos *besándola*.
-Bueno bueno, hay que tomar dijo Victoria entre risas.
-Mmmmm que rico debe estar esto Marcos! Lástima que solo puedo mojarme los labios, por nuestros bebes -Ay no me hagas así con la cabeza, porque vas a conocer al verdadero Marcos Guerrero! *bromeaba Marcos cerca de sus labios*. Si, no podes tomar mi vida, tenes que cuidarte.
-Que no conozco al verdadero Marcos Guerrero todavía?
-No no lo conoces dijo Marcos *con cara picara*
-Puedo conocerlo ahora, dijo Victoria re lanzada.
Marcos acomodó las copas a un costado, y con un beso empujó a Victoria sobre el piso quedando ella acostada y el sobre ella.
Victoria disfrutaba esos labios dulces, pero Marcos paró de besarla, y ella no entendía que pasaba.
El se alejó para atrás, se agachó y se acomodó frente a su vientre, lo besó, y dijo:
-Mis hermosos guerreritos, los amo saben? Para mí y para mamá son lo mejor que nos puede pasar, no puedo esperar para tenerlos en mis brazos, y enseñarles a andar en auto para luego correr como papá, nos han cambiado la vida, y mamá, que les puedo decir de mamá? tienen tanta suerte de tener una mamá así, ella es perfecta, es la mejor mamá que les podría tocar, hermosos míos, los amo con todo mi ser. Victoria *dejando escapar varias lagrimas, le acariciaba la cabeza mientras Marcos besaba su panza*. -Aw mi amor, son lo más hermoso y preciado que tengo en la vida, vos y mis bebes, no puedo creer que sean dos, *sonreía con lagrimas en los ojos*. -Es el efecto Guerrero, es poderoso, no te diste cuenta? Gracias a eso somos padres por partida doble, dijo riendo.
-Ay Marcos las cosas que decís, dame un beso, vení
Marcos se perdió en los labios de Victoria, y así con la luna como testigo, fueron uno, entregandosé su amor con ternura.
Marcos acariciaba el cabello dorado de su amada y repitiéndole a cada instante un "te amo" volvieron a hacer el amor, bajo ese cielo poblado de estrellas, y con el sonido del mar en sus oídos, hasta quedar completamente dormidos.

MARCORIA 6TA A FONDO❤¡Lee esta historia GRATIS!