Cuanta falta me hiciste

45 17 0

Abrí mis ojos - ¿cómo saben sobre mi compromiso? Dilo ya - dije fijamente mirándole a sus ojos rasgados.

- Perdone señorita - bajo su cabeza - es que salió en las noticias y en los periódicos, como su padre es uno de los empresarios más ricos del mundo, comí nadie se pudo enterar.

- A verdad - recordé que mi madre y la señora Bianca habían dicho que lo anunciarían a la prensa - perdón y gracias.

Dije y seguí mi camino, entre al ascensor, y me empiezo a sentir mareada. Luego las puertas del ascensor se abrieron, allí estaban los botones a esperar que habrá la puerta para que dejen mis maletas. Abrí lo más rápido que puede...

- Por favor dejen las maletas en mi recámara - dije y eché a correr al baño.

Terminé vomitando todo en el inodoro aún que no comí nada, luego de eso hice pasar el baño, cojo mi cepillo de dientes y me cepillo los dientes para sacar este mal sabor de boca que tenía. Luego fuí a ver que los botones se hallan ido. Y sí, se fueron, pero dejaron la puerta abierta, así que fuí y la cerré y al darme la vuelta...

- Estas bien - dijo dándome un vaso de agua.

- ¡¡¿Qué haces aquí?!! - dije y después no ví nada más...

NARRA CHOI SEUNG HYUN

Ya han pasado casi 5 días y no sabemos nada de So Young, estoy empezando a creer que ya se fue y nunca regresará. Desde ayer todos los empleados del hotel han estado comentando sobre un matrimonio pero ni yo me atrevo a decir de quienes. Bueno hoy, me desperté a las 7 de la mañana, estaba nublado y decidí ir a comprar algo, asi qué solo tome un baño y me vestí con unos jeans, un polo verde pegado, una chaqueta de cuero verde y unas zapatillas deportivas, y mis lentes y tapabocas. Pero me aseguré que nadie de los chicos se dé cuenta que me estoy yendo un rato.

Compré unos discos y unos nuevos audífonos en la tienda que estaba a una cuadra del hotel, al regresar, ví un porche plomo estacionado al frente del hotel, parece que alguien se está hospedando y creo que es una chica porque del coche sacaron 2 maletas purpuras claras, y además se veía a una chica alta con unos jeans, una chaqueta de cuero roja y sus tacones de punta aguja rojas, y tenía en cabello recogido. Bueno yo solo entré, estaba esperando al ascensor, ya que alguien estaba subiendo y tenía que esperar a que bajara. Cuando al fin el ascensor bajo, entré al ascensor y cuando el ascensor marco a mi departamento, las puertas se abrieron y cuando estaba por entrar a mi habitación, vi a dos botones saliendo del pent-house de So Young...

- Disculpe - dije y ellos voltearon - alguien ya esta ocupando la habitación de So Young.

- No joven, la señorita Choi ya regresó - dijo y estaban cerrando su puerta.

- Esperen, no cierren, la voy a ver - ellos solo juntaron la puerta y retiraron.

Al entrar, todo estaba igual que cuando me fuí, estaba en su dormitorio y vi las mismas maletas que estaban saliendo del coche plomo. Y se escuchó que estaba vomitando, así que solo la ví, estaba tan cambiada, su forma de vestir, su cabello. De pronto, ella se paró y yo me fuí a darle un vaso con agua y después se escuchó esos sonidos que hacen los tacones cuando una mujer que camina, ella estaba cerrando la puerta...

Me paré detrás de ella y cuando volteó - Estas bien - dije dándole un vaso con agua.

- ¡¡¿Qué haces aquí?!! - dijo y luego se desmayó, solté el vaso y la sostuve.

La cargué hacia su dormitorio, han no reaccionaba, así que llamé a un doctor para que venga y a un señor de limpieza para que limpien el agua tirado en el piso y que recojan el vaso que se rompió.

"Let's Not Fall in Love" [TOP]¡Lee esta historia GRATIS!