capitulo 48

1.9K 161 3

__________ abraza a Donghae con alegría pura, no había canción más hermosa para describir su amor. Él rodea su cintura y la besa apasionadamente, pegando sus cuerpos, observa a Donghwa que se ha movido de su lugar pero que no ha salido de la casa –ya que no ha escuchado ningún portazo que lo compruebe- Hyuna tampoco ha abandonado el establecimiento, lo cual impide que por ahora sacar el estuche de su bolsillo e hincarse frente a su novia a pedirle que sea suya para siempre.

~°~

Ella echa su abundante cabello hacia un lado y bufa. Su arma no estaba en la estúpida y asquerosamente romántica habitación de Donghae y _______ con paso sigiloso llega al cuarto de al lado y automáticamente siente como si alguien le hubiera dado un latigazo en la cara.

Era un cuarto de bebé y a juzgar por el color en las paredes, era de un niño.

El bastardo sería un niño.

Aquí no habrían escondido una pistola. Está a punto de dar media vuelta y marcharse lejos de todas esas porquerías pequeñas y delicadas que solo le hacen recordar que ella no tendrá la dicha de ser madre cuando su mirada se cruza con dos cunas.

Dos.

Su mente repite el número como si fuera desconocido, como si no existiera hasta ese momento.

Dos cunas.
Dos.

Y es cuando su mente por fin logra comprender.

Dos hijos.
¡______ iba a tener dos!

Gemelos.

Cierra sus puños controlando las ganas de machacar y destruir todo lo que dentro de ahí se encuentra y sale hasta lo que le parece ser la oficina de Donghae.

Empieza a abrir cajones, sin cuidado, desordenando papeles y documentos aquí y allá hasta que finalmente ve su arma entre muchas otras cajas.

Tontos.

Ni siquiera se preocuparon en guardarla bajo llave. Debió haberse deshecho de ella desde un principio; Donghae seguía siendo el iluso de siempre.

Toma rápidamente la pistola y la echa dentro de su bolso, con esfuerzo trata de ordenar todo el revoltijo en el escritorio y vuelve de nuevo al salón donde la aburrida fiesta continúa. Quiere marcharse pero una mano toma su brazo.

-Quiero que te vayas ahora –pide Donghae entre dientes.

-Eso estaba a punto de hacer –responde con una sonrisita que provoca una mueca en el castaño.

-No sé realmente por qué viniste hoy.

-Necesitaba algo.

-Sí, necesitas cordura.

-Donghae no deberías meterte conmigo –amenaza.

-Espero que hayas conseguido lo que sea que estuvieras buscando, pero te quiero fuera de aquí.

-Lo encontré, créeme que esta fiesta me ayudó mucho. Por cierto, que canción tan más inspiradora –alaga- un poco fantasiosa solamente, ¿verdad? La vida es tan impredecible, _________ puede desaparecer en cualquier instante.

Donghae aprieta la boca y tensa la espalda.

-No sé cuántas veces te lo tengo que repetir, pero como tú me acabas de advertir que no me meta contigo yo también te digo esto: Te acercas a mi novia y yo mismo me aseguraré de poner una denuncia en tu contra.

-Está bien, Donghae. Veamos quién es el más fuerte.

Después contonea el cuerpo fuera del lugar, tomando con fuerza el bolso. Lee rueda los ojos pero respira el aire con más tranquilidad buscando a Donghwa.

-¡Hermano! –grita divisándolo entre la multitud.

-No encuentro a Hyuna –murmura con nerviosismo.

-Se fue, creo que deberías ir con ella. Estaba... rara.

-Ahora parece estarlo cada día, cada hora, toda la semana. –Hace un mohín- Me iré. Suerte con la propuesta.

-Gracias.

Donghwa sigue el mismo camino que Hyuna hizo hace minutos, Donghae mira a su alrededor encontrándose con los verdes ojos de Sica que los ven esperando, alentándolo a actuar pero no sabe cómo empezar.

-¿____________? –le habla.

Prefería hacerlo a solas, esto era algo personal. No necesitaba que todos los invitados lo escucharan.
Ella legó hasta su lado y apoyo su cabeza sobre su hombro mientras lo abrazaba. Sonrió contra su cuello y le susurró al oído:

-Te amo.

Donghae se retorció de placer, le encantaba escucharla decir eso.

-¿Podemos hablar a solas?

-¿Pasa algo malo? –su tono se torna preocupado.

-No, nada malo. Otra sorpresa.

Caminan de la mano hacía el balcón, el viento sopla muy fuerte desordenando los cabellos de __________, el cielo está despejado y muy azul y a ________ le recuerda al que vio el día en que llegaron a Hawái, Donghae hace ejercicios de respiraciones y siente como las palmas de sus manos empiezan a transpirar, las restriega contra sus jeans y se enfoca en los niños que juegan en un parque nada lejos de ahí, mira los árboles y las hojas llenando las calles, demostrando que están en Otoño, a solo dos meses de ser padres.

-______________.... –comienza, pero se detiene. Esto no parecía ser tan difícil ayer frente al espejo.

-Donghae–_________ aprieta la mano de él aún más fuerte.- Puedes decirme lo que quieras, lo sabes ¿verdad?

-Sí –exhala.- __________, fui muy malo al hacerte esperar por escuchar esa canción hasta este día, siendo honesto, pude cantarla mucho antes. Pero tuve un motivo especial....

-¿Especial? –pregunta.

-Sé que no es la mejor canción del mundo, la letra tal vez parezca simple pero quiero que sepas que para mí es mucho más –se hinca y es cuando saca la caja de terciopelo y la abre, mostrando un perfecto anillo de oro blanco- quiero que te des cuenta que ya no tengo miedo, que creo en ti, en mí y en el amor que nos tenemos y que le tenemos a nuestros bebés. Qué me cambiaste y volteaste mi vida de una manera increíble, que te adoro y estaría dispuesto a hacer lo imposible por ti.

Una lágrima se escapa de los ojos de _________.

-____________ eres tan hermosa y linda, y no estoy hablando solo físicamente, eres dulce, amable y generosa y estoy completamente seguro que nuestros gemelos estarán orgullosos de su madre, y yo... yo seré el hombre más afortunado si aceptas ser mi esposa.

Toma la joya con su mano derecha, haciendo que el diamante brille contra la luz del sol y lo acomoda justo frente al brazo izquierdo de ella.

-__________ Kim. Mi compañera, mi novia, mi amante, mi amiga. La única mujer que amo y amaré por y para siempre. ¿Te casarías conmigo?

Ella cubre su boca en un gesto involuntario y sorprendido, con lágrimas cubriéndole ahora todo su rostro por debajo de la nariz y empieza a hacer soniditos raros mientras asiente con frenesí.

Pero Donghae necesita más. Más que solo un movimiento con la cabeza.

-Dilo –pide acariciando el dedo en el cual pronto pondrá el anillo- con tu hermosa voz.

_________ abre los ojos desesperada, no puede ni respirar ¿cómo pretende que diga el "sí"?

-Sí –suelta y al ver la tímida sonrisa de Donghae grita más fuerte.- ¡Sí, sí, sí!

Desliza el aro que encaja con perfección en el delgado dedo de ella, su ________.

Su prometida.

Su futura esposa.

Vuelve a la posición original y le da un abrazo fuerte, besándola y acariciándole la cara, los hombros, los brazos, su vientre, sus caderas, todo lo que esté a su alcance, queriendo demostrarle cuanta felicidad le ha dado.

-Santo Dios, es hermoso –suspira una vez que se separan, el anillo podía parecer uno normal a distancia pero cuando se miraba detenidamente notabas las perfectas letras D y __, cada una colocada al lado del diamante.

-Tardó un tiempo en hacerse –comenta él siguiendo su mirada,- pero quería que fuera especial, igual que lo eres tú para mí.

-Oh, Hae –gime- admito que pensé que esto nunca pasaría.

-Pero pasó y aceptaste y serás mi esposa–desliza su pulgar debajo de sus ojos limpiando las lágrimas.- Solo mía.

-¿Por mil años? –pregunta y sin quererlo Donghae forma una línea recta con sus labios recordado las palabras de Hyuna pero luego las desecha y le da a _____ una sonrisa alentadora.

-Y por mil más –respondió, besándola de nuevo.

~°~

-¡Ahhhhhhhh! –Chilló Sica en cuanto los observó salir del balcón y con su mirada de águila notó el anillo en el dedo correcto de la mano de su mejor amiga.- ¡___________!

Corrieron a abrazarse con miradas confundidas y desconcertadas de por medio. Donghae intentó aclararlo todo:

-Quiero informarles orgullosamente que esta hermosa mujer que hoy cumple años ha aceptado cambiarse el apellido –las frentes seguían fruncidas, Donghae trató de explicarlo mejor:- Formar una nueva vida junto a mí. ___________ ha aceptado ser mi esposa.

Los gritos no tardaron en ser escuchados y en un nanosegundo Donghae y ___________ estaban rodeados de gente que quería saberlo todo.

Pero una presencia hizo que al castaño se le secara la garganta. Heechul.

-¿Y se puede saber a quién le pediste la mano de mi hermana?

Heechul tenía la misma edad que él, pero no por eso dejaba de ser imponente y aterrador.

-Yo... –no se le había pasado por la mente que tenía que pedir permiso.

-La engañaste.

-Lo sé.

-La ibas a estafar.

-Lo sé –murmuró un poco resignado.

-¿Sabes cuánto te odie cuando supe que eras un mentiroso y que la habías dejado embarazada?

-Yo no sabía que estaba embarazada...

-Eras un farsante que la usó por dinero.

-Eh cambiado.

-¿Sabes? Yo no creo que las personas cambien. Al menos no lo creía.... antes.

-Pero...

-Querías robarle.

-Heechul ......

-Solo responde sí o no. ¿La amas?

-Más que a nada.

-¿Amas a tus hijos?

-Daría mi vida por ellos.

-¿Los harás felices?

-Siempre trataré.

-No –corta- No tratarás. Lo harás.

-Lo haré, siempre –corrigió.

-Entonces, Bienvenido a la familia... hermano.- Su sonrisa pareció sincera y se dieron un abrazo corto.- Por favor, cuídala.

-Eso haré.

-Y deja de ser tan imbécil –bromeo y volteo a ver a _______ quien cuchicheaba con sus amigas.- La has hecho muy feliz, Donghae. Yo... te tenía mucho rencor, pero no lo mereces. Eres un buen hombre.

-Gracias, Heechul. Y sobre lo de tratar de dejar de ser imbécil... bien, será difícil. Pero lo intentaré, por ella.

Rieron a carcajadas provocando que __________volteara a verlos un poco desubicada pero Heechul simplemente levantó el pulgar hacía arriba en signo de que todo estaba bien.

-Solo algo más, Donghae.

-¿Sí?

-Esa chica. Hyuna. Aléjala de _________.

-Voy a hacer todo lo posible.

-Y a pesar de todo ¿cómo se atrevió a aparecer aquí hoy?

-Dijo que...

<<Necesito algo>><<Lo encontré>> <<__________ puede desaparecer en cualquier instante>><<Esta fiesta me ayudó>><<Nadie vive por mil años>>

Sin poder evitarlo Donghae corrió dejando a Heechul hablando solo, empujó a los invitados con brusquedad y solo iba soltando "lo siento" por ahí.

__________ lo siguió al verlo tan desesperado. -¡DONGHAE!

Pero él no se detuvo.
¿Cómo había podido ser tan estúpido?

Abrió el escritorio con fuerza y su cara se congeló, _________ se acercó a su lado, observando nerviosamente como el ojo de su prometido empezaba a temblar un poco, un tic. __________ no sabía que Donghae padeciera de un tic.

-¿Hae? Amor ¿estás bien? –preguntó.

-Hyuna –murmuró- Hyuna se ha llevado la pistola.

Y es como si escuchara un reloj.

Un tick. Tock. Tick. Tock.

Que marcaba las horas, los días, tal vez semanas si tenían suerte, antes de que Hyuna atacara.


El impostor (Donghae y tu) *Terminada*¡Lee esta historia GRATIS!