Amigos

49 7 0

como una palabra tan utilizada apuñala a mi corazón tal cual daga helada, perforando mis sueños y esperanzas con ella, llevándose un trozo de mi vida y mi felicidad, enviándolo directo al olvido, disimulo mi alegría pues ya no la tengo, la he perdido con solo una palabra, una palabra tan dulce y elocuente que llega a ser agradable a los oídos de las personas, se ha llevado mi felicidad, mis sueños y esperanzas, y esa palabra, esa temible palabra, que retuerce mi cuerpo y succiona mis sentimientos hacia ti, es amigo.

NOTA: Entre en los zapatos de un personaje ficticio de mi propia mente y trate de expresar sus emociones, su frustración y su desdicha.



Lo que la mente calla¡Lee esta historia GRATIS!