Soy el dios de la destrucción.

1.3K 102 40

Feliz cumpleaños adelantado. Azul. :3


-¡Dos!

Con rapidez dirijo el zarcillo a mi oreja, esperando con todo el alma que este plan salga bien. Sin embargo, a un milisegundo de colocármelo, siento un ki bastante conocido.

Mi sonrisa se ensancha de oreja a oreja. Vegeta estaba aquí.

-¡Uno!

-¡Sí!-grito con euforia y antes de que Majin Boo pudiera hacer algo, tomé a Goku de la mano y lo tele transporte a donde estaba llegando Vegeta.

Ahí estaba, de brazos cruzados, con ambas cejas alzadas de la sorpresa. Lo primero que hice fue saltarle encima y abrazarle por el cuello.

-¡Aquí estas! ¡No sabes lo feliz que estoy!-deposito un beso en la mejilla del príncipe que le hace sonrojar. Al instante siento unas manos en mi cintura que me separan de Vegeta con rapidez. Era Goku.

-Vegeta. Llegaste en el momento indicado.-dice Goku con una media sonrisa. No sabe si estar feliz de que Vegeta esté aquí o enojado por tal escena.- Toma el zarcillo y colócatelo para fusionarnos. Así derrotaremos a Majin Boo.

Vegeta me echa una mirada y alza una ceja.

-¿Qué haces tú aquí?-me pregunta. Yo le sonrío tímida.

-Quise venir a ayudar, pero nadie me deja...-me encojo de hombros. Vegeta sonríe.

-Bueno, es hora de que te vayas. Acabaré con ese monstruo yo solo.

Pongo los ojos en blanco, sí que es egocéntrico.

-Vegeta, es muy fuerte. No podrás.-dice Goku entregándole el zarcillo, pero Vegeta no lo toma.

-Prefiero morir antes que fusionarme contigo.

-Goku tiene razón.-le digo a Vegeta. Éste me mira.- Majin Boo se ha vuelto considerablemente fuerte...

El ki de Majin Boo estaba cerca, estaba volando hacia nosotros. Los tres nos pusimos a la defensiva.

-¡Vegeta!-se queja Goku. Éste no hace caso.

Majin Boo llega con una bola de energía que ambos hombres no pudieron desviar. Así que yo lancé otra bola de energía para alejarla de aquí. Goku me mira sorprendido, pero no por mucho tiempo porque Majin Boo comienza a atacar.

Decido hacerle caso a Goku y quedarme a un lado, si las cosas se alteran, entonces me meteré.

No me había dado cuenta de lo tenso que tengo el cuerpo, todo porque el destino está jugando conmigo y me está llevando a mis últimas... obligándome a caer al abismo y si tengo suerte, Goku estará ahí para atraparme... o me abandonará por haberle ocultado tal secreto.

Suelto un jadeo cuando veo a ambos hombres ser aventados a las piedras.

-¡Vegeta! ¡Por favor!

Vegeta me mira desde abajo, estaba dudando... Hasta ahora no le he pedido algún favor... que no sea subirse a la rueda de la fortuna conmigo, pero esto es algo serio.

No quería, en realidad no quería que usaran esos tontos zarcillos pero, si el supremo anciano se los dio, es por algo. Vegeta suelta un suspiro y comienza a hablar con Goku.

Majin Boo vuela hacia mí e intenta dar el primer golpe pero lo esquivo con facilidad. Éste suelta un gruñido y comienza a dar varios golpes pero yo lo esquivaba. Un destello de luz hizo detenernos. Goku y Vegeta se habían fusionado...

Y yo me quedé sin novio.

Una vez que la luz se apagó, pude observar bien al nuevo personaje...

¿Antes de la creación viene la destrucción? No lo creo. "GokuxKanon"¡Lee esta historia GRATIS!